LA FACTORÍA DE NECKARSULM PRODUCE EL AUDI A8 NÚMERO 100.000

Audi demuestra, con la salida de la línea de montaje de Neckarsulm de su berlina de lujo Audi A8 número 100.000, su inigualable experiencia en la construcción en aluminio. El coche que alcanzó este importante hito es un A8 L 6.0 quattro de color plata.

El Dr. Jocheim Heizmann, Responsable de Producción en el Consejo de Dirección de Audi AG, remarcó la excelencia tecnológica necesaria para desarrollar y producir las carrocerías de aluminio con el sistema ASF (Audi Space Frame)

A pesar de ser uno de los últimos modelos en entrar en el segmento de las berlinas de lujo, el Audi A8 se estableció en esa competitiva categoría como un miembro de pleno derecho en muy pocos años debido a su innovación tecnológica, imagen y características dinámicas. Heizmann añadió a este respecto que “el Audi A8 es la única berlina de lujo de altas prestaciones con tracción integral permanente quattro y, aún así, la única que ha adoptado el diseño y construcción en aluminio ligero con éxito pleno.”

Hace dos años, Audi extendió su excelencia en el tratamiento del aluminio, simbolizado en el Centro del Aluminio de Neckarsulm, a la producción en gran escala. La gama A2 se ha estado construyendo en Neckarsulm desde mediados de 2000, del cual 80.000 unidades de este modelo compacto han sido construidas hasta ahora, incluyendo 3.600 A2 1.2 TDI. “Sumando la producción de las gamas A8 y A2, ello significa que ya hemos construido más de 180.000 coches con carrocería de aluminio para nuestros clientes,” comentó Otto Lindnner, Director de la Planta de Neckarsulm.

Los modelos A8 y A2 con carrocería de aluminio son notables por su calidad de marcha, seguridad y bajo nivel de consumo. El Audi Space Frame (ASF) es una estructura de aluminio de alta resistencia en la que se integran los grandes paneles de aluminio, que cumplen una función de soporte. Los perfiles de aluminio extruido están unidos por medio de elementos fundidos a presión. La reducción de peso del sistema ASF es del 40% con respecto a una carrocería similar construida en acero, lo que confiere un aumento de las prestaciones, reducción de consumo y una contribución notable al cuidado del entorno.

Con el A2, Audi ha demostrado la viabilidad de fabricar carrocerías de aluminio a gran escala, con un grado de automatismo en los procesos comparable al utilizado en la producción de carrocerías de acero (aproximadamente un 85%).

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario