La Comunidad de Madrid y el Race lanzan una campaña de prevención de accidentes laborales en furgonetas

Los accidentes en jornada laboral se incrementan un 15%, los in itinere se reducen un 5%, con un saldo final de 191 accidentes en 2012.
La antigüedad media del parque supera los 15 años.
3 de cada 5 accidente se producen por colisiones por alcance y salidas de vía.
Control de la velocidad, planificar el trabajo en parado, extremar la precaución ante usuarios vulnerables y colocar correctamente la carga, mensajes clave de la campaña.
El Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST) de la Comunidad de Madrid, en colaboración con el RACE, ha elaborado un informe para conocer cuál es la situación actual de la accidentalidad de furgonetas en el ámbito laboral, que en el último año se ha incrementado un 5% y presenta graves problemas como un antigüedad media del parque superior a los 15 años, por lo que la presencia de dispositivos de seguridad es muy baja.

Ante la importancia de la siniestralidad de las furgonetas en el entorno laboral en la Comunidad de Madrid, el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST) en colaboración con el RACE, ha elaborado este informe para conocer cuál es la situación actual de este colectivo en el parque automovilístico actual.

El parque de furgonetas, muy ligado al ámbito laboral, ha disminuido a nivel nacional un 6,1% desde el 2007, año en el que alcanza su máximo, y un 6,9% en la Comunidad de Madrid. En el año 2012 existen en España 2.287.818 furgonetas, de las cuales 315.774, un 13,8%, están en la Comunidad de Madrid.

Uno de los grandes problemas es la antigüedad del parque, que ya supera los 15 años. De hecho, más del 60% de las furgonetas que circulan por nuestras carreteras, casi 1.400.000 tienen más de 10 años, y un 24% más de 20 años.

Respecto a la accidentalidad laboral en España, la reducción de accidentes de furgonetas ha sido muy baja, pasando de 1.289 accidentes en 2011 a 1.273 en 2012, (apenas 16 accidentes menos), lo que supone una caída de tan solo el 1%. Debido al peso y tamaño de las furgonetas la mayoría de estos accidentes son de carácter leve para sus ocupantes, registrándose un total de 1.273 accidentes leves, 29 accidentes graves y 12 accidentes mortales.

Dentro de la Comunidad de Madrid la situación es más preocupante, ya que los accidentes de furgonetas en el ámbito laboral han aumentado en el último año, pasando de 181 acaecidos en el año 2011, a los 191 ocurridos en 2012, lo que ha supuesto un aumento de más del 5%.

Es en los accidentes en la jornada laboral donde se produce el mayor aumento, en más de un 15%, pasando de 104 a 118, mientras que se reducen los accidentes in itinere aproximadamente un 5%, pasando de 77 a 73. De estos 191 accidentes, un total de 187 han sido accidentes leves, 3 accidentes graves y 1 accidente mortal.

Por ser vehículos destinados al trabajo principalmente, tienen una mayor siniestralidad en los desplazamientos durante la jornada laboral, con un peso del 60%, mientras que aquellos de ida y vuelta al trabajo representan el 40% restante. Destacar que es un porcentaje muy distinto al del resto de vehículos, donde la proporción es de 70% in itínere y 30% en misión.

Como es de esperar, en la Comunidad de Madrid más del 90% de los accidentes en misión ocurren de lunes a viernes, siendo el martes el día que mayor siniestralidad registra, y siendo de 12 a 13 la hora donde se registra una mayor siniestralidad.

Teniendo en cuenta la distribución de accidentes según tipo, podemos observar cómo el más frecuente en estos vehículos es la “colisión por alcance”, con un 33,8% de los casos, debido a su mayor dificultad para detenerse en una frenada de emergencia en un espacio menor. Estos accidentes podrían evitarse mediante sistemas de ayuda a la frenada de emergencia, que detienen al vehículo en la menor distancia posible, así como si incorporan sistemas como el ABS, que evita que en una frenada de emergencia las ruedas de la furgoneta se bloqueen y el conductor pierda el control sobre la dirección.

En un 25% de los accidentes de furgoneta se producen derrapes peligrosos que terminan con “salidas de la vía”. La causa de la pérdida de control de estos vehículos es principalmente el mal estado de los neumáticos. Cabe recordar que un 4,8% de las furgonetas circulan con defectos muy graves, lo que representa 15.157 furgonetas en la Comunidad de Madrid, así como la influencia que ejercen sobre este tipo de vehículos las relaciones de masa, es decir, el estado de la carga.

En este sentido, si las mercancías están amarradas correctamente, el riesgo de derrapar o volcar será menor, mientras que cuando la carga se desplaza, el punto de gravedad del vehículo cambia constantemente, por lo que será más fácil perder el dominio del vehículo en situaciones límite. También importante es que estos vehículos incorporen el programa electrónico de estabilidad (ESP), que detecta que la trayectoria del vehículo no es la deseada, y frena una o varias ruedas para hacer que el vehículo se mantenga en su trayectoria ideal.

Características más relevantes que definen a las furgonetas:

Centro de gravedad más elevado, al ser más inestable aumenta la probabilidad de perder el control del vehículo.
Grandes diferencias en el comportamiento dependiendo de si circula o no con carga, y de su correcta sujeción.
Mayor dificultad para realizar maniobras de emergencia debido a su mayor peso y menor estabilidad.
Menor presencia de dispositivos de seguridad, como el control de estabilidad o el asistente a la frenada de emergencia.
Es el vehículo que más defectos graves presenta en los neumáticos, especialmente el circular con el dibujo por debajo del mínimo legal.
Alcanza grandes velocidades de circulación, teniendo limitada su velocidad máxima a 90 Km/h.
No existe una formación especial para el conductor de furgonetas.
No existe normativa específica sobre vehículos ligeros de transporte demercancías.
Consejos al conductor de furgoneta:

Planifica y gestiona el trabajo en parado, olvidarte de usar el teléfono, buscar direcciones, anotar un apunte, etc.
No superar los límites de velocidad, la máxima para furgonetas es de 90 km/h.
Distribuye uniformemente la carga, los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma y preferiblemente entre los dos ejes, sujetándola convenientemente para evitar desplazamientos.
Adapta la velocidad y la distancia de seguridad con el vehículo cargado, la inercia en las curvas será mayor y la distancia de frenado aumentará.
Con el vehículo cargado también se verá afectada la altura de los faros, por lo que cuando utilicemos las luces debemos reglar de nuevo su altura.
Extrema la precaución ante usuarios vulnerables como peatones, ciclistas o motociclistas, especialmente en la maniobra de marcha atrás, debido a la falta de visibilidad.
No olvides los ángulos muertos, debe realizarse una observación directa girando la cabeza para ver por las ventanillas laterales.
Como norma general circula por el carril de la derecha, no entorpeciendo al resto de usuarios ni provocando desorden en la circulación.

Esta entrada fue publicada en Race. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario