La furgoneta Sprinter disponible con sistema ECO-Start

Un motor parado no consume combustible. Esta evidencia permite a la furgoneta Sprinter de Mercedes-Benz reducir su consumo de combustible y, en consecuencia, preservar el medio ambiente. Cuando el vehículo detecta que el motor está girando a ralentí durante más de tres segundos y el cambio está en punto muerto, el motor se para. Se vuelve a poner en marcha en cuanto se pisa el pedal del embrague. El ahorro de combustible es considerable, llegando a un 20% según el tipo de conducción y la densidad de tráfico. Por término medio, se ahorra entre un 5 y un 8% de combustible. Naturalmente, el sistema muestra su máxima rentabilidad al circular por ciudad con paradas frecuentes en los atascos o en semáforos.

Un sistema electrónico sofisticado garantiza la seguridad. El motor se pone en marcha en cuanto el vehículo comienza a moverse con el fin de asegurar el funcionamiento de la dirección asistida y del servofreno. El motor también se pone en marcha cuando se pisa a fondo el pedal de embrague. Si la tensión de la batería está baja o caso de que el motor no se ponga en marcha al primer intento, se desconecta la función ECO-Start.

También puede desactivarse el sistema con un conmutador en el cuadro de mandos. Con el fin de evitar arranques en frío o un sobrecalentamiento, el ECO-Start sólo funciona cuando la temperatura del líquido de refrigeración está entre 40 y 100°C. El confort de los ocupantes también se tiene en cuenta: en caso de temperaturas bajo cero, el motor sigue en marcha.

La función ECO-Start estará disponible en el mercado español hacia finales de 2007, sólo en furgonetas Sprinter con motor diésel y cambio manual, a un precio, sin IVA, de 260 euros.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario