Lancia Y Elefantino, Lancia Y 1.2 16v

Un éxito que deriva del prestigio para el Lancia Y, que durante su primer año de comercialización totalizó casi 80.000 ventas. De hecho, el coche se ha impuesto con autoridad en la parte alta del segmento B, entre los clientes que han sabido apreciar la capacidad del modelo de ofrecer en tres metros 70 centímetros todos los elementos que suelen reservarse a coches de dimensiones y nivel superiores.

Sintiéndose seguro por esta consolidación, y con la firme intención de consolidar la posición de mercado alcanzada, el Lancia Y afronta el año 1997 con una gama renovada, que por un lado se enriquece con un nuevo e importante contenido técnico y por el otro se extiende gracias a la comercialización de dos nuevas versiones.

Los puntos de fuerza de los nuevos Lancia Y son tres:

  • una versión 1.2 16v dotada de un inédito motor Fire de 1242 cc de 16 válvulas, que gracias a las brillantes prestaciones, a una gran flexibilidad y a los bajos consumos combina los rasgos de un temperamento brioso con las características básicas de sofisticación y elegancia del modelo;
  • una versión dedicada a los jóvenes y por lo tanto adecuada a las necesidades de este segmento de clientela tanto en el estilo interior y exterior, como en la motorización (1.1 Fire) que ofrece unos costes de funcionamiento ajustados. El coche se identifica con un símbolo famoso en la historia Lancia: el elefante azul;
  • para el mercado italiano, el enriquecimiento de los equipamientos ya conocidos que se completan con la oferta de la servodirección de serie para el Lancia Y LE y de las luces antiniebla para el LS y el LX.Se trata de mejoras importantes. De hecho, gracias a la versión “Elefantino blu” el Lancia Y confirma su vocación de coche joven y anticonvencional, capaz de adelantarse a la demanda del público, marcando él mismo tendencia. Mientras que con el “1.2 16v” equipado con el primer motor Fire de 16 válvulas, Lancia interpreta una vez más su tradicional papel de abanderado de la innovación tecnológica dentro del Grupo. Desde el punto de vista comercial, las novedades de la gama 97 refuerzan la imagen y la potencialidad del modelo. Durante su primer año de vida, el Lancia Y logró ampliamente los objetivos de venta establecidos, dominando la parte alta del segmento B, con satisfacción de los clientes más exigentes, a los que se dirigía el modelo en el momento de su lanzamiento.

    Ahora, con la adopción del motor 1.2 16v, el Lancia Y se enriquece con una tecnología adicional y por lo tanto refuerza su posición en este segmento de mercado. Simultáneamente, amplía su oferta dirigiéndose a los automovilistas más jóvenes, que ven en el nuevo Lancia Y “Elefantino blu” un coche con las características de sofisticación, confort, seguridad y exclusividad de siempre, pero con una imagen más ágil y desenfadada y con un coste de funcionamiento más bajo.
    Por lo tanto, para el cliente aumenta la posibilidad de elegir: cuatro motores, tres tipos de cambio, cuatro equipamientos, 24 opcionales, cuatro tipos de tapizado en 17 colores y 113 colores de carrocería. Muchas opciones que garantizan a cada cual la posibilidad de tener no sólo un Lancia Y, sino el Lancia Y más adecuado a sus necesidades y a su gusto.

    Por otra parte, quienes compran un Lancia Y, desean distinguirse y disponer de un coche de tamaño compacto, pero con equipamientos completos. Lo demuestran las preferencias de los clientes que siete veces de cada diez solicitan los equipamientos más completos: LS (55 por ciento) y LX (15 por ciento).

    En el 80 por ciento de los casos, la cilindrada elegida es el 1.2, respecto al 20 por ciento del 1.4.

    En cualquier caso, según las estadísticas, la mayoría de los compradores del Lancia Y (55%) son hombres, encontrándose entre los clientes más satisfechos de este segmento de mercado. Las características del producto que contribuyen más a este resultado son la línea y los acabados del coche.

    Lancia Y también significa “Kaleidos”, el opcional que ha hecho del modelo Lancia el primer coche del mundo de gran serie, ofreciéndose en más de cien colores de carrocería. Apreciada de inmediato por el público, esta oportunidad de personalizar al máximo el coche sigue siendo solicitada por un buen número de clientes que en la paleta de Kaleidos eligen principalmente los matices del rojo, del amarillo y del azul oscuro. Por lo tanto, el Lancia Y despierta interés y simpatía por su estilo totalmente original, pero conquista por la riqueza de su equipamiento, por los acabados cuidados, por el confort, las prestaciones y la seguridad que sabe ofrecer

    La gama 97 del Lancia Y se comercializará en Italia a partir del próximo 5 de abril y a continuación, también en abril, en Francia, Bélgica y Portugal y durante el mes siguiente seguirán todos los demás países europeos.

    Nuevo brioso motor 1.2 de 16 válvulas

    En 1985, le tocó a Lancia la tarea de montar en el Y10 el primer motor de la familia Fire. Actualmente – confirmando su misión, que desde siempre es la de aportar innovación tecnológica – Lancia ofrece el primer motor Fire de 1242 cc de 16 válvulas, un propulsor que representa la respuesta de la tecnología italiana a la demanda de la clientela en este segmento de mercado. Una pregunta que concierne al incremento de las prestaciones y del confort de marcha, a la mejora de la economía de explotación y a la reducción del impacto medioambiental.
    Para conciliar estas necesidades, que a veces se contraponen, los proyectistas de Lancia han rediseñado completamente la culata y los colectores de admisión y de escape del propulsor 1.2 de 8 válvulas, realizando importantes modificaciones como el refuerzo de la bancada y la reducción de las masas alternas.

    El resultado de estos cambios radicales es un propulsor nuevo, de 16 válvulas, que entre sus mejores dotes incluye una excelente velocidad máxima, una aceleración briosa que permite adelantar con seguridad así como una buena soltura en el tráfico y una gran flexibilidad. A esta última característica, en especial, se debe el gran placer de conducir, que el Lancia Y 1.2 16v asegura desde los primeros kilómetros, pues responde inmediatamente en cualquier situación y con un completo dominio del vehículo.

    Las principales características técnicas del nuevo motor son:

  • la culata de doble bloque muy compacta, con la misma dimensión exterior que la del motor 8v original, favoreciendo tanto las prestaciones del motor, como el espacio que deja libre en el alojamiento del motor;
  • un ángulo muy reducido (20º) entre las válvulas, cámaras de combustión compactas y tubos de admisión rediseñados, a los que se debe el alto rendimiento fluidodinámico del motor. A este respecto, basta con decir que respecto al propulsor original, el nuevo 1.2 16v registra un incremento del 15 por ciento de la potencia máxima, con una reducción simultánea de los consumos específicos;
  • la sobreculata monolítica no lleva la tradicional tapa de los taquets.
  • Esta característica se ha obtenido gracias a un sistema moderno de fundición que ha permitido realizar sin ningún tipo de mecanizado el complejo canal de alimentación del aceite destinado a lubrificar los árboles de distribución y los taquets;
  • el tensor automático de la correa de la distribución, que contribuye a mantener la máxima eficacia del motor.Para el cliente todo esto significa disponer de un motor brioso que aun manteniendo en el Lancia Y las grandes dotes de confort apreciadas por la clientela, añade ahora unas prestaciones brillantes a cualquier número de revoluciones y una conducción especialmente agradable en cualquier situación.

    El Lancia Y va equipado con el propulsor 1.2 16v y dispone de una potencia máxima de 86 CV (63 kW) a 6000 r.p.m. y de un par máximo de 11,5 mkg (113 Nm) a 4500 r.p.m., el 90 por ciento del cual ya se aprovecha a 2500 r.p.m. Alcanza una velocidad máxima de 177 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos y recorre el kilómetro con salida parada en 32,9 segundos.

    Unas prestaciones excelentes, a las que les acompañan unos consumos indiscutiblemente bajos: con un litro de gasolina el Lancia Y 1.2 16v recorre casi 20 kilómetros (19,6) a una velocidad de 90 km/h. Los consumos registrados según la antigua normativa son: 5,1 l/100 km a 90 km/h; 6,9 l/100 km a 120 km/h y 7,9 l/100 km en el ciclo urbano. Los consumos calculados con la norma CE 93/116 más reciente son: 5,1 l/100 km en el recorrido interurbano, 6,6 l/100 km en el recorrido mixto y 9,2 l/100 km en el ciclo urbano.

    El propulsor 1.2 16v se reserva a los equipamientos LS y LX, mientras que el Fire 1.2 SPI de 60 CV seguirá ofreciéndose para las versiones LE y LS.

    Lancia Y Elefantino: dedicado a los jóvenes

    El símbolo que lo distingue es el elefante que corre, simpático, de la buena suerte, y desde hace tiempo vinculado a la tradición de la Marca: un elefante azul ágil y cautivador como el estilo del coche.

    Por la parte exterior el coche se reconoce por la rejilla del radiador pintada del color del coche y por los inéditos tapacubos de las ruedas, además del símbolo del elefante. Tres de los seis colores de la carrocería son nuevos y dedicados exclusivamente a esta versión: Azul Metro, Rojo Tiziano y Amarillo Trópicos. Estos colores hablan de soltura, de alegría, de ganas de distinguirse.

    En el habitáculo, combinados con gusto con los colores de la carrocería, otros muchos colores alegres para los tapizados, que se ofrecen en dos colores para diferenciar el asiento y el respaldo de las franjas de sujeción. Y además un toque “high tech” en la consola central y en la instrumentación que son de color titanio. El Lancia Y “Elefantino blu” hereda todas las características de excelencia (seguridad, confort, sofisticación, etc.) del modelo, reinterpretándolas con un gusto más joven. El equipamiento de serie es completo e incluye entre otras cosas: elevalunas eléctricos delanteros, cinturones de seguridad delanteros regulables en altura con pretensor, mando de apertura del maletero desde el interior del coche, sistema de seguridad anti-incendio FPS y llantas de 14″.

    El Lancia Y “Elefantino blu” une a esta imagen joven, un motor Fire 1.1 (54 CV) capaz de garantizar un buen temperamento, además de unos bajos costes de funcionamiento (consumo, seguro, impuesto de circulación, impuestos adicionales en función de la cilindrada, etc.).

    Pequeño amuleto, símbolo de fidelidad, estima y simpatía, el elefante marca de forma discreta los montantes centrales y, en el habitáculo, la consola central, donde sustituye la sigla del equipamiento.

    El factor principal de la decisión de realizar el Lancia Y “Elefantino blu” es una estrategia que se basa en el análisis de los resultados conseguidos en 1996.

    Por ejemplo, echemos un vistazo al segmento B del mercado italiano y en especial a los volúmenes vendidos en el área de los coches de tres puertas de gasolina en la que se sitúa el modelo Lancia. En este segmento de mercado el Lancia Y conquistó una cuota del 15 por ciento.

    Un resultado excelente, sobre todo si se considera que, por sus características, el coche hasta ahora se ha dirigido principalmente a los compradores de la parte alta del segmento. En realidad, desde que debutó en el mercado, el Lancia Y ha atraido el interés de la clientela más exigente y elitista del segmento B. Y no por casualidad. Éste era el segmento de usuarios para los que Lancia había querido construir un modelo con una línea totalmente única en el panorama estilístico actual, un coche que no sólo fuera un utilitario de lujo, sino un verdadero “pequeño buque insignia”, dotado – a pesar de las dimensiones reducidas – de todas las características de distinción, confort, conducción agradable y seguridad que normalmente sólo se espera de un coche más grande.
    El Lancia Y ha alcanzado plenamente su objetivo comercial, conquistando el tipo de público para el que se había concebido. Entre los clientes del modelo hay muchos empresarios, ejecutivos y profesionales liberales (el doble respecto a la media del segmento) y esto explica porqué el modelo ha conquistado una cuota de mercado del 17 por ciento (segmento B, coches de 3 puertas de gasolina) entre quienes tienen más de 35 años.

    Ahora, con la versión “Elefantino blu”, Lancia desea extender a la clientela más joven la posibilidad de comprar un modelo que permite distinguirse conduciendo un coche con una línea y personalidad únicas.

    Así ha nacido este Lancia Y con un estilo cautivador y ágil, capaz de ofrecer buenas prestaciones – y por lo tanto más adecuado para un público joven – tanto por el precio de compra, como sobre todo por el de gestión.

  • Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

    Deja un comentario