Las prestigiosas cinco estrellas Euro NCAP Para el Lancia Phedra y el Fiat Ulysse

Lancia Phedra y Fiat Ulysse, los dos monovolúmenes de Fiat Auto, se adjudican las prestigiosas cinco estrellas del European New Car Assesment Program (Euro NCAP) situándose en lo más alto del segmento en el campo de la seguridad. Como es sabido el consorcio independiente, con la ayuda de la Unión Europea y de la F.I.A. (Federación Internacional del Automóvil), desarrolla desde 1997 una serie de test sobre la seguridad de los vehículos y asigna un número de estrellas (desde 1 a 5) en base a los resultados alcanzados.

Las cinco estrellas son un reconocimiento importante que premia sobre todo al gran cuidado que Fiat Auto ha puesto en todos los aspectos ligados a la protección del conductor y de los pasajeros, que desde hace tiempo es parte integrante del proceso que lleva a la definición de la carrocería y de todos los demás componentes de sus vehículos: desde el salpicadero a los asientos, a los sistemas de contención. En el caso del Fiat Ulysse y del Lancia Phedra este trabajo ha dado resultados excelentes y hoy lo confirma la valoración Euro NCAP. Para alcanzarlo los diseñadores han examinado todos los tipos posibles de accidente: golpes frontales, laterales, vuelco choque en cadena e incendio. Se han tenido en consideración además, las distintas velocidades a las que se pueden producir una colisión, los diferentes tipos de obstáculos y la tutela de ocupantes con características físicas muy distintas. Del cuidadoso examen de todos estos parámetros nace un conjunto de soluciones técnicas que hacen del Lancia Phedra y del Fiat Ulysse dos de los vehículos más seguros en todo el segmento.

Una protección total, por tanto, que empieza con todos esos dispositivos dedicados específicamente a la seguridad pasiva y que son de serie en ambos vehículos: dos airbag frontales multistage, dos airbag laterales anteriores, dos window bag, que protegen a los pasajeros laterales las tres filas de asientos. Además Phedra y Ulysse están dotados del sensor de presencia del pasajero en el asiento (para gestionar la activación del airbag en caso de necesidad) y los avisadores acústicos y visuales que señalan los cinturones de seguridad abrochados para los asientos anteriores. Y más: cinturones a tres puntos con pretensores y limitadores de carga (excluidos los asientos centrales de la segunda fila de ambos modelos, y en el central de la tercera fila para el Fiat Ulysse), apoya cabezas regulable en altura y basculantes (anteriores). Sin olvidar el sistema de bloqueo de puertas eléctrico y los enganches Isofix para el transporte con máxima seguridad incluso de los más pequeños. En caso de colisión, como es obvio, son automáticos el desbloqueo de las puertas y la interrupción del flujo de carburante.

Los dos monovolúmenes de Fiat Auto aseguran un comportamiento en carretera constante y previsible, hasta el punto de perdonar posibles errores del conductor y permitir superar sin complicaciones situaciones críticas. En el campo de la seguridad activa el Lancia Phedra y el Fiat Ulysse, además de una instalación frenante con excelentes prestaciones, desenfundad los más sofisticados dispositivos electrónicos para el control del comportamiento dinámico del vehículo: desde la frenada a la tracción.

En ambos Modelos son de serie el ABS con el corrector electrónico de franada EBD (Electronic Brake force Distribution), que regula la acción frenante en el eje posterior de manera tal que impide el bloqueo de las ruedas y garantiza en cualquier condición el pleno control del vehículo. Siempre de serie en ambas gamas el Brake Assistance que asiste en las frenadas de emergencia: en las versiones sin ESP es de tipo mecánico, se encuentra en el interior del servofreno y toma el nombre de MBA (Mechanic Brake Assistance); en los vehículos con ESP, en cambio, es una función desarrollada electrónicamente desde la centralita del ABS y se llama HBA (Hydraulic Brake Assistance).

Para garantizar un mayor control del vehículo, todos los Lancia Phedra están dotados de ESP (Electronic Stability Program) mientras que es de serie en las versiones de Fiat Ulysse equipadas con los propulsores 2.2 JTD y 3.0 24 válvulas (opcional en las demás). El sistema interviene en las condiciones cercanas al límite, cuando se arriesga la estabilidad del vehículo y ayuda al conductor a controlar el vehículo. Además, para limitar el patinado de las ruedas motrices en caso de adherencia reducida, el nuevo modelo dispone de ASR (Anti Slip Regulation), que es de serie en todas las versiones (con ESP). Se trata del sistema para el control automático de la tracción, que funciona a cualquier velocidad e interviene en el par, en función del coeficiente de adherencia obtenido. Cuando, en cambio, en condiciones de baja adherencia se reduce bruscamente la marcha, interviene el MSR (Motor Schleppmoment Regelung) que da par al motor evitando el patinado derivado del bloque de las ruedas.

Muchos y sofisticados dispositivos, por tanto, para la seguridad dinámica de los dos modelos. Para dirigirlos se ha puesto a punto un sofisticado “sistema nervioso inteligente” que está pilotado por una centralita electrónica. Esta última recibe señales provenientes de varios sensores distribuidos en el vehículo y en relación a ellos decide cuántos y cuales aparatos deben activarse:

El Lancia Phedra y el Fiat Ulysse disponen de una instalación especialmente eficaz, que asegura una deceleración rápida y progresiva además de espacios de parada reducidos. Sin contar que en caso de frenada imprevista y prolongada interviene un sistema automático de emergencia que enciende la luz de emergencia (Hazard) advirtiendo rápidamente a los vehículos que le siguen. Según las versiones están disponibles: los antiniebla, lava faros, sensores de lluvia, de aparcamiento y de presión de neumáticos.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario