La nueva Clase SLK de Mercedes-Benz SLK: Todo sobre la carrocería y el techo retráctil

– Tecnología de la carrocería, techo retráctil
– Protección anticorrosión, pintura
– Aerodinámica

Foto en alta resolución

Construir un deportivo descapotable con la estabilidad y la seguridad de una berlina requiere un alto grado de competencia y mucha experiencia. Mercedes-Benz tiene ambas cosas. Y la nueva Clase SLK es otra muestra más. La carrocería del roadster deportivo alcanza excelentes valores de resistencia y rigidez, lo que constituye los mejores condicionantes para un comportamiento de conducción dinámico, un elevado confort de vibraciones, así como el estándar de protección de ocupantes a que nos tiene acostumbrado Mercedes. Además, la carrocería es una base sólida para el techo retráctil y para que su ingenioso mecanismo basculante pueda funcionar con gran precisión.

Los datos hablan por sí solos:

 La rigidez a la flexión estática de la carrocería de la nueva Clase SLK, con el techo retráctil abierto, es un 19 por ciento mayor que la del modelo anterior.

 La rigidez a la torsión estática, un importante indicador del comportamiento de vibraciones de la carrocería, supera el valor ya de por sí ejemplar de la actual Clase SLK con el techo abierto en un 46 por ciento.

Dos medidas son las que contribuyen sobre todo a estos resultados tan destacados:
la elección inteligente de los materiales y una construcción muy compleja de la carrocería basada en los métodos de medición más modernos y un alto nivel de conocimientos.

Materiales: el 42 por ciento de todas las chapas, de acero de alta resistencia

En la nueva Clase SLK los ingenieros de Mercedes han aumentado la proporción de aleaciones de acero altamente resistente, que aseguran un máximo de resistencia con un mínimo de peso, hasta un 42 por ciento. Esto significa que la mayor parte de las piezas de la carrocería relevantes en la seguridad en colisiones, la estabilidad y la durabilidad se fabrica a base de chapas de acero de gran resistencia.

Los expertos también utilizan otros materiales siguiendo ese buen criterio del “material adecuado en el lugar acertado” en aquellos lugares donde su uso ofrece las mejores ventajas y donde ejercen la mejor contribución a la construcción ligera. El mamparo posterior, abombado y estructurado, del habitáculo es de aluminio, un material que en este punto resulta ventajoso no sólo por su elevada resistencia sino por un claro ahorro de peso frente a la chapa de acero. El mamparo posterior de aluminio va atornillado a la carrocería. La pared de separación entre el depósito de combustible y el maletero se fabrica de magnesio por fundición a presión, que pesa en torno a un 50 por ciento menos que el acero.

En la estructura de la carrocería de la nueva Clase SLK quedan por tanto integrados los materiales ligeros como el aluminio y el magnesio al igual que el acero de alta resistencia. En la zaga del roadster el mamparo posterior de aluminio y la pared de separación del depósito, de magnesio, forman un sólido conjunto que contribuye decisivamente a la rigidez de la carrocería.

En la cavidad para el depósito de combustible se utiliza materia plástica reforzada por fibra. En el deportivo SL y en el mismo lugar ha quedado demostrada la eficacia de este material de alta tecnología, ligero pero altamente resistente, que sustituye a la versión convencional de acero. La tapa ovalada del depósito está hecha de materia plástica; presionando levemente, la tapa bascula hacia fuera y después vuelve a cerrarse con gran suavidad y confort.

Construcción: medidas complejas para una estabilidad y seguridad ejemplares

Los ingenieros de Mercedes se han esmerado mucho a la hora de desarrollar la nueva Clase SLK para lograr, por un lado, valores destacados de rigidez a la torsión y a la flexión y, por otro lado, seguir mejorando la protección de los ocupantes. Los expertos han logrado nuevos avances sobre el alto nivel del modelo anterior en casi todos los apartados de la carrocería:

Estructura delantera

o El travesaño delantero es de doble pared gracias a una chapa adicional para aumentar la rigidez.

o Los dos largueros rectos van unidos a unos travesaños especiales que refuerzan el área de la pared frontal, a lo que también contribuyen dos travesaños en la base de los pedales.
Ver gráfico

o El salpicadero curvado hacia adelante se compone de varios elementos. El grosor de los materiales varía en los diferentes tramos según las fuerzas que deba soportar.

o El soporte integral, recién desarrollado y con forma de cuadro, integra la dirección, los cojinetes de bancada y partes del guiado de las ruedas y absorbe energía de forma específica en una colisión frontal; va atornillado a los largueros delanteros.

o El plano superior de largueros está unido a los montantes A por un tirante. Aquí se absorbe energía en una colisión frontal asimétrica.

Habitáculo

o Los montantes A se refuerzan con tubos de sección oval de acero de alta resistencia unidos firmemente a la estructura de la carrocería. En la propia acería ya se da forma al material en estado incandescente para garantizar una altísima resistencia. La elección de la sección oval para los montantes A mejora la visibilidad del conductor respecto al modelo SLK anterior en torno a un 12 por ciento.

o Los largueros laterales constan de una carcasa interior y una exterior reforzadas por chapas de separación. La sección de los faldones laterales aumenta hacia atrás, donde se refuerzan con chapas perfiladas adicionales. De este modo los largueros contribuyen en gran medida a la ejemplar estabilidad formal de la carrocería.
Ver gráfico

o El túnel central, dos soportes rectos, a modo de prolongación de los largueros delanteros, y dos robustos travesaños para los asientos forman los elementos de refuerzo de la plataforma de bajos de la nueva Clase SLK.

o Los montantes B (no visibles) se apoyan, abarcando una gran superficie a través de los largueros laterales y el travesaño, contra la parte inferior del mamparo posterior de aluminio.

o Estructura posterior

o Los largueros posteriores de la carrocería del SLK se caracterizan por ser una construcción compuesta por varias piezas de acero altamente resistente con diferentes grosores de material. Los ingenieros de Mercedes han determinado la resistencia y el comportamiento de deformación de los largueros ajustando cada sector a las fuerzas a que se verán sometidos.

o El hueco para la rueda de repuesto es de acero y conforma una parte del fondo.

o Un robusto travesaño forma el extremo posterior de la carrocería del SLK.
Ver gráfico

Cuatro tirantes diagonales contribuyen también al ejemplar comportamiento de vibraciones de la carrocería. En la parte delantera enlazan el soporte integral, que aloja la dirección, los cojinetes de bancada y partes del guiado de las ruedas, con el borde delantero de los largueros laterales. En la zaga, los tirantes se unen en ambos lados a los largueros y a un refuerzo adicional en el hueco para la rueda de repuesto.
El capó con su punta tan pronunciada, en la que se sitúa la estrella Mercedes caracterizando el símbolo inconfundible de la nueva Clase SLK, es también resultado de una tecnología innovadora, tanto de carrocería como de fabricación. Los ingenieros han desarrollado un método para poder construir este precioso capó de una sola pieza.

Las puertas sin marco están constituidas por paneles exteriores con un refuerzo especial a mitad de altura, así como una pieza interior que a su vez integra un perfil, un refuerzo interior de la línea media, refuerzos en las bisagras y en las cerraduras, a

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario