La estafa de las grúas pirata, cuidado porque están al acecho en las grandes ciudades

Escrito por diariomotor

ImageSe hacen valer de los nervios de quien acaba de sufrir un accidente o una avería para ganarse su confianza y tomarles como presa, por lo que es preciso extremar las precauciones en una situación así.

El modus operandi de estos estafadores es siempre el mismo. Esperan en lugares estratégicos a las afueras de las grandes ciudades (en áreas de servicio principalmente) escuchando la frecuencia de radio por la que las compañías dan el aviso de las incidencias, y en cuanto se solicita una grúa en las inmediaciones se dirigen rápidamente para ser los primeros en llegar al lugar, asegurándose así al cliente, que desconoce que esa grúa no es la que ha enviado su seguro.

La letra pequeña del supuesto documento de recogida que te hacen firmar les exime de incurrir en cualquier tipo de ilegalidad, por lo que tendrás serios problemas para reclamar después. Una vez que el coche llega a su destino el conductor de la grúa te pedirá que le abones una importante suma que rondará los 500 euros (o incluso más), y ante tu negativa él expondrá que si no pagas, te quedas sin coche.

¿Qué se puede hacer para evitar caer en la trampa? Lo primero que se debe hacer es pedir a la compañía aseguradora toda la información posible de quién va a realizar el servicio (esto debería hacerse una vez que la compañía nos ha devuelto la llamada para indicarnos el tiempo que tardará el servicio), y a ser posible pediremos que nos faciliten la matrícula de la grúa y/o el teléfono del conductor.

Por supuesto no se debe firmar nada sin leer previamente lo que se está firmando, aunque el conductor de la grúa nos presione alegando que tiene prisa. Otro aspecto a tener en cuenta es si se presentan dos grúas en el lugar, en ese caso tienes motivos más que razonables para desconfiar. En definitiva, mucho ojo para evitar caer en la trampa.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario