Lancia en el 67º Salòn del Automòvil de Ginebra

El 67º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra ofrece a Lancia la ocasión de consolidar, ante la prensa internacional y el gran público, los valores característicos y prestigiosos de su producción que, el año pasado, en el mercado helvético hizo registrar un incremento de las ventas del 40,4 por ciento, sobre todo gracias a la llegada del Lancia Y y del Lancia k.

Unos coches realizados para distinguirse con discreción, con capacidad de combinar prestaciones, tecnología y confort, los Lancia de hoy son el emblema de una Marca que sigue en la tradición del “Granturismo” interpretándolo en función de las tendencias más recientes del gusto y de la demanda. Lancia posee una gama que evoluciona constantemente: del Lancia Y, al Lancia Delta, y por el Lancia Dedra, y el monovolumen Lancia Z MPV y el Lancia k berlina y SW, hasta llegar al Lancia k Coupé que se comercializará próximamente.

Los coches de Lancia son productos dinámicos, dedicados a automovilistas sofisticados, sensibles y maduros a la hora de elegir y por tanto equilibrados, pero sobre todo coherentes con un estilo de vida que indiscutiblemente se refleja también a la hora de conducir. Es decir, unos automóviles que “no dejan de crecer nunca” tanto por su contenido técnico y estético como por proponer una interpretación del producto que es la deseada, buscada e indiscutiblemente lograda durante los 90 años de historia de la Marca: un conjunto de estilo, exclusividad y valor al distinguirse.

En el centro de la atención del stand Lancia del 67º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra se encuentra el Lancia k Coupé, un coche que se propone como la interpretación más pura del sofisticado concepto del “Granturismo”.

Junto a este coupé aparece toda la gama de la Marca, es decir: los Lancia Y que saben conjugar anticonformismo y sofisticación, los Lancia Delta y Dedra, el Lancia Z y los Lancia k berlina y SW.

Y además, para demostrar que para Lancia la innovación es un sinónimo de tecnología sofisticada, llega en un Lancia k berlina el Route Planner, un moderno sistema electrónico de navegación. El Route Planner, que los clientes Lancia encontrarán en la Lineaccessori, permite llegar a cualquier destino de la forma más rápida y segura, y prácticamente funciona como una especie de copiloto informático que en cualquier momento puede poner al día al conductor sobre la posición del coche y la carretera que le conviene elegir, indicándola también en un mapa electrónico.

En el stand Lancia también se puede acceder a Internet en un viaje informático hacia el website de Lancia, que ya funciona desde hace más de un año en el ámbito de este especial y moderno sistema multimedia.

Lancia k Coupé

En el centro de la atención se encuentra en el stand de Lancia el fascinante Lancia k Coupé que se comercializará próximamente. El modelo se propone como la interpretación más pura del concepto de “Granturismo” con una discreción sofisticada pero también con una gran personalidad.

Motores de grandes prestaciones, máximo confort, seguridad total, un solo equipamiento sumamente rico, unas soluciones estilísticas y una tecnología de vanguardia son algunas de las peculiaridades del Lancia k Coupé que se observan a simple vista. Una línea moderna pero que no desdeña la evocación de los estilemas clásicos de la Marca, como las elegantes aletas traseras muy poco evidentes y que recuerdan expresamente la inolvidable personalidad del Flaminia.

El Lancia k Coupé es más corto que la berlina: una consecuencia de la reducción de su distancia entre ejes (12 centímetros) que hace de él un coche más manejable y compacto. La altura también se ha reducido para ofrecer al Lancia k Coupé un aspecto agresivo y comunicar visualmente, una de sus principales características: excelente estabilidad y agarre a la carretera.

Los motores son los propulsores más potentes de la berlina:

    – 2.4 cinco cilindros 20v con cambio mecánico de 175 CV
    – 3.0 V6 24v con cambio automático de control electrónico de 204 CV
    – 2.0 cuatro cilindros turbo 16v turbo de 205 CV.

Se ofrece un solo equipamiento, aún más rico respecto al LX de la berlina. Al equipamiento de serie también se añade una serie importante de opcionales que permiten al cliente personalizar al máximo el coche. Se trata del techo practicable de mando eléctrico, de los tapizados de piel ofrecidos por el opcional “Kaleidos leather by Poltrona Frau”, de la alarma antirrobo, del radiocassette con lector CD, de la pre-instalación del teléfono celular y del Servotronic (este último de serie en la versión 3.0 con cambio automático).

Entre los rasgos estilísticos y funcionales que caracterizan al Lancia k Coupé se encuentran las puertas con cristales a la vista es decir sin marco. Una solución sofisticada pero tradicional para el diseño de este tipo de coches, que en el Lancia k Coupé además del resultado estético garantiza también un excelente confort. De hecho, cuando se cierra una puerta, el cristal sube algunos milímetros, comprimiendo la junta y logrando así una estanqueidad perfecta.

Por el contrario, cuando se levanta la manilla, se baja el cristal pudiéndose abrir la puerta. En el habitáculo del Lancia k Coupé además de un cuidado meticuloso por los detalles y de un ambiente sumamente distinguido y elegante, también se han aportado una serie de mejoras para aumentar el confort de los pasajeros. Demos un ejemplo: el asiento eléctrico delantero, una vez que se ha desenganchado, se mueve automáticamente hacia adelante para ofrecer una acceso más cómodo a los asientos de atrás y después vuelve a la posición seleccionada anteriormente.

Además del azul Lancia se ofrecen seis nuevos colores metalescentes para el Lancia k Coupé, mientras que para los tapizados existen cuatro variantes de color para el Alcantara de serie.

En cuestión de tapizados de piel Poltrona Frau cabe recordar que para el Lancia k Coupé se ofrece, y se expone en Ginebra como estreno mundial, el opcional “Kaleidos leather by Poltrona Frau”. Parecido al Kaleidos de los colores de la carrocería del Lancia Y, el “Kaleidos leather” da la posibilidad al cliente de elegir los tapizados de su coche entre 12 distintas posibilidades de color.

En el 67º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra se exponen dos Lancia k Coupé, uno con motorización 3.0 con cambio automático y el otro con propulsor 2.4 cinco cilindros equipado con algunos de los numerosos accesorios de la gama Lineaccessori Lancia.

Lancia Dedra

Tradicionalmente sobrio y elegante, el Lancia Dedra berlina y SW se enriqueció hace un año con una gama nueva de motores. Hoy las dos versiones de carrocería del “mediano” Lancia adoptan unos propulsores con una potencia superior, una mejor fluidez, pares más altos, consumos más ajustados y un funcionamiento más silencioso. El mantenimiento es más sencillo y más económico y asimismo se han reducido las emisiones.

En Ginebra se expone un Dedra 1.8 SW LX como “símbolo” de toda la gama de un modelo que en carrocería berlina o SW, recoge el favor de automovilístas muy preocupados por las cualidades de “contenido”, estilo y maniobrabilidad típicas del Lancia Dedra. Con un rico equipamiento, el Lancia Dedra SW 1.8 LX que puede verse en el Salón monta el motor 1.8 16v VVT de 130 CV que ofrece una velocidad de 196 km/h (203 para la berlina).

Lancia Y: el éxito de lo “anticonvencional”

A poco más de un año de su debut (enero de 1996) sigue el éxito del Lancia Y que hasta ahora tiene en su haber 120 mil pedidos de los concesionarios, el 30 por ciento de los cuales en el extranjero. Para el primer “buque insignia compacto” de la historia Lancia, por parte de los automovilistas se ha tratado de amor a primera vista. Por otra parte, un coche que va “más allá de lo habitual” para proponer un nuevo estilo y romper los esquemas del diseño contemporáneo, tenía que disfrutar por fuerza de la aceptación del público.

Una línea audaz y anticonvencional, destinada a quienes no desean un coche “cualquiera”, el Lancia Y ofrece en 3 metros 70 solamente el mismo contenido de modelos de dimensiones muy superiores: confort, seguridad, acabados esmerados, equipamiento rico y diseño exclusivo. El Lancia Y es mucho más que un compacto: es la muestra de cómo un coche del segmento B puede adoptar características y valores típicos de segmentos superiores, sin por ello renunciar a un fuerte contenido emocional global.

En Ginebra se exponen tres Lancia Y: la versión 1.2 LS dotada de cambio ECVT de variación continua y embrague electrónico, el Y 1.2 LS y el Y 1.4 LX. Como soporte de los modelos que se exponen llega el Kaleidos de los colores, 100 variantes cromáticas para la carrocería, además de numerosos accesorios destinados a personalizar aún más un coche que de por sí ya es muy rico en cuanto a contenido y equipamientos.

Lancia Delta: una gama que evoluciona constantemente

El Lancia Delta expuesto en el Salón de Ginebra es el Lancia Delta HPE 2.0 HF Turbo. El coche expuesto es la versión puntera del modelo que el año pasado se actualizó significativamente al adoptar una gama de nuevos motores de gasolina de 16 válvulas. Unos propulsores briosos y flexibles, que por otra parte aseguran un consumo y unos costes de gestión sumamente ajustados.

Los Lancia Delta y Delta HPE son coches proyectados según los cánones del producto Lancia: el primero elegante, seguro y confortable y el segundo con grandes prestaciones y sumamente funcional aunque también elegante.

Cabe recordar que la gama del Lancia Delta se divide en tres motorizaciones de gasolina (1.6 y 1.8 VVT), una turbodiesel que no se comercializa en Suiza (1.9) y la del Lancia Delta HPE en tres motorizaciones de gasolina (1.6, 1.8 VVT y 2.0 turbo) y una de gasóleo, el 1.9 TD, que tampoco se comercializa en Suiza.

Lancia k berlina y SW: la elegancia italiana

Una gama “dinámica”: 1a del Lancia k berlina y SW . Dos coches que evolucionan constantemente, demostrando así que un gran automóvil, como lo es el Lancia k nunca deja de crecer. Donde por crecimiento se entiende un proceso constante de innovación y perfeccionamiento del producto.

Comercializado en 1994, el Lancia k fue objeto el año pasado, con motivo del lanzamiento comercial del Lancia k SW, de una importante modificación de los motores y de la mecánica que ha mejorado las prestaciones y el confort, siguiendo el criterio de poner rápidamente a disposición de la clientela cualquier mejora técnica conseguida.

Por lo tanto, al Lancia k berlina se ha añadido el SW, adoptando la filosofía de suministrar al cliente (considerando también la inminente disponibilidad en el mercado del Lancia k Coupé) una oferta indiscutiblemente completa, que va de la berlina más tradicional tope de gama al coupé, pasando por un polivalente SW. Todo con el emblema del “Granturismo” y de la tradición Lancia en cuanto a elegancia, confort y prestaciones.

Los Lancia k son unos automóviles que ofrecen al cliente una calidad de vida a bordo además de un bienestar físico y psicológico que se percibe de inmediato. Una forma de ser, que deriva de los numerosos factores entre los que se destacan el alto nivel tecnológico, las prestaciones y el confort global, pero todo con “elegancia italiana”.

En resumen, Lancia interpreta el concepto de “Granturismo” de la forma más amplia posible y favoreciendo siempre al usuario: flexibilidad, velocidad, estabilidad, funcionamiento silencioso, comodidad y seguridad. Pero también una personalidad clara y definida junto a sobriedad y discreción, estilo y soltura.

En el 67º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra se exponen tres Lancia k: una berlina (el LS 2.0 con motor de gasolina 5 cilindros de 155 CV y 212 km/h) y dos SW (el LS con el mismo propulsor que la berlina pero con una velocidad máxima de 205 km/h y el 2.0 turbo 16v también con propulsor de gasolina de 205 CV y una velocidad máxima de 230 km/h).

Cabe recordar que la gama de los Lancia k berlina incluye una versión con motor 2.0 5 cilindros 24v de cambio automático, una 2.0 16v turbo, una 2.4 20v cinco cilindros y las 3.0 V6 24v con cambio manual y automático para los motores de gasolina y una 2.4 cinco cilindros turbodiesel. En cambio, para el Lancia k SW se han previsto el 2.0 20v, el 2.0 16v turbo, el 2.4 20v y el 3.0 24v con cambio automático por lo que concierne a los propulsores de gasolina y el 2.4 turbodiesel. Se ofrecen cuatro equipamientos: LE, LS, LX y Turbo.

Lancia k y Route Planner, el navegador electrónico

Con los numerosos objetos disponibles en la Lineaccessori Lancia (muchos de los cuales expuestos en el stand), el cliente realmente puede personalizar y adaptar el coche a su gusto y a sus necesidades. En el caso del Route Planner, instalado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra como demostración en un Lancia k 2.0 LS berlina, el sencillo accesorio se transforma en un sofisticado sistema de navegación que permite llegar a cualquier destino de la forma más rápida y segura posible.

Efectivamente, el Route Planner puede compararse a un copiloto informático que en todo momento puede poner al día al conductor sobre la posición del coche y la carretera más adecuada, indicándola también en un mapa electrónico.

Útil a todo el mundo durante las vacaciones o en los recorridos largos y difíciles en carreteras desconocidas y sobre todo a quienes recorren miles de kilómetros al año por motivos profesionales, el Route Planner es además fácil de usar.

El conductor establece el destino con el mando a distancia y en el monitor de a bordo aparece el mapa de la localidad en la que se encuentra con la posición del vehículo. Desde ese instante hasta el momento de la llegada, el automovilista recibe la información por adelantado con mensajes visuales y vocales (se puede elegir entre 6 idiomas), cada vez que ha de efectuar un cambio de dirección. El sistema de navegación también informa al usuario sobre la ubicación de hoteles, restaurantes, estaciones de servicio, etc. Los principales componentes del Route Planner son un giroscopio (que detecta la dirección de marcha), el receptor GPS (Global Positioning System), un visor, un mando a distancia y un procesador con lector CD-ROM.

El ordenador de a bordo pone constantemente al día la posición del coche, integrando entre sí las señales que proceden del sistema via satélite Global Positioning System, del giroscopio y del sensor de distancia. El visor (pantalla LCD en color de alta definición), que puede extraerse, muestra el recorrido y los menús de las funciones disponibles. El mando a distancia permite activar estas funciones y el lector CD-ROM permite acceder a los mapas digitales de las redes viales y de los servicios útiles. En caso de desviarse de la ruta indicada por el sistema, el Route Planner reprograma inmediatamente un recorrido alternativo.

Todos los CD-ROM que contienen los mapas del Route Planner también pueden leerse con un ordenador personal normal MS-DOS compatible, dotado de lector CD-ROM, para estudiar los viajes con calma, en casa o en la oficina.

Lancia Z

En el 67º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, Lancia también expone el monovolumen Lancia Z 2.0. LX. Este amplio pero sofisticado y elegante coche, a cuya gama se ha añadido recientemente la versión 2.1 td (esta última equipada con un propulsor diesel 2088 cm3 12 válvulas de 109 CV y 175 km/h), gracias a su motor de gasolina de 1998 cm3 y 147 CV llega a 195 km/h.

La oferta de los monovolúmenes Lancia es, pues, sumamente orgánica ya que permite pasar de un turbodiesel con buenas prestaciones pero con consumos ajustados, a una versión de gasolina, la que se expone en el Salón, que en cuanto a prestaciones también ofrece el placer de una conducción brillante.

Cabe recordar que el Lancia Z, tanto berlina como diesel, monta de serie unos componentes prestigiosos como el ABS, el air bag del conductor, el climatizador y las llantas de aleación.

Esta entrada fue publicada en Lancia, Salones del automovil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario