La matriculación de vehículos comerciales ligeros desciende un 11,3% en el primer cuatrimestre del año.

Sin embargo, los vehículos comerciales de mayor tamaño mantienen la tendencia de crecimiento y acaban

el primer cuatrimestre con un alza del 3,5%.

Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros registraron en el primer cuatrimestre del año una

caída del 11,3%, con un total de 36.742 unidades. Dentro del segmento de los derivados de turismo, pick‐

up y furgonetas, fueron éstas últimas, principal segmento y más representativo de los vehículos comerciales

ligeros, las que descendieron un 29,6% en el mes y un 22,2% en el período acumulado.

La noticia positiva del cuatrimestre la han protagonizado los furgones de mayor tamaño que tuvieron un

buen comportamiento, registrando en el período Enero‐Abril un crecimiento del 3,5%.

El conjunto de las matriculaciones de los vehículos comerciales ligeros se ve influenciado por los graves

problemas de la pymes y autónomos de acceso al crédito. Si a esto unimos la baja actividad en el colectivo

de autónomos, principal segmento comprador de este tipo de vehículos, tenemos todavía un mercado

con volúmenes bajos.

Las matriculaciones de vehículos comerciales, por parte de los autónomos, han finalizado el cuatrimestre

con un descenso del 42%, totalizando 8.724 unidades en el período Enero‐Abril.

En contraste, tanto las compras por parte de empresas de alquiler y no alquiladoras han finalizado el primer

cuatrimestre del año con sendos crecimientos. El canal de empresa ha registrado en el período Enero‐Abril

de 2011 un total de 18.826 matriculaciones, un 1,5% más que en igual período del año anterior. Por su parte,

las empresas de alquiler registran un crecimiento del 17% y un total de 9.192 unidades. Estos dos canales

representan más del 75% del mercado total de vehículos comerciales ligeros

Esta entrada fue publicada en Anfac. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario