La nueva Clase C de Mercedes-Benz

Seguridad, confort y agilidad: así pueden describirse los atributos más destacados de la nueva Clase C. La berlina se distingue por la versatilidad de su concepto, que responde con precisión y generosidad a las expectativas de diferentes grupos de clientes. Mercedes-Benz ofrece la nueva gama de turismos en tres líneas individuales –AVANTGARDE, ELEGANCE y CLASSIC–, que subrayan distintos aspectos del confort y la agilidad. Común a todas las versiones es, junto a la suavidad de marcha típica de Mercedes-Benz, un equipamiento técnico de vanguardia, que incluye entre otros detalles el nuevo paquete AGILITY CONTROL, con regulación de los amortiguadores en función de la situación dinámica del vehículo, el Intelligent Light System con cinco funciones de alumbrado diferentes y el sistema de protección preven-tiva para los ocupantes PRE-SAFE®. El cliente puede elegir entre va-rios propulsores de cuatro y seis cilindros, que desarrollan un nivel más elevado de potencia –hasta un 13 % superior– y consumen al mismo tiempo hasta un 6 % menos de combustible.

La berlina mide 4581 milímetros de largo, es decir, 55 milímetros más que el modelo antecesor. La anchura de la carrocería ha aumentado también en 42 milímetros, hasta un total de 1770, y la batalla es ahora de 2760 milímetros, 45 más que antes. Gracias a estas medidas exteriores, el vehículo ofrece más habitabilidad y, por consiguiente, mayor confort. Por ejemplo: los ocupantes de las plazas delanteras disponen de 40 milímetros más que hasta ahora a la altura de los hombros.

El exterior de la nueva Clase C refleja la moderna filosofía de diseño de Mercedes. La interacción de líneas tersas con superficies extensas y serenas exterioriza la superioridad técnica de los automóviles con la estrella. La acusada convergencia de los rasgos básicos del frontal de la nueva Clase C es expresión de sus cualidades más destacadas: agilidad y potencia. Por primera vez en una berlina de Mercedes-Benz, los diseñadores recurren a la parrilla del radiador como elemento distintivo y de posicionamiento de las diferentes líneas. El frontal de los modelos AVANTGARDE, por ejemplo, muestra tres lamas horizontales y la estrella Mercedes en formato grande en el centro: ambos elementos de diseño tradicionales de los modelos deportivos de Mercedes. En interacción con el equipamiento de alta calidad con aire deportivo, este elemento de diseño subraya el porte joven y avanzado de esta Clase C. Con el paquete deportivo AMG, que incluye entre otros componentes faldones delanteros, laterales y traseros de diseño es-pecífico y llamativo, puede acentuarse con mayor claridad este diseño.

Para los modelos de la línea ELEGANCE, en cambio, Mercedes-Benz ha elegido una parrilla de configuración tridimensional con lamas de acabado brillante, que acentúa otros atributos típicos de la marca, como lujo y confort. El diseño de la línea CLASSIC de la nueva Clase C es discreto y tradicional. No obstante, su equipamiento de serie incluye las mismas innovaciones técnicas que en los demás modelos.

Gracias a esta concepción, denominada “producto en el producto”, los clientes de Mercedes pueden personalizar su vehículo, acentuando algunos aspectos de la Clase C con más nitidez que hasta ahora para adaptarlos a sus preferencias personales y a su estilo de vida. Común a todos los modelos es la suavidad de marcha característica de Mercedes-Benz y la extraordinaria sensación al volante, fruto de las mejoras técnicas incorporadas. La Clase C define nuevas cotas en este segmento de mercado por su extraordinario confort en largos recorridos y por su dinámica maniobrabilidad.

Los amortiguadores se adaptan dinámicamente a la situación del vehículo

AGILITY CONTROL. Este término engloba todos los equipos nuevos y perfeccionados de Mercedes-Benz que mejoran el confort y la agilidad de los vehículos. Este paquete, que forma parte del equipamiento de serie de la nueva Clase C, incluye el tren de rodaje AGILITY CONTROL, que regula la fuerza elástica de los amortiguadores en función de la situación del vehículo y el estado de la calzada. Si el conductor elige un estilo de conducción normal con impulsos reducidos en los amortiguadores, disminuyen automáticamente las fuerzas de amortiguación, con lo que mejora sensiblemente el confort de rodadura de la berlina, sin detrimento alguno de la seguridad. En cambio, si los amortiguadores experimentan impulsos más acusados, se activa la fuerza máxima de amortiguación para estabilizar la carrocería. La dirección AGILITY CONTROL de la nueva Clase C trabaja con una desmultiplicación de 14,5. Por lo tanto, es un 6 % más directa que la del modelo precedente. El mando del cambio AGILITY CONTROL corresponde igualmente al cariz deportivo de la Clase C, con desplazamientos breves y un guiado preciso.

A partir de otoño de 2007, los clientes de Mercedes-Benz podrán encargar el paquete ADVANCED AGILITY con modo deportivo. Este equipo opcional ofrece al conductor dos programas de cambio: confortable y deportivo. Dentro de los dos programas se regula de forma electrónica y progresiva la fuerza de los amortiguadores, por separado para cada rueda. El paquete incluye asimismo una nueva dirección paramétrica con desmultiplicación más directa y centraje variable, así como una adaptación del diagrama característico del acelerador y de los puntos de conmutación del cambio automático.

ADAPTIVE BRAKE es el nombre de otro equipo innovador del tren de rodaje de la nueva berlina. Este sistema de frenos, basado en la técnica de la Clase S, brinda funciones adicionales de asistencia a la conducción, que aumentan la seguridad y el confort. Algunos ejemplos: la ayuda al arranque en pendientes, el llenado anticipado del equipo de frenos en situaciones críticas y la función frenos secos, que elimina el agua de los discos de freno al circular bajo la lluvia.

Motores de cuatro cilindros con compresor y una potencia 13 % mayor

Los motores disponibles para la nueva Clase C contribuyen igualmente a perfilar el carácter activo y dinámico que caracteriza a la nueva Clase C, con un considerable incremento de las prestaciones: la potencia nominal aumenta hasta en un 13 % y el par motor, en un 18 % aproximadamente. Además de un desarrollo más espontáneo de la potencia, los motores de cuatro y seis cilindros destacan por su mayor suavidad de marcha, otra contribución al elevado confort de circulación.

Un capítulo prioritario en el desarrollo de los motores para la nueva berlina de Mercedes-Benz han sido los grupos de cuatro cilindros. Entre los propulsores de gasolina hay que destacar el aumento de la potencia del modelo básico C 180 KOMPRESSOR, de los 143 CV anteriores a 156 CV; al mismo tiempo se ha incrementado el par motor en un 4,5 %, de 220 a 230 Nm. El C 200 KOMPRESSOR saldrá a la venta con un motor 20 CV más potente que hasta ahora. El nuevo propulsor desarrolla 184 CV y entrega una fuerza de empuje máxima de 250 Nm a partir de las 2800 rpm. Los motores perfeccionados mejoran claramente las prestaciones y el consumo de los modelos de cuatro cilindros. Por ejemplo, la aceleración: el C 200 KOM-PRESSOR precisa 0,5 segundos menos que su antecesor para acelerar de 0 a 100 km/h. No menos brillantes son las cifras de consumo: el C 180 KOMPRESSOR necesita 0,3 litros de gasolina súper menos que hasta ahora para recorrer 100 kilómetros. El consumo mixto del C 200 KOMPRESSOR es 0,5 litros cada 100 kilómetros menor que en la anterior gama de berlinas.

El consumo medio de los grupos CDI de 4 cilindros disminuye en 0,3 litros

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario