La exclusiva red de preparadores “Abarth Racing”

Con el mismo espíritu que en los años 60 llevó a Karl Abarth a contribuir a la “democratización” de las competiciones deportivas, hoy la marca del Escorpión ofrece a todos la posibilidad de aventurarse en la pista. Para los clientes de las competiciones deportivas la marca ha creado en Italia una red de preparadores denominada “Abarth Racing”.
Exclusiva y altamente especializada, la red “Abarth Racing” está compuesta actualmente por sociedades reconocidas por su amplia experiencia en el mundo de las competiciones del motor. Destacan, entre otros nombres, Forza Service (Turín), Romeo Ferraris (Opera, Milán), Uboldi Corse (Lomazzo, Como) y Hf Grigone (Savignone, Génova). Las empresas seleccionadas tienen la exclusividad en la inscripción y la gestión de los automóviles que participan en el “Trofeo Abarth 500” junto con el Ferrari Challenge Trofeo Pirelli.
Protagonista de todos los desafíos, el Abarth 500 “Assetto Corse” está destinado a las competiciones en pista. El pequeño super deportivo es producido directamente por la Casa y se vende “preparado para competir” a través de la red “Abarth Racing”, que también suministra el servicio de asistencia y transporte. Hay que destacar que las características técnicas del vehículo y la fórmula de las carreras han sido diseñadas para que la participación en el trofeo sea con un coste muy accesible.
Además, la red de preparadores “Abarth Racing” – como los centros “Abarth Assetto Corse” ya presentes en Italia y en el exterior – son los únicos habilitados para instalar los kits de prestaciones, garantizando el respeto de todas las normas ecológicas y de seguridad y ocupándose directamente de la homologación por cuenta del cliente. También la exclusiva red “Abarth Racing” está autorizada para suministrar asistencia técnica a los vehículos Abarth de serie.
En todos los showrooms se ha preparado un área “Abarth Racing”, de 60 m2 aproximadamente, donde coexisten la exposición y el taller equipado para las transformaciones. En particular, la zona se distingue por los elementos futuristas que pertenecen a la tradición Abarth. Por ejemplo, el suelo de resina gris evoca al asfalto de las pistas de carrera. Del mismo modo, en las paredes se destacan las fotos de las históricas victorias del Escorpión exactamente como hace algunos años estaban detrás del escritorio de Carlo Abarth. Finalmente, en el área prevalecen los colores institucionales de la marca (rojo y blanco, con detalles grises) y la bandera tricolor, que hace evidente que la marca conocida en todo el mundo es italiana.

Esta entrada fue publicada en Abarth, Competicion en circuitos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario