La nueva Clase E de Mercedes-Benz: Referencia en técnica, diseño y placer de conducción

Tras 48 meses de desarrollo y una inversión superior a 2.000 millones de euros en total, la nueva Clase E de Mercedes-Benz está lista para celebrar su estreno internacional en el Salón de Bruselas. Con un sinfín de innovaciones técnicas, esta berlina marcará nuevas pautas en materia de seguridad, confort y estabilidad dinámica.

A mediados de marzo tendrá lugar la presentación oficial de la nueva gama de turismos de la estrella en los concesionarios Mercedes-Benz de toda Europa.

Como hizo con la serie precedente, Mercedes-Benz reiterará su liderazgo tecnológico con la nueva berlina, estableciendo una vez más el canon que define la gama superior de turismos y asumiendo un papel ejemplar en las principales disciplinas de la automoción.

La nueva Clase E integra de serie o al menos ofrece en calidad de equipo opcional numerosas innovaciones totalmente inauditas a nivel internacional. Ejemplo de esta exclusividad tecnológica es el frenado selectivo Sensotronic, un sistema electrohidráulico desarrollado por Mercedes-Benz y que forma parte del equipamiento de serie de la nueva Clase E. Otras novedades dignas de mención son el asiento de contorno variable dinámico, que se adapta automáticamente a la situación concreta de conducción, y la suspensión neumática perfeccionada AIRMATIC DC (Dual Control), que proporciona un excelente confort dinámico.

Rasgos de familia, personalidad propia: imagen más briosa y dinámica

El diseño de la nueva Clase E retoma la silueta de la gama anterior, aunque dándole un toque más dinámico. El característico rostro de cuatro ojos, que sentó todo un hito cuando salió la Clase E en 1995 e incluso llegó a crear escuela en el diseño automovilístico, se presenta ahora con faros dobles ligeramente inclinados y con cristales transparentes, constituyendo el elemento con más personalidad del dinámico frontal.

Mercedes-Benz garantiza ahora un confort dinámico aún mayor gracias a la nueva suspensión neumática AIRMATIC DC (Dual Control), que gestiona tanto la suspensión como la amortiguación basándose en los más modernos sistemas microelectrónicos. Unos sensores supervisan el estado de la calzada, el estilo de conducción y la carga que lleva el vehículo, para que el AIRMATIC DC pueda adoptar en cada momento la dureza óptima de los resortes y los amortiguadores. De esta manera, el sistema elimina de raíz el conflicto que había hasta la fecha a la hora de ajustar los elementos del tren de rodaje, y que obligaba a decantarse por un adaptación confortable o dinámica. Con ello, se adapta a los más variados perfiles de conductor y a las más diversas situaciones. Esta suspensión neumática pertenece al equipamiento de serie del modelo cumbre V8 E 500, y se ofrece como equipo opcional para los demás modelos de la Clase E.

Estreno de limitadores de la fuerza de tensado con dos niveles de activación y nuevos sensores de choque

La nueva Clase E equipa, además de los airbags frontales adaptativos, unos limitadores de la fuerza de tensado con dos niveles de activación y un sensor automático de peso en el asiento del acompañante. En combinación con los sensores de impacto adicionales, estos sistemas aportan una mejor protección para los ocupantes, al adaptarse al accidente con todas sus características. La dotación básica de seguridad incluye también airbags laterales para las plazas delanteras, amplios airbags de cortinilla, pretensores de alto rendimiento, detector automático de silla infantil y sensor de vuelco.

Frente a la anterior Clase E, la estructura frontal de la carrocería de la nueva gama se caracteriza por sus mayores zonas de deformación controlada, que en caso de accidente garantizan una mejor absorción de la energía de choque, requisito indispensable para que el habitáculo permanezca prácticamente indemne incluso en colisiones graves.

Segunda generación de motores CDI, ahora con árboles de compensación

La motorización inicial de la Clase E consta en un principio de cinco propulsores a elegir: tres de gasolina con seis y ocho cilindros y potencias comprendidas entre 130 kW/177 CV y 225 kW/306 CV, y dos motores CDI de cuatro y cinco cilindros, con potencias que oscilan entre los 110 kW/150 CV y los 130 kW/177 CV. En comparación a la gama precedente, el consumo de combustible de la nueva Clase E queda hasta 0,9 litros/100 kilómetros por debajo de la cifra anterior.

El par motor máximo de los motores diesel ha aumentado hasta en un 8 %, y alcanza el máximo en el E 270 CDI, con 425 newtonmetros. Estas mecánicas con inyección directa constituyen la segunda generación CDI, y destacan por sus múltiples innovaciones técnicas de vanguardia. El grupo de cuatro cilindros del E 220 CDI va dotado de dos árboles de compensación de masas, que aportan un patente plus en confort acústico y reducen las vibraciones perceptibles en el interior del vehículo. Más adelante se ampliará la gama de motores de la Clase E con un nuevo propulsor de gasolina de cuatro cilindros con compresor, así como con más motores CDI de cuatro, seis y ocho cilindros.

Excelente confort climático con el THERMOTRONIC de cuatro zonas

La climatización automática de serie, los nuevos asientos y los más avanzados dispositivos de asistencia a la conducción garantizan un perfecto confort en largos trayectos. Opcionalmente se puede disponer, por primera vez, del aire acondicionado de cuatro zonas THERMOTRONIC, cuyo microprocesador calcula individualmente y dosifica para cada uno la temperatura para el conductor y el acompañante y para los ocupantes de las plazas laterales traseras.

Si se quiere una mayor personalización del vehículo y un máximo grado de confort, Mercedes-Benz presenta una novedad mundial de gran interés: el asiento de contorno variable dinámico. Este asiento incorpora varias cámaras de aire que se llenan o vacían en función de la situación dinámica del vehículo, ofreciendo así la mejor sujeción lateral posible al circular en tramos de curvas.

En el campo de las telecomunicaciones y la electrónica de entretenimiento, la Clase E ofrece las últimas novedades del mercado. La radio Audio 50 APS y el innovador sistema de manejo visualizado COMAND APS (disponible a partir del último trimestre de 2002), ambos con ordenador de navegación integrado, se distinguen por los displays en color, en los que se visualizan gráficas. En combinación con un teléfono fijo, estos dispositivos pueden utilizarse para enviar y recibir SMS y correo electrónico, así como para acceder a los servicios en línea del portal Mercedes-Benz. En la nueva Clase E, el mando fónico LINGUATRONIC sirve también para manejar el sistema de navegación.

Un 24 % de cuota de mercado internacional

La nueva Clase E sustituye a una gama que pasará a los anales de la historia automovilística por su extraordinario éxito comercial: con un promedio de ventas de más de 200.000 unidades al año, los vehículos de la anterior Clase E han sido las berlinas de la gama superior más vendidas del mundo. La cuota de la Clase E en este segmento de mercado se cifra en una media del 24 %; en algunos países, este porcentaje sobrepasa incluso el 40 %. Desde 1995 DaimlerChrysler ha fabricado unos 1,4 millones de ejemplares de la Clase E.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario