Lista para el Futuro

  • El programa de formación más extenso en la historia de la compañía
  • Abarca a empleados de todas las disciplinas
  • Preparación para el innovador sistema de producción Opel

Opel está preparando a toda su plantilla de la nueva planta de Rüsselsheim para cumplir las demandas de la fabricación de coches en el Siglo XXI con el mayor programa de formación realizado en la historia de la compañía. Estas medidas, de logística complicada y perfectamente detallada, comenzaron nada más ser tomada en el año 1999 la decisión de realizar esta inversión. La dirección de la planta organizó actos especiales para informar y, al mismo tiempo motivar, a los empleados de cada una de las divisiones. Las nuevas tecnologías de fabricación y los innovadores métodos de producción, que establecerán nuevos estándares de calidad, productividad, seguridad en el trabajo y respeto medioambiental, están pensadas para hacer de Rüsselsheim una planta líder en la industria. Según el Director de la Planta, Michael J. Wolf: “A nuestro equipo se le está ofreciendo la inusual oportunidad de tener una importancia significativa en asegurar su futuro y el de la próxima generación”.

Un Nuevo Comienzo con la Más Avanzada Tecnología

La continua modernización de las plantas y de los métodos de producción no era suficiente para dar el salto adelante en Rüsselsheim, una planta que fue desarrollada a finales del siglo XIX. En los últimos veinte años, General Motors, se ha convertido en una compañía líder en la industria de automoción gracias a una tecnología de fabricación innovadora y a unos métodos “lean” de producción completamente nuevos, que dan mucha más importancia al papel individual de cada empleado. Opel ha tenido gran importancia en este proceso. La Planta de Eisenach (Alemania) inaugurada en 1992 es un claro ejemplo de cómo el eficiente sistema de producción Opel puede ser implantado desde el principio. Normalmente cuando se construye una nueva planta desde cero, a la plantilla se la contrata del mercado de trabajo y se les forma antes de que comience la producción. La situación inicial en Rüsselsheim es diferente, ya que la nueva planta con sus nuevos métodos de producción se construirá sobre la ya existente – manteniendo de forma paralela la fabricación de coches. Esta situación especial en Rüsselsheim, con empleados que llevan muchos años trabajando en la fabricación de coches, ha hecho necesario plantear la formación desde un punto de vista completamente diferente.

Uno de los objetivos de la formación es el familiarizar a la plantilla con las estructuras “lean” de producción y para prepararles para un entorno muy modificado. Una característica de la producción “lean” es la gran participación y la mayor responsabilidad de toda la plantilla comparada con los métodos de fabricación tradicionales. Por estas razones, los métodos de formación deben ser adecuados de forma que se cree la implicación práctica y eficiente en el nuevo ambiente de trabajo.

El Sistema de Producción de Opel Optimizado

La preparación de la plantilla para el aún más avanzado sistema de producción de Opel es una parte integral del proyecto. Para sus responsables esto incluye el desarrollo de la estrategia de formación, ejercitando los contenidos, métodos y aspectos organizativos así como creando las condiciones para que las enseñanzas teóricas puedan ser puestas en práctica directamente. La experiencia y el alto grado de compromiso de los empleados eran factores clave en el éxito de todo el proceso. Estaba claro desde el principio que todos los empleados tomarían parte en el plan de formación. Lo que garantizaría que un nivel estandarizado de formación existiera en toda las divisiones de fabricación.

Con el proceso de producción de Opel y con su principio de “mejora continua”, “estandarización”, “participación de la plantilla”, “calidad desde el primer momento” y “procesos cortos”, la plantilla no tiene que adquirir un perfil distinto. De hecho, ya estaban familiarizados con muchos de los principios y elementos, los cuales – al igual que las estructuras que se mantendrán – fueron implementados en Rüsselsheim hace ya tiempo. Lo que es nuevo para todo el mundo ha sido el acercamiento global al proceso en la forma en la que se aplicará en la nueva planta.

Equipo Interno de Formación: Hablando el Mismo Lenguaje

Un equipo interno de formación con muchos años de experiencia en producción es el responsable de llevar a cabo la formación. La ventaja principal es que hablan “el mismo idioma” que los participantes en las sesiones de formación. Los formadores fueron seleccionados de acuerdo a los requisitos de un perfil específico y especialmente preparados para su nuevo papel. Esta preparación incluyó experiencia en los sistemas de producción en la planta de Eisenach (Alemania). Además, estuvieron muy involucrados en la preparación de los módulos de formación.

El proceso de formación comenzó en 1999, con una fase de orientación de dos meses en las que la dirección de la planta informó a toda la plantilla acerca de las inversiones, el sistema de producción y la formación y sobre la importancia del proyecto para la localidad de Rüsselsheim. Entre marzo y octubre de 2000, un total de 7.400 miembros de la plantilla completaron la primera parte del plan de formación.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario