Honda incorpora la tecnología HMI a sus ASV

En una muestra más de su implicación en materia de seguridad, Honda presenta en Japón todas las evoluciones realizadas en la tecnología HMI (Human Machine Interface), que consiste en la interconexión entre el conductor y su máquina, y que se aplica a sus vehículos ASV (Advanced Safety Vehicles). Honda mostrará sus últimos avances en la exposición pública del ITS-Safety 2010 (Intelligent Transportation Systems) que se celebrará del 25 al 28 de febrero en Tokyo y dará a conocer los últimos avances en sus ASV, incluyendo automóviles, motocicletas y vehículos eléctricos adaptados para personas con problemas de movilidad o con ligeras discapacidades, todos ellos equipados con tecnología de seguridad activa y preventiva.

Basándose en amplios estudios, Honda ha desarrollado un HMI lógico, simple e intuitivo, que permite un reconocimiento más rápido y fácil. En las situaciones críticas de seguridad, se emiten avisos visuales y auditivos. El HMI visual está situado en el borde superior del panel de instrumentos, lo más cerca posible de la línea de visión, permitiendo al conductor captar la información y las advertencias fácilmente, sin tener que apartar los ojos de la carretera. La intensidad, el color y la posición de las luces facilitan una información intuitiva de la importancia y la cercanía del peligro. Para aumentar el reconocimiento por parte del conductor se emite en el interior del casco una señal acústica en forma de texto hablado, gracias a una conexión Bluetooth® entre el casco y el sistema de a bordo. Este avanzado sistema HMI contribuye a mejorar la seguridad sobre la motocicleta.Los ASV, dotados con las últimas tecnologías en seguridad activa y preventiva, están diseñados para intercambiar informaciones sobre velocidad, posicionamiento y otros datos entre vehículos (“vehicle-to-vehicle” communications), así como entre el vehículo y la infraestructura de la carretera (vehicle-to-infrastructure), para proveer a los conductores de toda la información que les pueda ser de ayuda para prevenir accidentes. El modelo en el que se basa la investigación ASV de Honda en el mercado japonés, el Odissey, representa el siguiente nivel en el desarrollo de sus sistemas de comunicación vehículo-a-infraestructura. En el área de motocicletas el modelo escogido como base ha sido la Forza, que también representa un paso más allá en la evolución del sistema de comunicación vehículo-a-vehículo desarrollado a partir de las tecnologías en seguridad preventiva y los nuevos trabajos de los diseños FACE y LONG, que hacen las motocicletas más visibles e identificables para otros conductores. Además, el vehículo eléctrico adaptado Honda IT Monpal 4 también ha sido equipado con tecnología wireless para dotarlo de las ventajas de las comunicaciones vehículo-a-vehículo.

La seguridad es uno de los pilares en los que siempre se ha basado Honda. Ya en 1970, creó en Japón la Traffic Safety Promotion Division, que se convirtió en un centro pionero en materia de seguridad. En 1992, cuando la concienciación social relacionada con la Seguridad no tenía el valor de hoy, Honda se avanzó en el tiempo creando la Honda Escuela de Conducción (HEC), una decidida apuesta creada con el objetivo de “educar para prevenir” y que se engloba en el campo de Seguridad Preventiva. Ahora, como complemento de la HEC y de las múltiples actividades llevadas a cabo por Montesa Honda desde su creación, está en construcción el Honda Instituto de Seguridad (HIS), uno de los proyectos más ambiciosos dentro del programa Compromiso Integral por la Seguridad, un trabajo que se inició el pasado 2004 al convertirnos en la primera y única empresa del sector en firmar la Carta Europea de Seguridad en Carretera con la firme intención de reducir a la mitad el número de víctimas por accidentes de tráfico.

Esta entrada fue publicada en Honda, Seguridad en coches, Seguridad en motos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario