IMÁGENES DE UNA HISTORIA DE ÉXITO: LA TRACCIÓN QUATTRO® EN COMPETICIÓN

La aparición del Audi quattro en el Mundial de Rallies fue una auténtica revelación, ya que Audi fue la primera marca en llevar a la competición un automóvil con las cuatro ruedas motrices. Los demás fabricantes pensaron que se trataba de un sistema demasiado complejo y pesado para los vehículos deportivos, pero tras ver el dominio aplastante de los Audi en las pruebas del Mundial se dieron cuenta de su error.

La versión deportiva del Audi quattro, con 300 CV, logró tres victorias en el año de su debut en el Mundial, 1981. Al año siguiente, Hannu Mikkola, Stig Blomqvist y Michèle Mouton fueron los pilotos de la marca en el campeonato y, entre los tres, se adjudicaron siete victorias y el título de campeón de fabricantes. La francesa Mouton luchó hasta el final por el de pilotos, pero acabó segunda.

El finlandés Mikkola consiguió el título mundial de pilotos en 1983, año en el que la marca logró el subcampeonato de fabricantes. Pero no fue hasta 1984 cuando el Audi quattro consiguió el éxito completo. Aquella temporada, el vehículo optimizó sus prestaciones en estabilidad y fiabilidad e incorporó un motor de 450 cv, unas mejoras que le permitieron alzarse con el doblete, es decir, la consecución del mundial por marcas y el de pilotos con Stig Blomqvist. Además, igual que ocurriese la temporada anterior, diversos títulos nacionales de rallies también fraguaron su gran éxito mundial. Todos estos hechos le supusieron el reconocimiento internacional de “Automóvil del año 1984 en deporte automovilístico”.

Tras estos éxitos , los ingenieros de la marca intentaron dar nuevos aires al Audi quattro, desarrollando nuevas versiones del mismo, como el Audi Sport quattro o el Audi quattro S1, que siguieron consiguiendo victorias. Entre ellas, las más recordadas fueron los tres triunfos consecutivos conseguidos por Michele Mouton (1985), Bobby Unser (1986) y Walter Rörhl (1987) en la legendaria subida a la montaña de Pikes Peak, en Colorado, Estados Unidos.

Pero la leyenda de la tracción permanente a las cuatro ruedas quattro® no sólo se forjó en los rallies, sino que también lo hizo en los circuitos más prestigiosos. Los trazados norteamericanos vivieron jornadas gloriosas con triunfos del Audi quattro, como en la TransAm norteamericana, un campeonato en el que Walter Röhrl y Hans-Joachim Stuck arrasaron en 1988 al conseguir un total de 8 victorias y el título de piloto y fabricante.

Estos dos conductores también pilotaron el poderosísimo Audi V8 quattro®, un modelo con el que Audi regresó a Europa en 1990 para intentar ganar el campeonato más prestigioso del continente, el DTM. El alemán Hans-Joachim Stuck ganó ocho pruebas y se hizo con el título de campeón en su temporada de contacto con esta competición. Al año siguiente, su compañero de equipo Frank Biela fue el encargado de dar a Audi el segundo título en el DTM, haciendo entrar a la marca en la historia como el primer fabricante en defender su corona con éxito.

Los triunfos de la tracción quattro® en competición

1982-Audi gana el campeonato del Mundo de Rallies
1983-Hannu Mikkola se proclama campeón del mundo de rallies
1984 -Stig Blomqvist es campeón del mundo de pilotos de rallies. Audi gana el Campeonato del Mundo de Marcas de Rallies
1981-1986 -Audi gana un total de 20 rallies en el Campeonato del Mundo, y más de 70 títulos nacionales
1985 -Michèle Mouton gana el Pikes Peak Hill Climb Race
1986 -Bobby Unser Jr. gana el Pikes Peak
1987 -Walter Röhl consiguió con éxito la tercera victoria consecutiva para un Audi en Pikes Peak. Su récord ha estado imbatido durante muchos años.
1988 -Audi gana ocho carreras en las American TransAm Series, logrando el campeonato de marcas y pilotos (Steve Haywood)
1989 -Hans-Joachim Stuck, con siete victorias, es el piloto con más fama de las US IMSA GTO series
1990 -Hans-Joachim Stuck consigue, en su primera temporada, la victoria final del Campeonato de Turismos Alemán (el DTM)
1991-Frank Biela revalida para Audi el título de vencedor del DTM
1996 -Enmanuelle Pirro se proclama campeón del STW

Esta entrada fue publicada en Audi, Rallys. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario