La crisis borra a toda la plantilla eventual del motor gallego

El Correo Gallego.es

El gran objetivo económico de Galicia a día de hoy es evitar que el motor se pare. A la espera de que el próximo miércoles se presente en Vigo, en el seno del Foro de la Automoción, el plan de rescate gallego para el sector, que estará dotado con mil millones de euros, la jornada de ayer transcurrió en la ciudad olívica con asambleas sindicales en las que se abordó la reestructuración de la actividad tras el anuncio de la planta de PSA Peugeot Citroën de que recortará la producción a 298.000 vehículos, casi la mitad frente al récord de 2007.

Fue el caso de UGT-Galicia, que ayer congregó a los 1.400 afiliados en la planta olívica de la multinacional gala. La cumbre destilaba una preocupación mayúscula: PSA ya ha anunciado que a cierre de abril no habrá contratos eventuales en la planta y puso en tela de juicio 1.100 empleos fijos, aunque de momento no se plantea ningún expediente de regulación de empleo (ERE). Sin embargo, UGT avanzaba ayer que la crisis del sector se llevará por delante a todos los empleos temporales también en las auxiliares, y que cuando lleguen los ERE en las plantillas estables, avanzó que no firmará ninguno “que no garantice el 100% del salario a los trabajadores de la automoción”.

En rueda de prensa regogida por Europa Press, el responsable del motor de UGT Galicia, Manuel García, exigió a la Xunta de Galicia que actúe para que, “de forma urgente”, las financieras “pongan a disposición de la economía productiva, doméstica y pymes” el dinero que inyectó en la banca gallega para atajar la crisis, y que el efectivo esté en manos de las empresas antes de la primera quincena de marzo.

De no ser así, las empresas auxiliares, en una situación “extremadamente crítica”, no podrán mantener el empleo por falta de liquidez. En este sentido, UGT alertó de que en este momento los principales afectados son los contratos temporales, que “prácticamente no existen ni en fábricas ni en empresas auxiliares” de la automoción.

Ante este escenario “complejo”, el responsable general de UGT, Rogelio Mena, envió un mensaje de “tranquilidad” y “claridad” a los 50.000 trabajadores que podrían verse amenazados por un ERE, aunque vio como “buena noticia” que el Ministerio de Trabajo aprobase el viernes el Plan de Competitividad del Sector de la Automoción, dotado con 800 millones de euros, con el respaldo de los sindicatos.

Desde la Xunta, el titular de Innovación, Fernando Blanco, subrayó que Galicia “tomó la iniciativa” y dispone de un proyecto global consensuado con Citroën y con la industria auxiliar, muy ambicioso al superar los 1.000 millones, en el que participan el Ministerio de Industria, la propia Xunta, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y, además, el ICO

LOS DATOS

Con urgencia

Para evitar un ERE en Citroën Vigo, UGT propondrá ajustar la producción a los días acordados en el calendario; aprobar la eventualidad a cero para que no transcurra paro a los afectados; fraccionar vacaciones; y turnos de menos de 8 horas.

Espera de nueve meses

El conselleiro de Industria pidió hace nueve meses al ministro Sebastián que defendiese un plan Renove europeo “con subvenciones y garantías de financiación”, e incluso eliminar el impuesto de matriculación. Espera su respuesta .

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario