La planta de Nissan en Barcelona opta a la nueva furgoneta tras paralizarse el proyecto de Tánger

BARCELONA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) –

La planta de Nissan en Barcelona vuelve a ser candidata a acoger la fabricación de la nueva furgoneta de la marca, que se asignó a la futura planta de Tánger (Marruecos), después de que el proyecto –fruto de la alianza Renault-Nissan– en el norte de África se haya paralizado.

Según avanzó hoy ‘El País’, la multinacional japonesa deberá buscar otra factoría para producir la furgoneta asignada a Marruecos hace 15 meses, después de haber decidido “abortar el proyecto”. Renault comunicó su decisión de posponer seis meses la puesta en marcha de estas instalaciones.

Fuentes de Nissan aseguraron a Europa Press que la marca está inmersa en un proceso de “estudio de la estrategia global”, que pasa por cuestionar todas las inversiones relacionadas con los vehículos comerciales (como el previsto para Tánger). Declinaron precisar el futuro de estas inversiones hasta tener “conclusiones ” de este estudio.

Sin embargo, reconocieron que Barcelona, especializada en la fabricación de vehículos comerciales, se coloca como una de las candidatas a ser la planta escogida para llevar a cabo la futura furgoneta.

De producirse la elección de la planta catalana, daría respuesta a las demandas sindicales de tener un vehículo en Barcelona que garantice empleo y viabilidad a las instalaciones hasta que llegue el anunciado vehículo eléctrico, para cuyo desarrollo Nissan pidió ayer avales al Gobierno.

Empresa y sindicatos se reúnen de nuevo el lunes en el marco de la mesa negociadora en que se aborda la viabilidad y competitividad de la fábrica de la capital catalana para poder optar a nuevos modelos en 2010, cuando la marca asignará los vehículos que empezarán a producirse en 2012.

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario