La nueva Clase SLK de Mercedes-Benz: Estreno internacional en el Salón de Ginebra

· Más de 7.000 pedidos del nuevo roadster
· Potencia comprendida entre los 163 CV y los 360 CV

Foto nueva Clase SLK (alta resolución)
Foto nueva Clase SLK detalles interior (alta resolución)

El roadster biplaza llama poderosamente la atención por su impecable diseño, con elementos estilísticos claramente inspirados en la Fórmula 1. Además, la nueva generación SLK mantiene su fama de pionera y líder tecnológica entre los deportivos de este segmento de mercado: el techo variable perfeccionado, que convierte el roadster en coupé en tan sólo 22 segundos, forma parte del equipamiento de serie, al igual que los airbags laterales de cabeza y torso, los airbags frontales de activación selectiva y los limitadores de la fuerza de tensado con dos niveles de activación. Por otro lado, Mercedes-Benz ha acentuado el talante deportivo del tren de rodaje, la dirección y la caja del cambio. Asimismo ha introducido novedades destacables, como la calefacción integrada en el reposacabezas, denominada AIRSCARF.

Más de 308.000 clientes en todo el mundo, más de 40 galardones internacionales y el primer puesto en el ranking internacional de los roadsters compactos: la anterior Clase SLK se despide dejando un muy buen recuerdo. Desde otoño de 1996 este fascinante roadster ha sido el referente de su segmento. Y no sólo por su avanzada tecnología, sino por una razón subjetiva pero fundamental y que constituye la esencia de este deportivo: su emotividad.

El primer SLK ha sido un seductor nato que ha conquistado a miles de conductores, demostrando que a la hora de elegir un vehículo muchas veces prima el plano emocional. Fueron muchos los clientes que quedaron cautivados con el SLK y no pudieron resistir la tentación de comprárselo, para poder disfrutar de ese feeling tan especial.

Ya en el primer año completo de ventas se despacharon más de 55.000 ejemplares, un 50% más de lo previsto inicialmente. Con una cuota de captación situada en torno al 42% en los principales mercados europeos, el roadster biplaza proporcionó a Mercedes-Benz muchos clientes nuevos, despuntando así como una de las figuras estrella de la primera ofensiva de productos de la marca alemana.

Belleza estética, técnica avanzada y seguridad ejemplar son las cualidades básicas del roadster compacto, uno de los pocos automóviles modernos que se ha convertido en objeto de culto antes de su retirada. Así lo corrobora la gran demanda de SLK de segunda mano: en el mercado de usados, la Clase SLK es una de las que mejor mantiene su cotización.

Más potente y deportiva que nunca: la nueva Clase SLK

Ocho años después del estreno oficial del primer SLK, en Turín, la segunda generación está lista para tomar el relevo y salir a escena aprovechando el excelente marco que brinda el Salón Internacional de Ginebra. Potente y vital como nunca, el nuevo roadster exhibe sus dotes de atleta con mucha más audacia que su predecesor, respaldado por el aplomo que le confieren sus potentes motores, el tren de rodaje deportivo, la dirección más directa y el cambio manual de seis marchas, de gran precisión.

El roadster rezuma dinamismo por los cuatro costados, retomando detalles estilísticos de la Fórmula 1 y posicionando así la Clase SLK entre los deportivos de pura raza de la gama Mercedes-Benz. El interior destaca por sus interruptores, teclas y molduras plateadas, que marcan un fuerte contraste con la superficie oscura del tablero de instrumentos. Los clientes que deseen personalizar más el habitáculo pueden optar por los tapizados de piel, disponibles en seis colores diferentes o en las doce tonalidades de la gama designo.

El nuevo SLK hereda lo mejor de su predecesor (por ejemplo, el techo variable, en versión perfeccionada y compacta) y le añade innovadores sistemas de seguridad y equipos novedosos como los faros bixenón con luz adaptativa para curvas, el cambio automático de siete velocidades 7G-TRONIC o la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF (todos éstos, opcionales).

Equipamiento completo, motor potente: SLK 200 KOMPRESSOR

La nueva Clase SLK dispone de tres mecánicas: el SLK 200 KOMPRESSOR combina potencia con austeridad, gracias a su motor de cuatro cilindros TWINPULSE. Este grupo es más rápido y tiene un mayor poder de recuperación que el propulsor anterior, y al mismo tiempo consume un 8% menos de combustible: 8,7 litros cada cien kilómetros en el ciclo europeo. Con todo esto, el nuevo roadster aporta un importante plus en agilidad, impresión de calidad, confort y equipamiento. De serie se incluyen, entre otros equipos:
· Airbags frontales se activación selectiva
· Airbags laterales de cabeza y torso
· Asientos deportivos con bastidor de magnesio
· Cambio manual de seis marchas
· Cierre centralizado
· Conexión automática de los faros
· ESP® con sistema antibloqueo de frenos, tracción antideslizante y servofreno de emergencia
· Limitador de la fuerza de tensado con dos niveles de activación
· Llantas de aleación 7 J x 16
· Pretensores de cinturón para conductor y acompañante
· Techo variable con luneta térmica
· Volante multifunción forrado de cuero

Al más puro estilo deportivo: SLK 350 con nuevo motor V6

El SLK 350 reúne las características que definen un roadster deportivo: temperamento, nobleza y hedonismo. Bajo el capó se oculta el nuevo motor de seis cilindros, una mecánica potente que emite un sonido sensual de gran atractivo. Si ya resulta difícil resistirse al suave pero rotundo ronroneo del motor, el simple hecho de apretar el pedal del acelerador acaba por enganchar a todo el que lo prueba: en sólo 5,6 segundos el magnífico V6 impulsa el roadster a 100 km/h. A 6.000 rpm se alcanza la potencia máxima de 272 CV, todo un récord en esta clase de cilindrada.

El elevado par motor, 350 Nm, está disponible ya a partir de 2.400 rpm y se mantiene constante hasta las 5.000 rpm. Gracias a él es posible disfrutar plenamente de la conducción relajada y placentera a la que se prestan los roadster, con la tranquilidad de saber que basta una leve presión del acelerador para sacar toda la fuerza que hay en el SLK. La técnica y el equipamiento del SLK 350 están a la altura de las prestaciones de esta variante. En comparación con el SLK 200 KOMPRESSOR, el modelo V6 incorpora de serie los siguientes elementos:

· Aire acondicionado THERMATIC
· Frenos de mayor tamaño con discos perforados en las ruedas delanteras
· Llantas de aleación de cinco radios y 17 pulgadas
· Luces adicionales para el habitáculo
· Neumáticos mixtos (225/45 R 17 delante, 245/40 R 17 detrás)

Tope de gama: SLK 55 AMG con mecánica de ocho cilindros

El nuevo SLK 55 AMG eleva esta nueva generación de roadsters al nivel de los mejores deportivos del mundo. Sus 360 CV de potencia y 510 Nm de par son cifras inauditas en este segmento de vehículos. El artífice de este extraordinario rendimiento es un moderno motor de ocho cilindros, único propulsor de estas características en el segmento de los roadsters biplaza. Por otro lado, el modelo cumbre de los SLK destaca por su extenso equipamiento de serie, que añade los siguientes equipos a la lista del SLK 200 KOMPRESSOR:

· Asientos deportivos AMG
· Cambio automático de 7 velocidades 7G-TRONIC con AMG-SPEEDSHIFT y mandos en el volante
· Aire acondicionado THERMATIC
· Equipo de frenos de alto rendimiento con discos compuestos perforados en las ruedas delanteras
· Kit estético AMG con faldón delantero especial y reborde tipo spoiler en la tapa del maletero
· Llantas de aleación de radios múltiples de Mercedes-AMG (18 pulgadas)
· Luces adicionales para el habitáculo
· Neumáticos más anchos detrás (225/40 R 18 delante, 245/35 R 18 detrás)
· Tapizados de napa
· Tren de rodaje deportivo AMG
· Volante deportivo ergonómico de Mercedes-AMG

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario