La estrategia de desarrollo sostenible de PSA Peugeot Citroën: Un compromiso claro y concreto a través de objetivos cifrados

Presente en el salón de desarrollo sostenible “Planète Durable”, PSA Peugeot Citroën precisa sus compromisos por una movilidad sostenible. Tomando la forma de 10 objetivos concretos, casi siempre cifrados, por los que todos los colaboradores del grupo están movilizados, estos compromisos deben permitir aportar respuestas a los tres retos identificados por el grupo y en relación directa con la actividad de constructor de automóviles: el efecto invernadero, la seguridad vial y la movilidad urbana.
Esta hoja de ruta se concreta en un plan de acciones prioritarias que la Dirección General revisa cada año. Los objetivos conciernen las prestaciones de los productos, la gestión medioambiental de la herramienta industrial, la responsabilidad social del grupo en el ámbito mundial, el gobierno de la empresa, la movilidad urbana y la comunicación responsable.
Tres de estos 10 objetivos son visibles más directamente para el cliente:
– El primer objetivo es seguir siendo el líder de los vehículos de bajas emisiones de CO2. PSA
Peugeot Citroën sigue invirtiendo por lo tanto en las tecnologías medioambientales. El grupo vendió en 2008, en todo el mundo, cerca de un millón de vehículos que emiten menos de 130 g de CO2 con una cuota de mercado en Europa que alcanza el 46% de los vehículos de menos de 110 g.
– El segundo objetivo consiste en utilizar cada vez más materiales ecológicos en el diseño de los vehículos Peugeot y Citroën. El grupo desea elevar su proporción al 20% de los polímeros en 2011. El promedio de la proporción de estos materiales reciclados o de origen renovable era del 6% en 2007. Por ejemplo, el nuevo Citroën C3 Picasso incluye un 12% de materiales verdes.
– Otro objetivo concierne la seguridad vial. En 2011, un millón de Peugeot y Citroën equipados con la llamada de urgencia circularán en Europa. El grupo trabaja activamente en este nuevo campo de mejora de la seguridad vial desde 2003 y, hoy, ya son 650 000 los vehículos equipados con este sistema que circulan en Europa. El grupo también se compromete a democratizar su utilización a partir de este año mediante una oferta más abordable.

Esta entrada fue publicada en Peugeot. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario