Hamilton gana su primer Gran Premio en Canada

ImageEl piloto británico Lewis Hamilton (McLaren Mercedes) se impuso por primera vez en su carrera profesional en una carrera de Fórmula 1, en el Gran Premio de Canadá, donde Fernando Alonso (McLaren Mercedes), arrastrando problemas con los neumáticos, perjudicado por las salidas del coche de deguridad y con una sanción incluida, se tuvo que conformar con la séptima posición.

Heidfeld (BMW Sauber) y Wurz (Williams) logran su primer podio de la temporada, mientras Kubica dio el susto con un accidente espectacular

El piloto británico Lewis Hamilton (McLaren Mercedes) se impuso por primera vez en su carrera profesional en una carrera de Fórmula 1, en el Gran Premio de Canadá, donde Fernando Alonso (McLaren Mercedes), arrastrando problemas con los neumáticos, perjudicado por las salidas del coche de deguridad y con una sanción incluida, se tuvo que conformar con la séptima posición.

El resultado puramente deportivo del Gran Premio de Canadá, disputado en el circuito semiurbano de Montreal, quedó en un segundo plano después del accidente sufrido por el piloto polaco Robert Kubica (BMW Sauber) en la vuelta vigésimo séptima.

El vehículo del europeo, en plena lucha con el de Jarno Trulli (Toyota), ocupaba la parte exterior de la pista, cuando su monoplaza salió despedido hacia el muro del trazado y de ahí, rebotada hasta la siguiente curva, la horquilla del Gran Premio. El piloto permaneció inmóvil dentro de su cabina hasta que los servicios sanitarios acudieron para trasladarle a la Clínica del circuito, donde un portavoz anunció minutos después que se encontraba fuera de peligro.

Las cuatro salidas a pista del ‘Safety Car’, el accidente del polaco Kubica, la descalificación del brasileño Felipe Massa (Ferrari) y el italiano Giancarlo Fisichella (Renault), ambos por reincorporarse a la pista con el semáforo de boxes en rojo, y la sanción con un ‘stop and go’ de Fernando Alonso, resumen la accidentada carrera.

En ocasiones, las circunstancias de carrera se imponen desde el inicio de la misma. En Canadá, un trazado de mecánica, en donde las prestaciones del coche son tan importantes, un mínimo fallo aparta de la victoria hasta al mismismo Fernando Alonso. El bicampeón Mundial perdió una plaza en el arranque de la prueba, en favor de Nick Heidfeld (BMW Sauber), retrasándose hasta la tercera posición.

{mosgoogle}Agresivo en el comienzo, lanzándose sobre el único espacio libre para ascender hasta la primera posición, Alonso se equivocó y gracias a la escapatoria del final de meta se pudo reintegrar en carrera, aguantando el empuje de Felipe Massa, cuarto, pero con su compañero Lewis Hamilton, abriendo una notable brecha en el primer sector de la carrera.

Doce vueltas después de este incidente, la distancia del británico respecto al español, tercero, sobrepasaba los diez segundos. El tapón que Heidfeld realizó sobre el asturiano, no sólo le apartó de la victoria, sino que también los Ferrari se acercaban al alerón trasero del ovetense, amenazando el podio.

En la vuelta décimo octava, Alonso, por tercera vez y con unos neumáticos abrasados, se salía del trazado canadiense en el final de recta, coincidiendo con un Felipe Massa, que, más descargado de gasolina, marcaba los mejores tiempos en carrera y adelantó al español.

Las fatalidades se aliaron para que el español continuase con su paulatina perdida de posiciones. En la vuelta 20 y 21, Heidfeld y Hamilton entraron a repostar, justamente antes de la salida a pista del ‘Safety Car’, la primera vez en toda la temporada, como consecuencia del destrozo del Spyker del alemán Adrián Sutil.

En esta coyuntura y con un depósito de gasolina totalmente vacío, la mala suerte obligó a Fernando Alonso a repostar cuando el coche de seguridad estaba en pista, algo que está prohibido y por lo que el asturiano tuvo que pagar con un ‘stop and go’, que le colocó, ya con la carrera restablecida, en la décimo tercera posición, en medio de un denso grupo y en un circuito complejísimo para adelantar.

Sin embargo en menos de seis vueltas, un desatado Alonso ascendió hasta la octava plaza, marcando su mejor registro personal en carrera (1:16.300). Su objetivo era claro, dar alcance a Kimi Raikkonen, por delante de él. Cuando ambos se iban a medir en un duelo directo, el español se vio perjudicado por unos deshechos que había en el asfalto, por el que dos minutos después volvió a salir el ‘Safety Car’ a pista.

FISICHELLA Y MASSA, SANCIONADOS.

Si faltaba algo más para completar un Gran Premio frenético, Fisichella y Massa eran sancionados con bandera negra, excluidos de carrera, en la vuelta 50 por haberse saltado un semáforo rojo. Ante este nuevo revolcón que sufría la prueba, Alonso ya era quinto y luchaba por el podio con Raikkonen, al que pasó en boxes en una extraordinaria maniobra de los mecánicos de McLaren, y Webber.

Sin embargo, cuando la tercera posición parecía al alcance del asturiano, una nueva salida, la cuarta, en un duelo con su ex compañero Jarno Trulli en el final de la diminuta recta de meta de Montreal, le apartó del podio. El finlandés Raikkonen tampoco alcanzó esos puesto de honor y finalizó quinto.

Como un reloj, regular y metódico, en un circuito en el que los despistes no estaban permitidos, Hamilton se lanzó a por su primera victoria en la Fórmula 1, después de cuatro segundos puestos consecutivos en este arranque de Mundial.

Detrás de él, llegaron Nick Heidfeld, logrando su primer podio de la temporada, y Alex Wurz, quien muy inteligentemente aprovechó los mejores momentos de la prueba para entrar a repostar. La próxima cita con la Fórmula 1 será el Gran Premio de los Estados Unidos, el domingo que viene en el circuito de Indianápolis.


Esta entrada fue publicada en Formula 1, McLaren. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario