La nueva Clase SL de Mercedes-Benz : Todo sobre el interior

Los ingenieros de Mercedes establecieron las medidas del interior de la nueva Clase SL con vistas al futuro y fijaron así los requisitos para garantizar un alto nivel de confort en el SL, a pesar del tono deportivo del mismo: tomaron como base la estatura de los conductores prevista para el año 2005, que se sitúa muy por encima de la que estaba de actualidad a finales de los años ochenta cuando se desarrolló del anterior modelo SL.

Medidas: dimensiones nuevas para un confort aún mayor

Dicho de otra manera, en el nuevo deportivo Mercedes los dos ocupantes dis-pondrán de una amplitud aún mayor y más libertad de movimientos que en la actual Clase SL:

– La longitud interior – medida desde el pedal del acelerador hasta la cadera del conductor y con el asiento en la posición más retrasada – supera la del modelo anterior en 47 milímetros.

– La altura libre hasta el techo es de 957 milímetros y por tanto ha mejorado en 14 milímetros respecto a la versión con techo duro y en 24 respecto a la versión con capota.

– La anchura en la zona de los hombros se fija en 1372 milímetros, es decir, seis milímetros más que en el modelo predecesor.

– El margen de ajuste de los asientos ha aumentado longitudinalmente en 50 milímetros hasta quedar en 270 milímetros, mientras que en altura ha ganado 30 milímetros.

Este progreso ha sido posible sobre todo gracias a dos factores: el aumento de la batalla en 45 milímetros hasta un total de 2560 y la configuración rigurosa de la nueva Clase SL como coche de dos plazas. El modelo anterior había iniciado su andadura en 1989 como lo que se conocía por 2+2 plazas, es decir, con la opción de dos asientos de emergencia en las plazas traseras. El nuevo modelo se presenta en su lugar con dos prácticos compartimentos con cierre y una capacidad de un total de 18 litros, situados también detrás del asiento del conductor y del acompañante.

Capacidad del maletero: 317 litros con el techo variable cerrado

El volumen de carga del maletero no está nada mal, gracias al nuevo tipo de te-cho variable abierto que con ayuda de un mecanismo electrohidráulico se aloja en la parte superior del maletero. Expresándolo en cifras, queda de la siguiente forma: con el techo variable los dos pasajeros del SL disponen de un volumen equivalente a 235 litros (según el método VDA), apenas un once por ciento menos que en el predecesor. Una vez cerrado el techo variable, el maletero de la nueva Clase SL tiene una capacidad de 317 litros (incluyendo el compartimento para equipaje en el hueco de la rueda de repuesto), nada menos que 52 litros más que en el deportivo actual de Mercedes.

Una cubierta basculante separa en el maletero los objetos del equipaje de los componentes del techo. El techo variable sólo se puede abrir o cerrar si la cubierta está cerrada. “Easy-Pack” es la denominación de un nuevo sistema que ofrece a los propietarios del SL un mayor confort a la hora de utilizar el maletero: cuando el techo está abierto, basta pulsar una tecla roja situada en el lado derecho del maletero para que el techo variable plegado se desplace unos 20 grados hacia arriba y se pueda así acceder cómodamente al equipaje guardado debajo de éste. Cuando la cubierta del equipaje está cerrada, simplemente hay que pulsar otra vez la tecla roja y el techo se vuelve a ocultar.

Tabla

Asientos integrales: confort de primera clase sobre una estructura robusta

El actual roadster SL ha establecido pautas con el asiento integral en lo referente a la seguridad de los ocupantes. Integral significa que los componentes del sistema de cinturones se encuentran directamente en el asiento: el mecanismo de enrollamiento automático con tensor y limitador de la fuerza de tensado, el mecanismo automático de confort, el cierre y el anclaje superior del cinturón. De este modo queda garantizado que el cinturón se acopla de forma óptima en cualquier posición y puede desarrollar plenamente su efecto protector.

En la nueva Clase SL la banda diagonal del cinturón pasa por una ranura y se ajusta automáticamente a la altura de hombros del conductor y del acompañante. En este punto el asiento integral de nuevo diseño difiere del del anterior SL, en el que el reglaje en altura dependía de la posición del apoyacabezas.

Los ingenieros de Mercedes han desarrollado una compleja construcción a modo de estructura portante para la banqueta y el respaldo del asiento. Está soldada a partir de perfiles de aluminio prensados por extrusión y piezas de chapa doblada con un alto poder de resistencia en caso de colisión.

Postura confortable: cámaras de aire regulables en respaldo y laterales

En el nuevo asiento integral hay toda una serie de innovaciones técnicas que contribuyen al confort típico de la postura que el pasajero adopta en un Mercedes. Entre todas destaca la compleja estructura de muelles que presenta las mejores propiedades de amortiguación. Este sistema participa además del apoyo de elementos de gomaespuma hechos de poliuretano que también soportan parte de la amortiguación junto con una capa de crin cauchutada. Intercalando una lámina adicional de espuma, transpirable, entre la capa de crin y el tapizado de cuero de los asientos del SL se consiguen unos asientos con una sensación muy agradable.

Para que el conductor y el acompañante se puedan acomodar cada uno a su gusto, los asientos integrales no sólo incluyen regulación eléctrica en longitud, incli-nación y altura de la banqueta, reglaje eléctrico de los apoyacabezas y ajuste eléctrico del respaldo, sino también incorporan apoyos lumbares en los respaldos. En cada asiento esta función corre a cargo de una bolsa de aire controlable con un regulador de presión situado debajo de la tapa inferior del asiento.

Cabe la opción de sustituir el apoyo lumbar por el respaldo dinámico multicontor-no, una novedad mundial que en las Clases S y CL garantiza un notable descanso en trayectos largos. El respaldo multicontorno se compone en total de ocho cámaras neumáticas regulables por separado: cuatro en la región lumbar, dos a la altura de los hombros y dos en las bandas laterales del respaldo.

Accionando el interruptor ,Pulse”, situado en la consola del asiento, comienza a moverse la almohadilla neumática inferior a la altura de las vértebras lumbares inflando y desinflando la cámara de aire a intervalos exactamente definidos. Este masaje de la espalda, que mejora el metabolismo en las vértebras y relaja la musculatura, dura cinco minutos y puede repetirse cuantas veces se quiera.

Climatización del asiento: ocho ventiladores airean la superficie del asiento

Para los asientos integrales de la nueva Clase SL también está disponible la opción de ventilación activa del asiento, que hizo su estreno mundial en 1998 en la Clase S de Mercedes. Con la ayuda de ocho miniventiladores se extrae aire menos caliente del área de los pies y del espacio trasero, se hace pasar por unos conductos especiales de plástico para atravesar un tejido permeable al aire y la capa de crin y termina saliendo por las perforaciones en la superficie del asiento. Con este procedimiento se enfrían rápidamente las superficies de los asientos recalentados después de haber estado expuestos al sol y se evita que los ocupantes del SL pasen calor. Pero aún hay más: la ventilación del asiento se lleva la humedad presente secando la camisa o blusa de los ocupantes del SL. Este hecho resultó ser un aspecto especialmente confortable en invierno cuando además de la ventilación del asiento se encuentra activada la calefacción del asiento.

La potencia de los ventiladores (tres niveles) y la calefacción del asiento (dos niveles) se pueden regular con dos pulsadores para cada uno en los paneles de las puertas. La calefacción del asiento funciona con un sistema automático de tiem-po: al cabo de cinco minutos la intensidad

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario