Kia Cee’d 1.6 CRDI – Ford Focus 1.8 TDCI

ImageEn un segmento en el que las marcas generalistas se juegan la mayor parte de sus ventas, la competencia no puede estar más reñida.


El panorama actual se ha convertido en un gran campo de batalla por acaparar mercado, y, dos claros ejemplos de esta lucha entre rivales son el Kia Cee’d y el Ford Focus.

El novedoso Kia Cee’d ha entrado con fuerza en el segmento de los compactos. De hecho, la firma coreana ha desarrollado un rival muy apto para competir con veteranos tan sólidos como el que hoy nos ocupa: el Ford Focus.
Ambos coches se tratan de las versiones turbodiesel de 115 CV, por lo que están bastante igualados en cuanto a comportamientos, aunque con algunas diferencias, que se reducen a pequeños matices de prestaciones y seguridad.

En general, las reacciones de sus mecánicas son satisfactorias, aunque sin llegar a ser deportivas. El Focus es la mejor referencia, ya que su chasis hace gala de una elaborada suspensión trasera multibrazo, una cualidad que le otorga un toque “extra” de agilidad, sobre todo en las curvas.

ImagePor su parte, el Cee’d también posee esta suspensión, que le otorga una mayor sensación de solidez, incluso sobre asfalto en malas condiciones. Pero, su punto fuerte es el control de estabilidad, ya que es más evolucionado y mitiga mejor el subviraje en caso de entrar “pasados” a una curva (es capaz de frenar varias ruedas a la vez).

Si en el apartado de comportamiento nuestros protagonistas rozan lo deportivo, sus mecánicas common rail son más modestas, aunque con un nivel de prestaciones bastante razonable. Hay pocas diferencias entre ambos.

El Ceed emplea un motor totalmente nuevo (1.6 CRDI) que, si bien rechista un poco por medio de traqueteo al acelerar a fondo desde el ralentí, es el que mejor se desenvuelve en la parta baja del cuentarrevoluciones, con una patada inicial más notable que se mantiene hasta que la aguja se va acercando hasta la zona roja, momento en el que pierde todo su brío.

El 1.8 TDCI del Focus también tiene muchos bajos, pero su empuje es más lineal que en el Ceed. A pocas vueltas, el turbo se toma su tiempo para soplar a pleno rendimiento, por lo que, en trayectos urbanos (en segunda marcha), la respuesta por debajo de 2.000 rpm es menos inmediata que en su rival. En marchas largas este retardo es menos apreciable, ya que al aumentar más lentamente las revoluciones del motor, el sistema de sobrealimentación tiene más tiempo para ganar presión. En cualquier caso, se trata de un motor más veterano, pero que, gracias a su mayor cilindrada da un resultado muy bueno. El Focus alcanza una velocidad máxima de 190 km/h frente a los 188 km/h del Cee’d, aunque el Focus consume más combustible que el coreano  (6,7 litros cada 100 km frente a los 5,7 litros del Cee’d en ciudad).

Vida a bordo

En cuanto al espacio interior, ambos vehículos cuentan con un gran maletero, en el que se puede alojar cómodamente el equipaje de sus ocupantes. El Cee’d tiene una batalla ligeramente superior al Focus (2,65 m frente a 2,64 m). En las plazas traseras, el Cee’d gana con diferencia, ya que dispone de más espacio para las piernas, superando incluso a algunas berlinas. En cualquier caso, en ambos coches se puede conseguir una buena postura de conducción, gracias a la regulación  de todos sus componentes.

Las terminaciones son similares en ambos coches, aunque sus diseños le otorgan diferentes personalidades. El Kia es de un aspecto más moderno y juvenil, es sencillo y sus mandos son fáciles de leer. Además posee radio con puerto USB para escuchar música directamente desde el Mp3.

Por su parte, el Focus es algo más clásico en su presentación, pero bien realizado y, en el apartado de seguridad, el Focus dispone de una mejor frenada y un mejor nivel de  seguridad activa (airbags).

En definitiva, ambos vehículos cumplen de sobra con las expectativas y consiguen una placentera vida a bordo, sin que falten faros y limpiaparabrisas automáticos, retrovisor interior fotocromático o climatizador…una dura batalla que librar.

Esta entrada fue publicada en Comparativa de coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario