La gama MICHELIN Pilot: del circuito a la carretera, altas prestaciones a medida y sin concesiones

“Michelin no vende goma, sino prestaciones”
Declaración de los directivos del Grupo Michelin, en el Michelin Challenge Bibendum 2010, Río de Janeiro (Brasil).

¡Es más que una filosofía, es el compromiso de una empresa!. Michelin desarrolla y fabrica neumáticos capaces de proporcionar varias prestaciones conjuntamente. Y aún mejor, neumáticos diseñados para ser instrumentos al servicio de las prestaciones de los vehículos que equipan, que participan de su calidad. Esto es lo que alimenta también el renombre de la marca Michelin.

Michelin, por lo tanto, como anunciaron los directivos del Grupo en 2010: “No vende goma, sino prestaciones”. Esta frase, que descifra la misión que se impone Michelin, adquiere todo su sentido cuando se aplica a los neumáticos deportivos. Tanto si se trata de la competición como de coches exclusivos o de los modelos más deportivos del mercado y diseñados para ofrecer sensaciones fuertes.

En materia de altas prestaciones, Michelin ha tomado la decisión de suprimir las fronteras. De la pista a la carretera, hay una cadena continua de exigencias. Las soluciones que permiten obtener victorias en los circuitos o en rallyes benefician también a los neumáticos del mercado. Michelin se compromete con la competición internacional para validar al más alto nivel los avances tecnológicos y para incrementar sus conocimientos. Las enseñanzas adquiridas benefician a los neumáticos de serie.

Al mismo tiempo, los automóviles más deportivos del mercado, de constructores especializados o de los preparadores más exclusivos, desarrollan actualmente prestaciones similares (o casi) a los coches de competición. Esta evolución también empuja a Michelin a trabajar en neumáticos de altas prestaciones de manera global, rompiendo la separación entre el mundo de la competición y el de los vehículos homologados para la carretera.

Michelin organiza las transferencias de tecnologías entre diferentes actividades para que los problemas que deben resolverse converjan cada vez más. La máxima velocidad, la duración y el binomio agarre/seguridad se convierten en el objetivo de las prestaciones de todos los neumáticos.

Esta entrada fue publicada en Michelin. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario