Hamilton, un líder sólido

Escrito por canal motor
ImageLewis Hamilton logró su segunda victoria en una semana y se afianza al frente de un campeonato en el que Francia (1 de julio) verá el siguiente envite. Lewis Hamilton apunta alto y ayer, en un circuito mítico como Indianápolis, volvió a demostrar que habrá que contar con él en la lucha por el campeonato aunque sea un ‘rookie’. Fernando Alonso, por su parte, fue segundo en una carrera en la que estuvo presionando en todo momento al británico, que le cerró la puerta en sus dos intentos de adelantamiento. Este Gran Premio de los Estados Unidos, la séptima prueba de la temporada, era una carrera con mucho morbo. El ambiente en McLaren había subido de tono a lo largo de las últimas semanas y la tensión flotaba en el aire. Fernando Alonso quería demostrarle a Lewis Hamilton quién es el ‘número uno’, acallar críticas y marcarle el terreno a su joven oponente. Por otro lado, se había anunciado una recuperación de los Ferrari, que al final no se vio por ningún lado. El potencial de los McLaren Mercedes fue muy superior en entrenamientos libres, en la crono y también en la carrera, donde lograron el tercer doblete de la temporada tras los conseguidos en Malasia y Mónaco.

Y Lewis Hamilton, de 22 años, no se dejó amedrentar. Es rápido, constante y no comete errores. En esas condiciones, estando en racha, con la moral por las nubes, será complicado pararle los pies. Fernando lo intentó. El español trató de sorprenderle en la salida, pero el debutante cerró la puerta como un veterano y, gestionando la carrera desde la primera curva, no cometió el más mínimo error hasta cruzar bajo la bandera a cuadros.

Esta victoria constata y reafirma la importancia de lograr la pole position. De las siete carreras disputadas este año, de las que hemos visto de todos los colores, seis las ha ganado quien ha arrancado desde la pole. Sólo falló Massa en Malasia y ganó Alonso, que salía segundo. De hecho, los cuatro primeros clasificados en la carrera eran los cuatro primeros de la crono, por el mismo orden.

Con la aerodinámica actual es muy difícil acercarse a un rival, ya que cuando se quedan sin aire se hace un vacío, se levanta el morro y se pierde el control del coche. Además de la salida, hubo otros dos momentos clave: en la vuelta 38 y la 47. En la 38, después de pegarse a rueda de Hamilton con la ayuda del doblado Speed, trató de superarle al final de recta, pero el británico aguantó la embestida. Fue una maniobra al límite, en la que Lewis se fue abriendo hacia la izquierda para estorbar la maniobra de Fernando. Si Alonso no levanta, como en la salida, ambos se hubieran ido fuera de la pista. Por otro lado, en la vuelta 47, se salió ligeramente en la parte revirada al acercarse demasiado.

Con una táctica calcada para ambos coches, que todo apunta se mantendrá mientras se mantenga el dominio sobre los Ferrari, las dos paradas fueron consecutivas, parando primero en la inicial Hamilton, que iba delante, y Alonso en la segunda.

Raikkonen, por su parte, también vio cómo le era imposible adelantar a Massa pese a que marcó la vuelta rápida en carrera.

Después de Indianápolis los McLaren han cogido más ventaja en el campeonato de constructores (106 a 71) y Lewis ya lidera el de pilotos con diez puntos de ventaja sobre Fernando (58 a 48), situándose Felipe Massa a 19 puntos, es decir, que ya cuenta con dos carreras de retraso.

A partir de mañana habrá entrenamientos en Silverstone para preparar las carreras de Francia y, sobre todo, Inglaterra, que se perfilan definitivas para calibrar las posibilidades de cada uno, teniendo en cuenta, por ejemplo, que Raikkonen está ya a 26 puntos.

Esta entrada fue publicada en Formula 1. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario