GM se une al programa Japonés de célula de combustible


TOKYO– General Motors Corp. ha anunciado hoy que formará parte de un proyecto de pruebas de vehículos de célula de combustible en Japón.

El Proyecto japonés de pruebas de célula de combustible e hidrógeno (JHFC) será dirigido por el Ministerio japonés de Economía, Comercio e Industria (METI). GM, otros fabricantes de vehículos y compañías energéticas estarán en el proyecto, con el objetivo de conseguir un mejor entendimiento de la tecnología de la célula de combustible y de cómo crear una infraestructura de suministro de hidrógeno. El proyecto también buscará educar al público acerca del uso de células de combustible y del hidrógeno como combustible seguro y limpio. Los participantes planean utilizar la información generada en el proyecto para apoyar el establecimiento de los estándares y reglamentaciones de células de combustible e hidrógeno.

“Japón es un mercado muy importante para los vehículos de célula de combustible”, ha declarado Larry Burns, Vicepresidente de GM para Investigación, Desarrollo y Planificación. “GM está realizando grandes progresos en el desarrollo de los vehículos de célula de combustible y estamos muy contentos de que el Gobierno Japonés, así como otros Gobiernos en Europa y U.S.A, estén adoptando un papel de liderazgo en este área. Una infraestructura de suministro de hidrógeno podría llegar antes mediante el trabajo conjunto de los fabricantes de vehículos, compañías energéticas y Gobiernos en proyectos como el JHFC”.

GM llevará a Japón el Opel Zafira, basado en su último modelo de vehículo de célula de combustible, el “Hydrogen 3”, para que participe en el programa de demostración. La compañía está activamente involucrada en el mundo entero en pruebas con tecnología de la célula de combustible y en acelerar la evolución de la infraestructura del hidrógeno. Además del programa de pruebas japonés, GM también es miembro de la Asociación de California de célula de combustible y de la recientemente anunciada Asociación de Energía limpia de Berlín, Alemania.

GM espera comercializar vehículos propulsados con célula de combustible como negocio sostenible hacia finales de la década.

General Motors, el fabricante de vehículos más grande del mundo, diseña, construye y comercializa coches y camiones en el mundo entero. En el 2001, GM obtuvo unos beneficios de 1.500 millones de $, con unas ventas de 177.300 millones de $, excluyendo partidas especiales. Emplea cerca de 362.000 personas de forma global.

Más información acerca de los avances tecnológicos de los vehículos y los resultados ambientales se puede encontrar en www.gmability.com.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario