Hyundai Sonata 2.0 CRDi VGT Style / Chevolet Epica 2.0 VCDi LTX

ImageEl Hyundai Sonata y el Chevrolet Epica son los dos amplias berlinas de origen coreano.

Su precio ronda los 25.000 euros y, a cambio de esos más de cuatro millones de las antiguas pesetas, nos ofrecen un interior amplio, unas prestaciones aceptables, un elevado confort de marcha y unos contenidos consumos, gracias a sendos motores de gasóleo de dos litros de capacidad.
¿Idéntica mecánica?

El Sonata y el Epica comparten, además de su origen oriental, un propulsor de dos litros de capacidad desarrollado por la compañía italiana VM Motori, propiedad de General Motors, que cada una de las marcas, Hyundai y Chevrolet, (respectivamente) montan en sus plantas de producción de Corea.

La arquitectura de ambos motores es prácticamente la misma: cuatro cilindros en línea, inyección directa por conducto común único, sobrealimentación por turbo de geometría variable y un radiador para refrigerar el aire de admisión.

Un propulsor anuncia una potencia de 150 CV, en el caso del Epica, y de 10 CV menos montado en el Sonata. Pero, sin duda alguna, lo más importante de la mecánica es la buena cifra de par motor que ofrece: en torno a los 300 Nm en ambos casos antes de los 3.000 giros. Este dato permite un rango amplio de utilización del motor y un empuje importante para mover las casi 1,6 toneladas que pesan cada uno de nuestros protagonistas.

Para transmitir el caudal de potencia a los ejes, los fabricantes de origen coreano se han decantado, cada uno de ellos, por una caja de cambios diferente, eso sí, las dos son manual. El Sonata monta una transmisión de seis marchas, mientras que el Epica lleva una caja de cambios de cinco relaciones. Esta característica suaviza el carácter del motor del Sonata y permite al Epica, en contra de lo que se podría suponer, unos contenidos consumos de gasóleo.

Comportamiento

Gracias a unas suspensiones más contundentes, el comportamiento dinámico del Sonata nos ha gustado más que el del Epica, que también se defiende muy bien en todo tipo de vías. Quizás unas suspensiones más firmas, podrían contribuir a que ambos comportamientos fueran más parecidos. En el apartado de frenada, ambas berlinas ofrecen datos similares, en torno a los 70 metros de recorrido cuando frenan desde 140 km/h. Los dos vehículos montan sistema antibloqueo de frenos y distribuidor electrónico de la fuerza de frenada (lo que conocemos como ABS con EBD).
Si prestamos antención a la sonoridad, el Sonata se lleva la palma al registrar valores ligeramente inferiores a los que medimos en el Epica.

El consumo de combustible (Diesel) es reducido en los dos casos. Los mejores datos los registra el Epica, que también destaca en lo que a prestaciones puras y duras se refiere: es más rápido en la aceleración de 0 a 100 km/h, por ejemplo, con 9,7 segundos.

Interior

La vida a bordo en ambos vehículos es agradable y confortable. Hay espacio suficiente para que viajen con comodidad cinco adultos en los dos casos. Tanto la posición del conducción de un coche como del otro ofrece varias posibilidades de modulación para que el conductor se encuentre muy a gusto en su posición.

Todos los mandos se hallan colocados de manera clara y el manejo de éstos es bastante intuitivo. Al tacto, nos “decepciona” la abundancia de plásticos que imitan el acero u otros metales.

En lo que, sin duda alguna, destacan estas dos berlinas es en su amplio maletero: un dato en torno a 480 litros indica que ambos coches van “muy bien servidos” en este apartado.

Equipamiento

En ambos vehículos, el equipamiento es amplio, sobre todo en lo que a seguridad y confort se refiere. No faltan los doble airbags delanteros, los delanteros laterales y de cortina en los dos casos, así como el control de tracción. El climatizador y los asientos calefactados son dos elementos que montan nuestros dos protagonistas de serie. No ocurre lo mismo con el navegador, que en el Epica no está disponible, y que en el Sonata cuesta más de 1.500 euros.

Conclusiones

El precio de ambos vehículos es similar y el equipamiento, comportamiento y mecánicas que ofrecen también lo son, por lo que es complicado inclinar la balanza hacia uno u otro lado.Image


Esta entrada fue publicada en Comparativa de coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario