Hamann apunta alto con su visión del Aston Martin V8 Vantage

ImageEste es otro de esos ejercicios de estilo a lo kamikaze. Para no pocos aficionados el Aston Martin V8 Vantage es básicamente la perfección sobre ruedas.Así que podemos comprender si alguien considera hasta ofensiva la última preparación para el modelo diseñada por Hamann. De todas formas, hay que reconocer que este es uno de los ejemplos de tuning más equilibrados que hemos visto para un Aston Martin. Y eso tiene su mérito.

ImageLa compañía alemana ha mejorado el apartado aerodinámico del Vantage original con un spoiler de dos piezas en el paragolpes delantero y sendos faldones laterales, además de con un pequeño y discreto difusor que casi podría pasar de serie. La toma de aire del techo es opcional, y todos los elementos de la carrocería pueden ser escogidos en fibra de carbono o fibra de vidrio, dependiendo de lo que quieras gastar.

ImageSi hablamos de motor, este Vantage demuestra ser mucho más que estilo. Gracias a una reprogramación de la electrónica la potencia del antiguo 4,3 V8 asciende 358 CV (+23), mientras que el más nuevo 4,7 utilizado por el modelo 2009 puede presumir de 426 mulas en su cuadra (+30 CV). Supuestamente el nuevo escape deportivo de acero desarrollado por la firma puede añadir 20 CV más, aunque no está claro si esto es posible antes o después de tocar la centralita.

ImageFinalmente Hamann ha instalado cuatro llantas de tres piezas y 21 pulgadas para dar ese toque llamativo, cuya presencia se ve reforzada por una suspensión que cae 30 mm delante y 20 mm detrás. El interior, como de costumbre, contempla nuevos pedales de aluminio, alfombrillas personalizables, nuevos tapizados como opción y prácticamente cualquier locura que se te pueda ocurrir. Cuando hablamos de tuning, el límite lo pone tu cartera.

Esta entrada fue publicada en Coches Tuning. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario