LA ESCUELA DE CONDUCCION Y SEGURIDAD AUDI VUELVE A LA NIEVE

La Escuela de Conducción y Seguridad Audi instala, por segundo año consecutivo, su sede permanente en Grandvalira, en el área de Soldeu El Tarter, durante toda la temporada de invierno 2005, coincidiendo con el patrocinio de la estación andorrana de Grandvalira –engloba las áreas de Pas de la Casa, Grau Roig y Soldeu El Tarter-.

La escuela está emplazada en un circuito permanente de 7.200 metros cuadrados, en un impresionante paraje alrededor de un lago y a 2.250 metros de altura, en el Pla d´Espiolets. Aquí se impartirán cursos de conducción sobre nieve con el nuevo A4 Avant – exclusivos para los clientes de Audi -, durante los fines de semana y días festivos de la temporada de invierno.

El objetivo de estos cursos es proporcionar a los participantes las claves de una conducción segura en un medio al que no están habituados, mediante la realización de distintas pruebas al volante de los nuevos Audi A4 Avant -derrapaje controlado, control del ABS, combinaciones de curvas y slalom…- y con las máximas garantías de seguridad. Como servicio adicional, la marca ofrecerá la posibilidad de que los participantes en el curso puedan contratar otros servicios: actividades de aventura (trineos, motos de nieve, vuelo en parapente, etc…), forfaits, alojamiento, restauración, etcétera.

La Estación de Soldeu El Tarter dispone de unas excelentes instalaciones, con 1.150 hectáreas para la práctica del esquí y un total de 92 kilómetros de pistas: 10 verdes, 19 azules, 13 rojas y 10 negras. También ofrece cuatro espectaculares itinerarios para practicar fuera de pista, un estadio con bañeras y dos pistas más para competición. Un total de 420 cañones de nieve artificial aseguran siempre un mínimo de 33,2 kilómetros para la práctica de este deporte, lo que supone un 36% de la superficie de la estación.

Asimismo, y coincidiendo con el inicio de las actividades de su Escuela de Conducción, Audi amplia su patrocinio a toda la estación de esquí Grandvalira durante la próxima temporada 2005. Una iniciativa que se inscribe dentro de la ya tradicional política de la marca de apoyo a los deportes de invierno. Con una ubicación privilegiada, que asegura una nieve de calidad durante todo el año, Grandvalira ha supuesto el nacimiento del mayor dominio esquiable de los Pirineos. Sus 193 kilómetros, repartidos en 110 pistas, le han permitido ingresar en el club de las estaciones invernales más importantes de Europa.

La vinculación de Audi con los deportes de invierno se inició en 1995, con el patrocinio de la Copa del Mundo de Esquí Alpino, una modalidad deportiva que encaja a la perfección con el espíritu de sus modelos y que sirve como escaparate tecnológico para un sistema en el que la marca alemana fue pionera y que este año celebra su 25º aniversario, la tracción a las cuatro ruedas quattro. En 1996, Audi también estuvo presente en los Mundiales de Sierra Nevada y, desde entonces, es uno de los más importantes patrocinadores en las competiciones de máximo nivel del esquí alpino.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario