Las Montesa Impala brillan en el Auto Retro 2011 ( el Moto Club Impala sorprendió con un impresionante stand )

Este año se cumplen los 50 años de la Operación Impala: una aventura que llevó del Ciudad del Cabo a El Cairo a tres unidades de pre-serie de una moto que se convertiría en el modelo más exitoso de Montesa. Recorrer 20.000 km por los caminos de África sirvió para acabar de poner a punto y finalmente para dar nombre a la Impala, que en 1962 entraría en producción.

El Moto Club Impala ha querido conmemorar la efeméride como se merece, y al mismo tiempo dar el pistoletazo de salida al que será el año del cincuentenario de la Impala. Y el salón Auto Retro brindaba el marco idóneo.

Un stand de 140 metros cuadrados ha permitido exponer los tres vehículos protagonistas de la expedición, así como una muestra de cada uno de los modelos de Impala que derivaron de esos tres prototipos a lo largo de veinte años, para acabar con algunas unidades de competición. Una colección llena de joyas, difícil de volver a reunirse, con ejemplares cedidos por la familia Permanyer, el Museu de la Ciència y varios particulares.

Con un diseño innovador, hecho con material reciclable y perfectamente adaptado a la exposición, el stand del Moto Club Impala ha sido de largo el más original y comentado del salón. Los visitantes han destacado el sentido práctico y el buen gusto –cualidades inherentes a la Impala– así como el magnífico ambiente que se ha respirado en su entorno los cuatro días que ha durado la feria.

Y es que no han sido sólo las máquinas las protagonistas. Manuel Maristany, autor del libro “Operación Impala”, presentó la renovada edición de su obra, en compañía de Enrique Vernis, igualmente componente de la expedición. A su alrededor destacaban algunos nombres míticos de los años de competición de la Impala, como J. M. Busquets, los hermanos Jordi y Enric Sirera, Pere Pi, Santi Trias “Panther”, Pepe Benaigues o Josep Coronilla. Y entre los asistentes se podía ver una buena representación de las familias Milá y Permanyer, así como una gran cantidad de apasionados de la Impala, algunos venidos de bastante lejos para la ocasión.

Poco antes, un centenar de Impala en perfecto estado de marcha se habían concentrado en Auto Retro para ir a hacer un almuerzo de bienvenida del cincuentenario, donde se dio la salida simbólica a dos iniciativas: la vuelta a España por relevos en Impala y el homenaje a la Operación Impala, en el que tres impaleros recorrerán con sus Impalas el desierto de Atacama en el encuentro del Dakar 2012. Todo ello, una buena muestra de la salud de que goza esta moto, que llega al medio siglo con el merecido reconocimiento de sus cualidades.

Esta entrada fue publicada en Honda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario