La nueva Clase SL de Mercedes-Benz

Con un deportivo de diseño fascinante y técnica de vanguardia, Mercedes-Benz retoma la larga tradición de su roadster SL. El nuevo biplaza descapotable que saldrá a la venta en otoño de 2001, representa la quinta generación de esta gama de modelos Mercedes coronada por el éxito, que veía la luz en 1954 con el legendario 300 SL de puertas tipo “ala de gaviota”. Desde entonces la marca automovilística de Stuttgart ha fabricado unos 490.000 ejemplares de este exclusivo deportivo.

Gracias a una combinación única de los más modernos sistemas electrónicos de control de estabilidad, el nuevo SL ofrece un dinamismo sin precedentes y un máximo nivel de seguridad, estableciendo nuevos puntos de referencia entre los automóviles deportivos. El más destacado de todos los logros técnicos reunidos en este nuevo modelo es el Frenado Selectivo Sensotronic (SBC). Mercedes-Benz es el primer fabricante de automóviles del mundo que ofrece un sistema de frenado electrohidráulico de estas características. El SBC trabaja en combinación con el acreditado ESP y con el Control Activo de la Suspensión (ABC), que se encarga de reducir al mínimo los movimientos de la carrocería en curvas o al frenar. En el nuevo SL se dispone así de serie de un elenco de sistemas electrónicos de control hasta ahora inédito.

Estas innovaciones han supuesto una auténtica revolución en apartados como tren de rodaje, seguridad activa y dinámica de la conducción, y es posible que a medio plazo provoquen cambios en el desarrollo del automóvil en general.

Gracias al SBC se incrementa la seguridad al frenar en curvas y, como consecuencia de la mayor precisión y rapidez se mejora el rendimiento del servofreno de emergencia y del programa electrónico de estabilidad ESP.

Techo variable: convertible de roadster a coupé en 16 segundos
La perfecta integración del novedoso techo variable deja patente la elevada calidad de diseño del nuevo SL. Con sólo pulsar un botón, el techo queda totalmente oculto en el maletero en 16 segundos. Con el techo replegado se dispone de 235 litros de capacidad en la parte inferior del maletero. Con el techo cerrado, el volumen total del maletero del nuevo SL asciende a 317 litros, es decir, 52 más que en el modelo anterior.

Motor: de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos
La conducción dinámica y deportiva queda garantizada con el potente motor V8 que, a partir de una cilindrada de 5 litros, desarrolla una potencia de 306 CV y un par de 460 Nm. Este propulsor, uno de los más potentes en su categoría, es capaz de acelerar el SL 500 de 0 a 100 km/h en sólo 6,3 segundos. El consumo de combustible es de 12,7 litros a los 100 km, un valor similar al del modelo anterior a pesar de incorporar un mayor equipamiento de confort y seguridad. El empleo de materiales ligeros, como aluminio y magnesio, en grandes superficies de la carrocería, ha dejado el peso del nuevo SL en una cifra idéntica a la del modelo predecesor, pese a la mayor complejidad mecánica que supone el techo variable. También el coeficiente de penetración Cx: 0,29, un 9% más bajo, permite obtener el bajo consumo de combustible.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario