LANCIA EN EL SALÓN INTERNACIONAL DE PARÍS 2010

Lancia vuelve al Salón Internacional de París con los modelos Delta, Ypsilon y Musa – vehículos de prestigio que representan, de la mejor manera, la elegancia europea – que desfilan por la pasarela francesa junto con algunos vehículos Chrysler (Grand Voyager Limited Black y 300C Walter P. Chrysler) en señal de la consolidada alianza.

Después del debut en el Salón de Ginebra, las dos marcas se presentan en París unidas la una a la otra en un área de exposición que, alejándose de los esquemas tradicionales, propone una concepción de stand con los tonos más simbólicos. Además, la alianza Lancia-Chrysler tiene características fuertes especialmente en el plano simbólico: hablamos, de hecho, de dos marcas que son parte de la historia del automóvil de un lado y otro del océano y que ahora se compenetran como dos piezas de un rompecabezas que, al unirse, “adquieren” en una nueva entidad, una especie de héroe moderno de dos mundos que tiene y tendrá muchas cosas nuevas que decir.

Nace entonces un equipamiento único donde la citación gráfica del juego del rompecabezas se une a tonos y halagos de la moda más contemporánea. En la imponente pared de fondo surge de la combinación perfecta de teselas enormes en las cuales destacan las imágenes de las dos marcas, una fusión simbólica entre Lancia y Chrysler de acuerdo con los valores que comparten: de la elegancia a la innovación tecnológica; de la historia centenaria a la voluntad de alcanzar la excelencia en un futuro. Incluso el suelo del stand retoma el tema del rompecabezas como expresión de la unión entre las dos marcas como demuestran también las dos grandes plataformas en forma de tesela que hospedan de un lado al Lancia Delta junto con el Chrysler 300C y del otro el Chrysler Grand Voyager al lado del Lancia Musa. En este contexto, el visitante será un elemento fundamental de la composición: de hecho, gracias a un juego de espejos y cámaras, las imágenes del público se “transforman” en teselas que completarán el rompecabezas del stand.

En París los principales protagonistas del stand son el Musa y el Ypsilon GPL que debutan con las nuevas motorizaciones homologadas Euro 5 de doble alimentación (GLP y gasolina) y marcan el comienzo de su comercialización en Francia tras el éxito obtenido en Italia. Espacio también para el Delta MultiAir con carrocería Hard Black que destaca la capacidad de Lancia de confluir en un único objeto la excelencia tecnológica del nuevo propulsor y la exclusividad de la pintura negra opaca.

Cabe destacar que la oferta de GLP Euro 5 de Ypsilon y Musa confirma la constante atención de Lancia Automobiles por las temáticas medioambientales a través de la búsqueda y del desarrollo de soluciones concretas al alcance de todos y disponibles hoy (el GLP es un combustible “limpio”, económico y muy disponible). Además, esta especial oferta de Lancia responde de manera puntual a una demanda en constante crecimiento en toda Europa. Aunque actualmente la mayor parte de los vehículos que circulan alimentados con GLP han sido transformados con instalaciones posventa, Lancia ha escogido entrar en este sector con un sistema diseñado, fabricado y garantizado por la misma marca y comercializado mediante la red normal de venta.

En representación de este compromiso continuo, en el Salón están expuestos un Ypsilon “ELLE” y un Musa “5th Avenue”. Esta última versión, nacida del showcar presentado en el Salón de Ginebra 2010, es una primicia mundial que tiene como objetivo llevar las sensaciones de la alta joyería a un vehículo mediante la utilización de materiales preciosos en el interior y colores “atemporales” en el exterior. Como demuestra el Musa “5th Avenue” en exhibición que propone un aspecto bicolor (blanco Angelical y techo negro) con asientos y salpicadero en piel Poltrona Frau® de color marfil. Todo con el lema “Lancia Musa. La City Limousine. La elegancia es la única belleza que no se marchita nunca”.

El Ypsilon “ELLE” alimentado con GLP/gasolina también tiene un gran protagonismo. Producida en edición limitada y comercializada en los principales mercados europeos, la serie especial nace de la colaboración entre la marca y ELLE, un emblema de feminidad y modernidad que crea e impone para cada temporada una amplia gama de prendas de vestir y accesorios para las mujeres. Por otro lado, en los días dedicados al público, se presentará un segundo Ypsilon “ELLE” equipado con el nuevo 1.2 de 69 CV, con homologación Euro 5, que registra un nivel reducido de emisiones de CO2: sólo 114 g/km.

Junto con estos ejemplares originales no podía faltar el Lancia Delta que en el Salón está presente en dos versiones: un Platino 1.6 Multijet de 120 CV DPF Selectronic y un “Hard Black” 1.4 MultiAir de 140 CV S&S. Precisamente, este vehículo lleva al debut mundial el novísimo propulsor 1.4 MultiAir Turbo 140 CV Euro 5 y el sistema Start&Stop de serie. Se trata de uno de los mejores motores de gasolina del mundo en la relación emisiones/potencia (sólo 132 g/km en el ciclo mixto), además de ser el mejor de su categoría en materia de consumos y disponibilidad de par en la correspondiente franja de potencia: 5,7 l/100 km en el ciclo mixto y par máximo de 230 Nm a 1750 r.p.m.Además, la serie especial “Hard Black” se caracteriza por algunas novedades estéticas importantes y de producto, entre las cuales destaca una especial carrocería negra con tratamiento opaco: es el primer vehículo de serie no limitado que puede presumir de esta pintura exclusiva que necesita un largo proceso de trabajo (más de 4 horas por coche). Por lo demás, desde siempre, para el modelo Delta, los colores no son sólo una cuestión estética, sino parte integrante de una filosofía de producto que tiene entre sus elementos constitutivos elegancia, glamour, personalidad, estilo y la máxima posibilidad de personalización.

Espacio también para un Lancia Delta Platino equipado con el 1.6 Multijet de 120 CV, con DPF de serie, combinado con el cambio automático Selectronic. Se trata de una de las versiones más vendidas en Europa, sobre todo en Francia, además de contar con el nivel más bajo de emisiones de CO2 de toda la gama Delta: apenas 120 g/km, un valor que le permite beneficiarse de los incentivos medioambientales del mismo país que alberga el Salón Mundial del Automóvil. Este ejemplar se distingue por una carrocería bicolor (blanca con techo negro) y por los interiores en piel Pelle&Alcantara® beige, una prestigiosa característica que desde siempre identifica a un vehículo Lancia.

La exposición parisina concluye con dos ejemplares Chrysler: un Grand Voyager Limited Black y un 300C Walter P. Chrysler. El primer automóvil es la auténtica expresión de la “stress-free experience” de la marca americana, un automóvil innovador que ha revolucionado la movilidad americana al crear en 1983 el sector de las minivans y convertirse en el punto de referencia. Con 13 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo y con sus 5,14 metros de longitud, que lo convierten en el monovolumen más grande del mercado, el Chrysler Grand Voyager se afirma como líder en el sector por confort, versatilidad y placer de conducción. El ejemplar expuesto en el Salón está equipado con el 2.8 CRD, que suministra 163 CV de potencia y 360 Nm de par y está combinado con el cambio automático de seis velocidades.

El segundo vehículo es un Chrysler 300C, la berlina de fuerte personalidad estilística que comparte los elementos fundadores del ADN Lancia. En París, el modelo está presente con la serie especial Walter P. Chrysler – que rinde homenaje al fundador histórico de la casa automovilística americana – equipada con el potente V6 3.0 turbodiesel common-rail (218 CV de potencia a 4.000 r.p.m. y 510 Nm de par máximo entre 1.600 y 2.800 r.p.m.) combinado con el cambio automático de cinco marchas. Esto le permite alcanzar una velocidad máxima de 230 km/h.

Por último, a través de la distribución de material informativo y de la preparación de algunos tótems personalizados en el stand, el público podrá conocer los productos de FGA Capital,sociedad financiera (joint venture Fiat Group Automobiles y Crédit Agricole) especializada en el sector automovilístico. La sociedad opera en Italia y en Europa con una única misión:apoyar las ventas de los vehículos de todas las marcas Fiat Group Automobiles y Chrysler a través de productos financieros innovadores que incluyen servicios de gran valor añadido dedicados a la red de los concesionarios, a los clientes privados y a las empresas.

Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario