GM Y EXXONMOBIL DESARROLLAN CONJUNTAMENTE UN PROCESADOR DE GASOLINA PARA VEHÍCULOS CON CÉLULA DE COMBUSTIBLE

General Motors Corporation y Exxon Mobil Corporation anunciaron hoy que han desarrollado un procesador de gasolina de alta eficiencia para vehículos con célula de combustible. Las compañías manifestaron que el procesador constituye un importante avance que supondrá una considerable reducción de las emisiones y una mejora en el ahorro de combustible. GM tiene previsto realizar una demostración del vehículo, utilizando esta tecnología, dentro de 18 meses.

El procesador usa gasolina como combustible para crear un flujo de alta calidad de hidrógeno que acciona una célula de combustible. Para los consumidores esto significa que podrán repostar estos nuevos vehículos de la misma forma que repostan sus vehículos actuales. Los investigadores e ingenieros de Opel creen que el procesador de gasolina es clave para la producción de células de combustible en esta década.

“El procesador de gasolina podría ser el puente entre los vehículos convencionales actuales y los vehículos con célula de combustible de hidrógeno del futuro,” manifestó Harry J. Pearce, Vice Presidente de GM. “Aunque consideramos el hidrógeno como el combustible del futuro en aplicaciones de automoción, tenemos retos comerciales significativos, como el diseño y construcción de un gran número de estaciones de servicio de hidrógeno, desarrollo de posibles depósitos de combustible de abordo y conformidad con las especificaciones de toda la industria.

GM y ExxonMobil manifestaron que el resultado del programa conjunto de investigación de tres años ha permitido a los ingenieros de GM y ExxonMobil diseñar, desarrollar, construir y producir un procesador de gasolina que sobrepasa el 80 por ciento de ahorro. A finales del presente año, GM demostrará en un laboratorio un sistema integrado con una versión avanzada de este procesador y una pila de combustible GM produciendo 25 KW.

GM seleccionó el sistema de 25 KW como plataforma de aprendizaje. El sistema de 25 KW comienza abordando los requerimientos de eficiencia total para uso en automoción y fomentará el desarrollo de futuros sistemas de automoción y fijos de pila de combustible. El nivel máximo de eficiencia del sistema de pila de combustible se espera que ascienda a casi el 40 por ciento en este diseño de primera generación. Como referencia, esto da como resultado casi el doble de eficiencia que en los vehículos actuales a lo largo de un ciclo de conducción típico. El sistema integrará los diseños propiedad de GM en procesadores de gasolina y pilas de combustible.

“Hemos aceptado un reto técnico importante y hemos llevado a cabo lo que otros pensaban que no era posible,” manifestó Lawrence D. Burns, Vicepresidente de Investigación & Desarrollo y Planificación, al anunciar hoy este logro. “Los consumidores reclaman soluciones prácticas. Las células de combustible basadas en gasolina se benefician de una infraestructura ya existente y significa que pueden llegar a manos de los consumidores vehículos más limpios y eficientes dentro de los próximos 10 años. Este avance demuestra el potencial de colaboración entre las industrias del petróleo y de automoción.

Junto con GM, hemos conseguido sobresalir como líderes en del campo de los procesadores de hidrocarburo y células de combustible. Esto es resultado directo de combinar las extraordinarias posibilidades de las industrias del petróleo y de automoción. La mejora continua de las prestaciones de los hidrocarburos en los sistemas de vehículos de transporte constituye una de las principales estrategias de negocio y prioridades de ExxonMobil”, manifestó Bill Innes, Presidente de la Compañía de Investigación e Ingeniería de ExxonMobil.

ExxonMobil y GM firmaron un acuerdo en 1998 para llevar a cabo una investigación sobre hardware y opciones de combustible para vehículos de futura generación. La colaboración ha dado lugar a varios avances importantes que aceleran el desarrollo de un procesador de gasolina para proporcionar hidrógeno para un vehículo propulsado por célula de combustible.

Otros avances surgidos de la alianza de investigación entre ExxonMobil y GM incluyen:

  • Una única unidad de reactor transitoria que permita probar los procesadores de gasolina desde cero a su máxima potencia y comprobar la calidad del combustible de hidrógeno generado.
  • Un conjunto avanzado de modelos dinámicos del sistema (código de ordenador) para acelerar el desarrollo y comprobación de los sistemas del procesador de combustible de los prototipos.
  • Modelos avanzados para asociar cinética química y dinámica de fluidos. Estos modelos permiten estudios detallados de interacciones del procesador y combustible.
  • Utilizar el más avanzado cálculo de dinámica de fluidos para el desarrollo y diseño de sistemas de admisión primarios del reactor. Esta propuesta ha dado lugar a una significativa mejora en las prestaciones del reactor comparado con los primeros prototipos.
  • ExxonMobil y GM están combinando los conocimientos sobre combustibles y el diseño de sistemas de procesadores de gasolina para acelerar el desarrollo de prototipos, identificar las exigencias de las propiedades del combustible y ayudar en la selección de combinaciones optimizadas de combustible y procesador que puedan incrementar la eficiencia y reducir tamaño y complejidad.

Burns manifestó que el procesador de gasolina hoy en funcionamiento es el diseño de segunda generación de GM, estando prevista uno de tercera generación en breve. Con cada generación, GM ha reducido el tamaño y el peso del sistema a la vez que ha mejorado la eficiencia. El sistema de célula de combustible de futura generación abastecido de gasolina tendrá la mitad del tamaño y peso que el de la generación actual.

Esta entrada fue publicada en General Motors. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario