LAS CLAVES DE UNA CUMBRE SOBRE RUEDAS

Una flota de A8 plateados causó sensación en Viena durante la recién celebrada IV Cumbre de la Unión Europea y América Latina / Caribe.

  • De Antigua a Chipre: 155 modelos A8 transportaron a 65 delegacione
  • Recepción en el Hofburg: “Cada minuto aparca un Jefe de Gobierno”

“Zoran” tiene tres años y está muy excitado. Jadeando corre hacia la berlina de lujo plateada, salta dentro del maletero y finalmente inspecciona el motor de 12 cilindros que el capó abierto deja ver. Un hombre con pantalón gris lo persigue, lo elogia y lo anima, indicándole qué parte del vehículo debe examinar. El hombre en cuestión es un cuidador de perros de la policía australiana, y Zoran es un gigatesco schanuzer negro, entrenado para olfatear explosivos. El policía y su amigo canino, realizan una comprobación de seguridad de un Audi A8.

En total, los 155 modelos del buque insignia Audi han estado al servicio de la IV Cumbre de la Unión Europea y América Latina / Caribe que se ha desarrollado del 11 al 13 de mayo de 2006 en Viena. Hemos echado un vistazo entre los bastidores de un gran evento, desde la rutina diaria de los conductores hasta el despliegue de la unidad de élite “Cobra”.

Este ha sido el mayor acontecimiento celebrado durante la Presidencia de Austria del Consejo Europeo. En Viena, la Cumbre Unión Europea ? Latinoamérica / Caribe es considerada como el acontecimiento político más importante desde el Congreso de Viena de 1815. Las 65 delegaciones que participaban en la Cumbre, incluyendo los 60 Jefes de Gobierno con sus Ministros de Asuntos Exteriores, así como los altos mandatarios de la OTAN y la ONU, se reunieron para tratar asuntos políticos.

Una flota de 155 A8L plateados les proporcionó un servicio de transporte exclusivo. De estos 155 vehículos, 55 equipaba un motor de 4.2 litros (8 cilindros y 335 CV), otros 55 motor de 6 litros (12 cilindros y 450 CV) y, por primera vez, 30 de los A8 contaron con un 4.2 TDI (8 cilindros y 325 CV). Además, hubo 15 vehículos A8 blindados para personalidades que requerían una gran seguridad. Junto con 140 Volkswagen Caravelle, se ha convertido en la flota más grande de vehículos de ambas marcas nunca antes juntos en carretera.

Los preparativos de la Cumbre de la Unión Europea y América Latina / Caribe comenzaron ya en junio de 2004. La Ministra de Asuntos Exteriores en ese momento, Dr. Benita Ferrero ? Waldner, hizo las averiguaciones necesarias para saber si Audi AG en Ingolstadt estaría dispuesta a asumir la responsabilidad del servicio de flotas para la Presidencia de Austria del Consejo Europeo en la primera mitad de 2006. Después de todo, Audi goza de las mejores credenciales dentro de la esfera política, ya que desde 1999, la marca proporcionó automóviles para nada menos que siete Presidencias del Consejo, incluída ésta. Un año más tarde el contrato fue firmado con el nuevo Ministro de Asuntos Exteriores, Dr. Ursula Plassnik.

Desde el principio estuvo claro que la Cumbre Unión Europea – América Latina / Caribe fácilmente sería el acontecimiento más grande y que plantearía un enorme desafío en términos de logística, organización y seguridad. 1.500 miembros de seguridad fueron desplegados con motivo de la cumbre, de los cuales 300 oficiales estuvieron encargados de asegurar que los problemas de tráfico fuesen los menores posibles. Las fuerzas restantes eran responsables de la seguridad de la conferencia y de sus participantes. Precisamente, por motivos de seguridad, el área cercana al lugar de la conferencia, las zonas de exposición, el área Heldenplatz delante del Hofburg y Schloss Schönbrunn fueron aisladas, además se instalaron cámaras de vigilancia de vídeo en estas zonas.

Estas son precisamente las áreas en las que la flota de Audi puede destacar. “Nunca antes habíamos tenido que gestionar una flota de estas dimensiones. Esto exige los niveles más altos de disciplina por parte d e todos los implicados”, comenta el Comandante Wolfgang Mayerhofer, Jefe de Tráfico y Transporte de las Fuerzas Armadas Austríacas. Él es el encargado de coordinar el servicio entero de flotas para la cumbre y de su tropa de alrededor de 260 conductores, de los cuales no todos son oficiales de las Fuerzas Armadas Austríacas.

Estos oficiales han sido instruídos en características de conducción y en la tecnología del Audi A8 durante un intensivo programa de entrenamiento sobre seguridad y conducción celebrado en noviembre y diciembre del pasado año y en febrero de este año. En estas jornadas se puso un especial énfasis en la conducción del vehículo y la reacción más conveniente en situaciones críticas.

Los conductores militares llevaron el uniforme de gala durante el servicio y tuvieron órdenes muy claras. Mayerhofer: “Nuestros conductores han sido instruídos para comportarse pasivamente. Ellos no deben iniciar la conversación. Si el pasajero deseara entablar conversación, ellos, desde luego, deben proporcionarles la información”. Esto también se aplica a los detalles técnicos del A8. Después de todo, los conductores están en la misma línea que los embajadores de la marca Audi.

Los conductores se han estado preparando para su tarea en numerosas reuniones informativas, por ejemplo, en los cuarteles de María Theresien en Viena, donde se guardaban la mayoría de los coches de la flota. Las comprobaciones de seguridad en los coches fueron realizadas aquí también. La flota entera de coches fue revisada por perros rastreadores de explosivos, como Zoran.

Willibald Berenda, el jefe de la Brigada Anti Explosivos de la Oficina de Policía Federal Criminal Austríaca explica: “queremos eliminar cualquier riesgo. Además de los perros rastreadores, también se utiliza la tecnología endoscópica y de rayos X”

“Nuestros expertos en explosivos examinan cada coche minuciosamente, usando espejos y lámparas. Este examen dura aproximadamente 30 minutos por coche. Es la principal tarea si consideramos que hay casi 300 vehículos para examinar. La seguridad de nuestros invitados es nuestra principal prioridad”. Y sin embargo, esto es sólo una pequeña muestra de todas las precauciones que se toman: los especialistas en ropa protectora protegen los coches con aparatos para medir las sustancias peligrosas radiactivas o químicas.

La rutina diaria de los conductores está determinada por diversos factores. Christian Janisch es sargento en el ejército y dirige al segundo pelotón de conductores. Para él esto implica la coordinación de 104 chóferes y 52 convoys para las delegaciones internacionales que vienen de lugares tan lejanos como Trinidad y Tobago, Finlandia o Paraguay. Cada convoy generalmente consiste en una escolta de policía en motocicleta, el piloto del convoy, dos Audi A8 y dos Volkswagen Caravelles. En casos especiales de seguridad, el coche piloto es seguido de un A8 blindado y un vehículo adicional de seguridad.

Durante el acto, Janisch repite a sus hombres una y otra vez: “Todo tiene que ser absolutamente perfecto. Tenemos un total de 65 delegaciones. Cuando lleguemos a los eventos de gala en el Hofburg y Schloss Schönbrunn, tendremos exactamente 65 minutos a nuestra disposición. Esto significa que cada minuto tendremos que hacer subir a un Jefe de Gobierno”.

Los 200 oficiales del destacamento de fuerza especial Cobra (el equivalente austríaco del GSG9) desplazado ex profeso a la cumbre, tiene una tarea muy importante. Los miembros de esta unidad de élite, responsables de los asuntos de seguridad personal y anti ? terrorismo, son los encargados de conducir los vehículos A8 de alta seguridad. “Coches blindados como el A8 son indispensables para nuestra tarea. Sólo podemos transportar seguros a nuestros pasajeros en esos coches”, comenta el Teniente Coronel Detlef Polay, de Cobra.

Los 15 A8 blindados son estacionados en zonas de alta seguridad Cobra cerca de la ciudad de Wiener Neustadt, a aproximadamente 45 kilómetros de Viena. Aquí los oficiales, conductores entrenados profesionalmente, se familiarizan una vez más con los detalles especiales de sus coches.

Sin embargo, Polay y su destacamento de fuerza no quieren ocupar un lugar destacado. Polay: “Incluso si todo suena realmente espectacular cuando aparece la unidad Cobra, hay más gente implicada además de nosotros”. El éxito de la Cumbre Unión Europea y Latinoamérica / Caribe también depende de muchos de nuestros colegas, de la policía y del ejército”. Y hasta cierto punto también de la flota de Audi A8.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario