JAVIER GARCIA VICO PRUEBA LAS NUEVAS HONDA CRF250R / CRF450R 2010

Presentación CRF250R / CRF450R 2010

Por Javier García Vico

Hola amigos,
He tenido la oportunidad de probar las nuevas CRF250R y CRF450R para 2010 en la presentación de los modelos que Honda ha realizado en el circuito mundialista de Bellpuig. La verdad es que me he quedado asombrado con los cambios producidos, sobre todo en la CRF250R, que este año incorpora la inyección electrónica. A pesar de esto, los pequeños retoques introducidos en la CRF450R también han conseguido mejorar notablemente este modelo.

Inyección también para la CRF250R
La sensación al subirse y probar la CRF250R de 2010 es que estamos ante una moto completamente nueva y mejorada. Para este año incorpora la inyección electrónica con la que ya contaba la CRF450R el año pasado, lo que sin duda, le ha venido muy bien. He notado que el motor empuja mucho más y progresivamente en cualquier régimen de vueltas. No notamos vacíos en el motor y esto nos permitirá tener más margen de error. Ahora metes segunda, tercera, cuarta… y el motor sigue empujando con la misma fuerza. Esto nos ayuda también a salir mejor de las curvas. En definitiva, el nuevo sistema de inyección de gasolina aporta más potencia en una curva más amplia de utilización y mejora las prestaciones. El arranque, aceleración, comportamiento en curva, tracción y tacto de par motor también se han mejorado.

La incorporación de la inyección supone una mejora en el consumo de gasolina, por lo que Honda se ha permitido el lujo de reducir la capacidad del depósito en 1,6 litros menos, lo que sin duda supone un ahorro de peso importante y se consigue compactar el tamaño de la moto, que destaca por su manejabilidad.

Por otra parte, no hay que olvidar que tanto las CRF250R como la CRF450R cuentan con el avanzado motor de 4 tiempos y 4 válvulas Unicam de único árbol de levas, tecnología perfecta para el ahorro de peso, ergonomía y centralización de masas.

Parte ciclo
Las sensaciones sobre la nueva moto son extraordinarias. El cambio ha sido radical. Me ha encantado el chasis, que te permite entrar en curva con mucha facilidad. La moto es tremendamente manejable gracias a su ligereza. Este es otro de los aspectos más importantes, ya que con la eliminación de uno de los silenciadores y con la incorporación de la inyección electrónica se ha conseguido mejorar el peso de la moto, algo muy importante para los pilotos de este tipo de motocicletas. El nuevo chasis (doble viga de aluminio, de 5ª generación) cuenta ahora con unas nuevas dimensiones optimizadas y se basa en el chasis de la CRF450R, pero adaptado a la potencia del motor de la  CRF250R. En general, el centro de gravedad más bajo de la moto nos permite pilotar con mayor agilidad y hace que la moto sea tremendamente manejable, comportándose con mayor aplomo.

El nuevo basculante es un poco más largo (29 mm más largo) y la distancia entre ejes es ligeramente mayor, lo que mejora la tracción durante la aceleración. Al contar con un basculante más largo la moto gana mucho en estabilidad, sobre todo cuando aceleramos en las zonas rápidas. Esto, con la ayuda del chasis, ofrece mayor agilidad y hace que la moto se comporte de manera nada nerviosa.
La horquilla delantera se ha revisado e incorpora una botella de más diámetro, de 48 mm, que mejora las prestaciones en terrenos muy accidentados. La suspensión trasera ha reducido su peso y se ha cambiado la posición para mejorar la centralización de masas, contribuyendo a mejorar el comportamiento de forma notable. Los nuevos settings de las suspensiones Showa han mejorado mucho su comportamiento. Ofrecen una gran seguridad, ya que es muy complicado hacer topes con ellas. Las Showa absorben perfectamente las irregularidades y te permiten acelerar con mayor seguridad y estabilidad.

Estos cambios, en combinación con el experimentado Amortiguador Progresivo Honda de Dirección, consiguen una manejabilidad imbatible en curvas, badenes, baches y saltos.

Efectivos cambios en la CRF450R
A pesar de que no esperábamos notar demasiadas diferencias entre la nueva CRF450R y la del año pasado, la verdad es que me he quedado sorprendido al comprobar que los pequeños cambios realizados en el motor y en las suspensiones se notan, y mucho.

La 450 continúa destacando por su ligereza y agilidad. Se ha realizado una nueva programación de la centralita (ECU) y unos nuevos ajustes de la inyección. Me he quedado asombrado con estos cambios en el motor y en la centralita. La respuesta al cerrar y abrir el acelerador es ahora mucho mejor y en la salida de las curvas ofrece un control más fácil. El motor se nota ahora más potente.

El resto de cambios se han centrado sobre todo en las suspensiones. La horquilla cuenta ahora con un nuevo retén, una cantidad diferente de aceite de horquilla y diferentes válvulas internas. Estos cambios, junto a los nuevos settings, mejoran la sensación de aplomo y a contribuyen a sortear mejor las irregularidades del terreno. Tanto la horquilla como la suspensión trasera son ahora más duras y han mejorado en tacto.

De esta manera la parte trasera ha ganado tracción. Para el 2010 el amortiguador trasero lleva un pistón y un regulador de compresión rediseñados para mejorar el comportamiento de la amortiguación, ofrecer más facilidad de pilotaje y permitir mayor aceleración sobre terreno accidentado.

El ligero chasis doble viga de fundición de aluminio (de quinta generación) sigue aportando una gran rigidez para ofrecer una mejor maniobrabilidad. Este chasis permite entrar muy bien en curvas y en zonas técnicas, dejando hacer cambios bruscos de giro gracias a su corta distancia entre ejes y a que en la parte delantera el ángulo es un poco más cerrado. Como en el caso de la CRF250R, hecha a imagen y semejanza de su hermana mayor de 450, la centralización de masas es otra de las filosofías básicas en esta motocicleta, ofreciendo un gran control de pilotaje y facilitando los saltos y la maniobrabilidad en el aire.

Esta entrada fue publicada en Honda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario