LANCIA EN EL 32° SALÓN INTERNACIONAL DE BARCELONA

Lancia apuesta por España y lo hace plenamente consciente de la identidad y los valores que le corresponden, teniendo muy claro el panorama de mercado en el que se le ha citado para actuar.
Emergen nuevas elites, clientes modernos y evolucionados que saben aunar valores conceptualmente opuestos como tradición e innovación, racionalidad y emoción, individualismo y conciencia social. Para atraer y conquistar a estos clientes, Lancia recupera y ensalza los valores fuertes que forman parte de su patrimonio histórico y tradición. Ofrece una innovación “inteligente” que va más allá de la misma innovación; una tecnología de vanguardia, pero siempre “al servicio” del conductor y de sus pasajeros; automóviles que se distinguen por el cuidado artesanal de todos sus detalles. En otras palabras: debe interpretar la exclusividad según un estilo y un gusto “muy italiano”, ofreciendo productos de excelente confort y cuidado en el habitáculo.
Se trata de un camino hacia el mundo de la exclusividad que Lancia ya inició con Thesis y Phedra y que hoy continúa con el nuevo Ypsilon. Coherente con las características de una marca de lujo, Lancia ha decidido mantener en el nuevo modelo el sentimiento familiar de Thesis, y traspasarle, mediante un proceso en cascada, los innovadores y exclusivos contenidos del buque insignia. Una política top-down que sitúa a Thesis como punto de referencia para todos los modelos futuros, como también demuestra el fascinante concept-car Granturismo Stilnovo. Presentado en primicia mundial en Barcelona, este prototipo es la mejor síntesis de la esencia Lancia, donde la tecnología más sofisticada siempre está al servicio del diseño.
Ahora es el nuevo Ypsilon el encargado de relanzar la Marca en España. Para este acontecimiento se han empleado ingentes recursos económicos y profesionales, a fin de alcanzar los objetivos establecidos tanto en volúmenes de venta como en potenciar la estructura comercial. El pequeño buque insignia, que se lanzará al mercado a mediados de octubre, se presentará al público español con una estrategia de comunicación innovadora, dirigida a un cliente que pertenece a la clase medio-alta, donde el porcentaje de mujeres es mayor que la media.
Pero el relanzamiento de la Marca en España no sólo supondrá una gran inversión en materia de producto y comunicación, pues el programa también prevé potenciar la red de venta y de asistencia actual. Este programa está destinado a aumentar la presencia en el territorio español apostando por los concesionarios Lancia actualmente presentes en las principales ciudades, a los cuales se sumarán todas aquellas empresas profesionales que deseen compartir esta oportunidad. El objetivo consiste en obtener una red comercial de aproximadamente cuarenta concesionarios distribuidos en las principales ciudades españolas y una red de asistencia capaz de ofrecer la mejor cobertura en todas las provincias.
Además, cuando el cliente deposita su confianza en una casa automovilística, sea cuál sea, exige la máxima satisfacción. Pero cuando acude a Lancia no se conforma sólo con esto. De una Marca con una gran tradición, una marca que ha escrito muchas páginas importantes de la historia automovilística manteniéndose fiel a sus valores de exclusividad y distinción, el cliente espera mucho más: quiere que le mimen. Este objetivo no es fácil de alcanzar si tenemos en cuenta que el segmento de mercado al que se dirige está formado por clientes acostumbrados a tener lo mejor, los más exigentes de todos. Y superar las expectativas de estos conductores puede ser una tarea muy difícil, pero que Lancia considera fundamental para consolidar su fidelidad a la Marca y crear nuevos vínculos. Servicios exclusivos y prestigiosos que acompañan a los modelos Lancia toda la vida del automóvil: desde la fase previa a la compra hasta la fase de venta, desde la entrega final hasta el servicio posventa.
Automóviles con gran personalidad y una red de venta y asistencia eficaz: éstos son los puntos fuertes de Lancia en España, mercado que espera este desarrollo de forma prioritaria a nivel europeo. De hecho, después de Italia, donde la Marca goza de una excelente imagen y obtiene volúmenes de venta consistentes, la península Ibérica muestra el mejor potencial de crecimiento. Ello también se debe a ese carácter “latino” que se reencuentra en el diseño, en los equipamientos y en las motorizaciones de los automóviles Lancia.

Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario