LANCIA LYBRA

Se llama Lybra el nuevo coche Lancia de clase media que se comercializará a partir de septiembre. El nombre propone reminiscencias del “clásico estilo griego” en la forma y en el sonido y transmite la imagen de un coche elegante y con una tecnología moderna, equilibrada y de grandes prestaciones, ideal para un público moderno y sofisticado.

De hecho, el nuevo modelo Lancia reinterpreta los valores de la tradición en vista de la nueva filosofía proyectual, en cuyo centro están el hombre y su “bienestar” a bordo del coche.

Construyéndose en la planta de Rivalta, cerca de Turín, el Lancia Lybra se comercializará desde su lanzamiento tanto en versión berlina como Station Wagon. El coche tiene 4,46 m de largo y 1,74 m de ancho. Tiene un estilo equilibrado y muy personal, una línea fluida y armoniosa, clásica y moderna al mismo tiempo, que lo hace digno heredero de los míticos Lancia de antaño.

Un coche de prestigio que no olvida la lección del pasado, en resumen, sino que se proyecta con decisión hacia el futuro. No es una casualidad que el Lancia Lybra sea el primer coche de la marca en proponer algunas soluciones adelantadas por el concept-car Dialogos, con el que Lancia ha definido sus programas para el tercer milenio.

En el habitáculo amplio, silencioso y ergonómico del Lancia Lybra el mañana “biodinámico” de los coches de élite ya está presente: con lo mejor de la tecnología que se encuentra actualmente, utilizado en función del confort y de la calidad de la vida a bordo.

Todas las condiciones visuales, acústicas y climatológicas transmiten percepciones agradables y relajantes. El Lancia Lybra, único en el segmento D, adopta un climatizador “dual-zone”, con recirculación automática controlada por el sensor de contaminación.
Que significa poder regular la temperatura alrededor del conductor y de quienes están al lado de él de dos formas distintas y respirar siempre aire limpio. El sistema audio HiFi Bose – realizado expresamente para el nuevo modelo por la homónima empresa americana, líder mundial del sector y que se ofrece de serie en el equipamiento LX – tiene una potencia total de 200 vatios y garantiza una calidad de escucha impecable a cada pasajero y en cualquier condición de marcha.
Por último, las luces son temporizadas y dotadas de un dispositivo de encendido y de apagado progresivos.

Pero confort también significa facilidad y placer de conducir. Por eso se monta la suspensión capaz de reducir las vibraciones que proceden del firme y garantizar la máxima maniobrabilidad en todos los terrenos. La delantera es Mc Pherson moderna y en cambio la trasera adopta un esquema de nueva concepción de Brazos Longitudinales Guiados (BLG). Por último, se ofrecen dos cambios: uno manual y otro automático de control electrónico autoadaptador que también puede funcionar manualmente.

Hay cinco propulsores flexibles y potentes que garantizan al coche una gran facilidad de manejo, un temperamento brillante y consumos ajustados. Tres son de gasolina: el 1.6 16v Torque de 103 CV (76 kW), el 1.8 16v de 131 CV (96 kW) y el 2.0 20v de 155 CV (114 kW) que también se ofrece con cambio automático. Y dos turbodiesel que representan lo mejor de la tecnología actual: se trata del 1.9 JTD de 105 CV (77 kW) y del 2.4 JTD de 134 CV (98 kW) ambos de inyección directa de tipo “Common rail”

El Lancia Lybra ofrece dos equipamientos, ambos ricos y completos, como corresponde a un coche en el que la clase es de serie. Por eso, un gran número de equipamientos, especialmente los de seguridad: cuatro airbags (conductor, pasajero y laterales), ABS con corrector electrónico de frenado, sistema de frenos de cuatro discos de gran diámetro, cinturones de doble fijación al asiento con pretensores y limitadores de carga. Y además, tercer reposacabezas (escamoteable) y cinturón con enrollador para el asiento trasero central. Entre el contenido de serie más innovador cabe citar el display multifuncional de color integrado en el salpicadero que o controla el navegador vía satélite, el teléfono móvil, el radiocassette, el trip computer, el check de los sistemas del coche y el reloj.

Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario