HONDA, UNA VEZ MAS, LIDER EN MATRICULACIONES DE MOTOCICLETAS

Honda ha cerrado el año 2009 siendo una vez más líder en matriculaciones, como lo viene siendo de manera continuada e ininterrumpida desde el año 1986, hace ya 23 años. Así, a cierre de 2009, Honda matriculó un total de 21.581 motocicletas (2.301 unidades más que el segundo clasificado), lo que supone una cuota de mercado del 16,1%.

El modelo SH125i Scoopy, con 5.427 unidades, ha sido con diferencia el modelo más matriculado del 2009 con 1.323 unidades más respecto al segundo clasificado. Estos datos confirman a la Honda Scoopy como un auténtico fenómeno social, siendo el modelo más matriculado de la historia del motociclismo nacional. Buena prueba de ello es que desde el año 1990 hasta el 2009, en un plazo de 20 años, las diferentes versiones del modelo SH han sido líderes en su segmento, con la única excepción del año 1999, en el que fue el segundo modelo más matriculado. En total, desde 1990, sólo en España, el modelo SH ha matriculado un total de 151.231 unidades. El éxito de la SH ha sido tal, que muchos fabricantes han intentado copiar, sin éxito, nuestra formula invirtiendo grandes sumas de dinero en el desarrollo y la promoción de modelos similares. Aun así, el modelo SH siempre se ha mantenido líder indiscutible en su segmento.

Si nos centramos tan sólo en el modelo de 125cc, en los últimos 6 años, es decir, desde el pasado 2004 y hasta cierre de 2009, la SH125i Scoopy ha sido el modelo más matriculado del segmento del cuarto de litro, pero, además, desde el año 2005 también ha sido el líder del total matriculaciones.

A nivel europeo, la SH también es sinónimo de éxito, siendo líder de matriculaciones durante los años 2002, 2003, 2005, 2007 y 2009. Tal como sucede en España, la SH se ha convertido en el modelo más matriculado de todos los tiempos en toda Europa, con más de 430.000 unidades matriculadas. Además, la SH125i, fue el primer modelo de la historia en superar el nivel de emisiones EURO-3, un año antes de su aplicación.

Un poco de historia
Durante 25 años, los usuarios han podido disfrutar de 6 diferentes generaciones de Scoopy. A lo largo de todo este tiempo, este popular modelo ha cambiado su estética de manera notable, además de, obviamente, adaptarse a las exigencias de cada época. Pero parte del éxito de la Scoopy reside en su esencia, en su concepto, que ha permanecido inamovible durante un cuarto de siglo. Para muchos la Scoopy pasó a formar parte de un estilo de vida manteniendo sus principales virtudes como la adopción de plataforma plana, rueda alta y un alto nivel de fiabilidad. Y así ha continuado hasta hoy, cuando lo más habitual es cruzarse con una de ellas, sea de la generación que sea, por las calles de las principales ciudades europeas.

1984: SH80, la primera generación
Montesa Honda, S.A. presentó en España la Scoopy en su primera versión SH80 a principios de diciembre de 1984. Por entonces, el sector estaba dominado por los scooters convencionales. Ante este panorama, Honda arriesgó y sacó a la calle un scooter con ruedas de 16 pulgadas e innovaciones que le confirieron una estética y personalidad diferentes. Los usuarios supieron apreciar las ventajas de la rueda alta aplicadas al scooter y adoptaron al Scoopy como moto ideal para sus desplazamientos del día a día. Aquel primer SH80 montaba un moderno y silencioso motor de 2T con engrase separado, arranque eléctrico y transmisión automática con variador y correa estanca.
En 1987, Honda Motor Co. Ltd. asignó a su factoría española de Montesa Honda (entonces situada en Esplugues de Llobregat, Barcelona) la producción de la Scoopy con destino a todos los países europeos. Fue la continuidad del modelo en una nueva versión de 75cc para acomodarse a la legislación española del permiso A1. Por entonces apareció un exclusivo modelo con llantas de aleación y una elegante gama de colores. Por méritos propios se convirtió en la moto urbana de referencia y el mercado reclamaba una versión para los más jóvenes. La respuesta llegó en versión de 50cc con asiento individual.

1996: SH50/100, la segunda generación
A finales de 1996, Honda Europa produjo en la factoría de Atessa (Italia) la segunda generación de Scoopy. Por entonces, ya era todo un referente, siendo la moto ciudadana más vendida de Europa. La nueva Scoopy se presentó con un nuevo motor de 50/100cc que destacó por su economía, longevidad y elevadas prestaciones en ambas cilindradas.
A pesar de mantenerse fiel al concepto Scoopy, su estética era totalmente nueva, mucho más moderna. Además, incorporaba freno de disco delantero y suspensiones hidráulicas que aportaban una notable mejora del comportamiento dinámico y mayor precisión de conducción.

2001: SH125/150, la tercera generación
Sin duda, lo que más marcó el salto de la segunda a la tercera generación de Scoopy fue el 4T. La implicación de Honda Motor Co. Ltd. en la cooperación para la defensa medioambiental siempre ha distinguido a la compañía. Esta inquietud hizo tomar a Honda la decisión de cesar la producción de motores de 2T. A partir de 2001 sólo comercializaría motores de 4T y la Scoopy también adaptó este cambio sin perder su concepto genético y su acusada personalidad.
Propulsada por un potente motor de 4T y tecnología moderna de 4 válvulas SOHC, se comportaba como una moto tremendamente suave y silenciosa. Además, incorporó el sistema de frenada combinada CBS con accionamiento mecánico. Las distancias por carretera dejaron de ser un inconveniente. La convalidación del permiso B de automóviles para conducir motocicletas de hasta 125cc dinamizó el sector e impulsó la nueva SH125 al liderato de ventas español. También en Europa se alzó con el primer puesto de matriculaciones anuales y al término de 2003 ya circulaban 133.000 unidades de SH125/150 por los países europeos.

2004: SH125i/150i, la cuarta generación
La incorporación de la inyección marcó el paso a la cuarta generación de Scoopy en 2004. La Unión Europea anunció en 2004 la futura normativa Euro-3 para motores de explosión con severas reducciones de las emisiones contaminantes. Honda Motor Co. Ltd. aplicó de inmediato sus últimas tecnologías para adaptar todas sus motocicletas a la futura restricción. La Scoopy fue de las primeras en recibir el sistema PGM-FI de admisión de carburante por inyección electrónica. La SH125i/150i fue la primera motocicleta en cumplir la normativa EURO-3 y la más limpia del mercado en cuanto a emisiones. Además, la nueva Scoopy ganó también en estética, confort y agilidad.

2006: SH300i, la quinta generación
En 2006 la familia Scoopy se amplió con la incorporación de un modelo con el doble de cilindrada, la SH300i, creada con la premisa de no incrementar el tamaño ni mermar sus virtudes ciudadanas. Se trataba de hacer crecer la cilindrada, la potencia y las prestaciones, pero mantener las dimensiones, el volumen y la manejabilidad muy próximos a la SH125/150. La SH300i cuenta con el compacto monocilíndrico derivado del CRF250 de enduro/motocross. Utiliza la misma tecnología termodinámica de 4 válvulas SOHC e inyección electrónica, características que la sitúan a la cabeza de su segmento. Además, este modelo dispone también opcionalmente del sistema antibloqueo ABS de Honda.

2009: SH125i/150i, la sexta generación
Durante este año llegó la sexta generación de Scoopy con la renovación del modelo SH125i/150i. Además de su modernización estética y de sus cambios en la ergonomía, sin duda su principal novedad fue la incorporación de un nuevo modelo con disco de freno trasero (también disponible en freno de tambor).

Esta entrada fue publicada en Honda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario