LA NUEVA DEPORTIVIDAD EN EL SEGMENTO DE LUJO. NUEVO AUDI A8

El nuevo Audi A8 está a punto de arrancar: con una dinámica de conducción convincente, una tecnología orientada al futuro y un alto grado de exclusividad en el diseño y el equipamiento, esta limusina redefine la deportividad en el segmento de lujo.

El nuevo Audi A8 reúne unas características técnicas que lo hacen destacar claramente de los competidores de su clase. Como buque insignia de la marca, encarna sin compromisos la identidad de la futura generación Audi y representa el slogan de Audi “A la vanguardia de la técnica”: deportividad y diseño definido, técnica innovadora y máximo nivel de calidad.

Cuatro ámbitos marcan los cuatro puntos principales en el desarrollo del nuevo Audi A8: diseño, construcción ligera, dinámica y electrónica. Cuatro ámbitos que comparten una idea: la idea de la levedad. Esto significa: levedad en la conformación, levedad en la aceleración y el peso, levedad en la dinámica – el nuevo A8 no le da a su conductor la sensación de estar conduciendo una limusina grande – y finalmente la levedad del manejo.

Su diseño resalta el carácter único del nuevo A8. Unas superficies muy amplias y curvadas, rodeadas por líneas de extensión precisa. La silueta con un frente plano y voladizos cortos, así como el contorno fuerte de la parte trasera da claras señales del potencial dinámico.

Dos potentes motores V8 de respuesta contundente con una cilindrada de 4.2 y 3.7 litros, con 246 kW (335 CV) y 206 kW (280 CV) estarán disponibles cuando se inicie la comercialización en otoño de 2002. Una novedad del A8 es el cambio automático de 6 velocidades con función tiptronic, que garantiza en cada situación un funcionamiento suave y eficaz. Las marchas se pueden cambiar con conmutadores basculantes fijos al volante, cuya perfección ergonómica se ha acreditado ya en el bólido vencedor de Le Mans, el Audi R8.

Junto al reducido peso de la carrocería de aluminio de construcción tipo Audi Space Frame (ASF), la unidad del motor garantiza unas prestaciones de conducción excelentes y al mismo tiempo una economía ejemplar.

Otra característica exclusiva del segmento de lujo es la tracción integral quattro. Consigue transmitir de la forma más segura y eficaz todo el potencial de los motores a las ruedas.

Otra oferta única consiste en la suspensión neumática de serie en el nuevo A8, que ofrece unas características óptimas para cada situación.

La “adaptive air suspension” con la amortiguación de regulación continua reduce los movimientos de la carrocería y optimiza tanto el comportamiento dinámico en marcha como el confort.

El conductor puede elegir entre tres ajustes predefinidos que satisfacen cualquier deseo, desde la máxima deportividad hasta el máximo confort de amortiguación.

No sólo las excelentes características de conducción convierten al nuevo A8 en el vehículo de lujo más exclusivo. En el lujoso habitáculo dotado del “MMI” (Multi Media Interface), el conductor encontrará un sistema para la interacción con la tecnología del vehículo y de comunicación.

Su sofisticada ergonomía y el concepto de manejo intuitivo, ofrecen una facilidad de uso única, permitiendo que el conductor se concentre en la conducción y las condiciones de tráfico.

Su antecesor, del que se han construido más de 100.000 unidades, ya convencía como automóvil de conductores por excelencia: en su debut en el año 1994, la primera generación del A8 fue la primera limusina con carrocería de aluminio de serie y se convirtió en el prototipo de un nuevo modo de pensar en la clase de lujo. El reducido peso del Audi Space Frame ASF significa una clara ventaja en cuanto a la dinámica en marcha y, al mismo tiempo, la inversión de la espiral de peso. Al mismo tiempo, con la tracción integral quattro, Audi introdujo una nueva medida de la dinámica en la alta jer arquía automovilística.

Unas características y una historia de éxito que ponen alto el listón para el sucesor. No obstante, éste se propone ampliar los puntos fuertes de su antecesor y superarlo incluso en sus características mas destacadas.

De un vistazo:

El nuevo Audi A8

  • Diseño exterior dinámico y configuración interior orientada al conductor, con un ambiente tan deportivo como lujoso

  • Para el lanzamiento de la serie, dos potentes motores V8:
    4.2 quattro: Potencia: 246 kW (335 CV) a 6.500 rpm.
    Par motor: 430 Nm a 3500 rpm.
    Velocidad máxima: 250 km/h.
    Aceleración 0-100 km/h: 6,3 segundos
    3.7 quattro: Potencia: 206 kW (280 CV) a 6.000 rpm.
    Par motor: 360 Nm a 3.750 rpm.
    Velocidad máxima: 250 km/h.
    Aceleración 0-100 km/h: 7,3 segundos

  • tiptronic de 6 marchas con programa de cambio dinámico y programa deportivo

  • tracción integral permanente quattro

  • Chasis de aluminio con eje delantero de 4 brazos y eje trasero de brazos trapezoidales

  • Suspensión neumática adaptive air suspension con amortiguación de regulación continua. Tres modos para una caracterización de suspensión/amortiguación individual permiten elegir entre una dinámica óptima en marcha y el máximo confort; modo de elevación adicional para mejorar la distancia del suelo en terrenos irregulares

  • Como opción: chasis deportivo adaptive air suspension – sport, igualmente con tres modos para una adaptación especialmente deportiva a los deseos de conducción y con un modo de elevación

  • Nuevo dispositivo de frenado de alto rendimiento con freno de estacionamiento electromecánico

  • Sistema automático de control de presión de neumáticos

  • Carrocería de aluminio novedosa en modo de construcción ASF con una rigidez un 60 por ciento mayor

  • Tecnología de seguridad optimizada con airbag con dos niveles de activación para el conductor y el copiloto y sistema Audi de airbag de cabeza sideguard de serie. Nuevo: apoyacabezas delanteros activos

  • Técnica de alumbrado innovadora adaptive light con luz de giro

  • Regulación de distancia asistida por radar adaptive cruise control

  • Concepto de manejo integrado MMI (Multi Media Interface) con lógica de manejo continua, autoexplicativa

    Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

    Deja un comentario