La nueva BMW S 1000 RR

La BMW S 1000 RR es la primera e innovadora motocicleta superdeportiva de BMW Motorrad provista de un motor de cuatro cilindros en línea. Tiene un motor de 142 kW/193 CV, pesa tan sólo 204 kilogramos (183 kilogramos en seco, 206,5 kilogramos con Race ABS) y es todo un hito entre las deportivas de BMW Motorrad. No solamente brilla por su excelente relación peso/potencia, sino también porque cuenta con el sistema Race ABS y el sistema de control de la tracción DTC (Dynamic Traction Control), que marcan un nuevo listón de referencia en materia de dinamismo, seguridad y capacidad innovadora.
El reto para BMW Motorrad.
Si un fabricante tiene la intención de tener éxito con una superbike en el campeonato mundial, debe disponer de una moto de serie con características consecuentemente desarrolladas. Una moto de esta índole debe tener prestaciones muy altas, un amplio margen de revoluciones, un pico de revoluciones muy alto, un chasis extremadamente rígido y un reglaje óptimo del motor.
Además, ahora más que nunca, los clientes exigen que las motos correspondientes al máximo segmento de las superdeportivas sean fáciles de conducir, ágiles y muy maniobrables y, sobre todo, seguras mediante sistemas de asistencia al conductor, tales como ABS y control de tracción.
Cuando BMW Motorrad empezó a desarrollar la S 1000 RR, la empresa pisó terreno virgen. Esto significó que los expertos del equipo a cargo del desarrollo de esta motocicleta tuvieron que resolver una gran cantidad de tareas; todos ellos se enfrentaron con entusiasmo al reto de establecer nuevos listones de referencia.
Considerando estos criterios, las metas que se definieron para el desarrollo de la S 1000 RR fueron las siguientes:

• Alcanzar una potencia y prestaciones al máximo nivel.
• Chasis estable, con excelente maniobrabilidad y gran capacidad de tracción.
• Diseño inconfundible y dinámico de BMW Motorrad Design.
• Peso muy bajo.
• Máxima calidad, típica de BMW.

Cualidades únicas en comparación con la competencia.
Precisamente en el sector de las superdeportivas ya se ha impuesto desde hace décadas el principio de construcción de motos con propulsores de cuatro cilindros en línea con chasis de doble viga de aluminio, un concepto que ha sido objeto de un constante desarrollo y que ha logrado imponerse técnicamente por las ventajas que ofrece en materia de dinamismo, duración y procesos de fabricación. Por estas razones, también la nueva S 1000 RR recurre a este concepto, que por su configuración ha demostrado ser muy eficiente. Si bien es cierto que, al menos a primera vista, la S 1000 RR tiene ciertas similitudes con las motos de las marcas de la competencia por tener un motor de cuatro cilindros en línea y un chasis de doble viga de aluminio, también es cierto que los integrantes del equipo de desarrollo de BMW Motorrad han logrado mejorar este concepto en casi todos sus detalles. De esta manera, la S 1000 RR no solamente se diferencia en muchos aspectos por su tecnología, sus prestaciones y su diseño, sino también por su configuración, especialmente compacta. El resultado es la expresión del arte más refinado de la ingeniería europea en el segmento de las motos superdeportivas de cuatro cilindros.

Máxima deportividad y óptimo dinamismo.
La S 1000 RR ha sido concebida de manera consecuente como motocicleta superdeportiva, lo que se expresa a través de su fascinante e innovadora tecnología muy avanzada, que ha hecho posible crear una motocicleta de prestaciones muy altas y extraordinariamente dinámica. La excepcional precisión de conducción y la enorme agilidad se suman a una máxima potencia y a unas prestaciones imponentes, formando un conjunto de un rendimiento asombroso.
Por su concepción y su construcción, nunca antes una moto de BMW Motorrad había sido desarrollada de manera tan consecuente para el uso superdeportivo.
Sin embargo, también la nueva S 1000 RR reúne una serie de virtudes que siempre han caracterizado a los productos de BMW: deportividad extrema, gran dinamismo y, a la vez, utilidad diaria, excelente maniobrabilidad, óptima estabilidad de conducción e impresionantes prestaciones junto con máximo nivel de seguridad activa, diseño inconfundible de la marca, óptima ergonomía y aerodinámica.

Esta entrada fue publicada en BMW. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario