GM RACING LOGRA QUE CINCO DE LOS SEIS COCHES LLEGUEN A META LA PRIMERA VEZ QUE CORREN EN LAS 24 HORAS DE LE MANS. CORVETTE ALCANZA EL PODIUM.

GM Racing, representado por el Equipo Cadillac, Corvette Racing y Motorola –Dams, logró que cinco de los seis coches llegaran a meta en la 68ª edición de las 24 Horas de Le Mans. Tres de los cuatro Cadillac Northstart LMP acabaron la carrera en las posiciones 22ª, 24ª y 25ª con Bernard/Collard/Montagny, Wallace/Lagorce/Leitzinger y Taylor/Van de Poele/Angelelli. Un cuarto lugar parecía cada vez más probable para el coche de Motorola-DAMS hasta que, dos horas antes del final de la carrera, un fallo en la suspensión acabó con los esfuerzos del equipo para conseguir que Cadillac conquistara el mejor puesto final en esta competición.

Los dos Chevrolet Corvette llegaron a la meta en las posiciones 10ª y 11ª – 3ª y 4ª de su clase – habiendo desafiado a los Vipers a lo largo de toda la carrera. Pequeños problemas técnicos hicieron que los coches bajaran posiciones, pero los vehículos americanos mostraron su potencial real.

“Si hablas en serio de ganar en Le Mans, no puedes dejar ninguna piedra por mover en tu empeño”, dijo Herb Fishel, Director Ejecutivo de GM Racing. “El nivel de competición es tan alto que tienes que llegar aquí preparado para correr como si se tratara de una carrera al sprint, y tienes que estar al 100% en muchos aspectos: el equipo, los pilotos, el coche e incluso la preparación mental”.

“Cuando nos comprometimos a venir aquí, éramos totalmente conscientes del reto y del riesgo al que nos enfrentábamos”, añadió Fishel. “Nuestras expectativas se centraban en trabajar de manera continuada para demostrar el gran compromiso y mostrar que GM se toma muy en serio Le Mans. Creo que hemos cumplido con aquellas expectativas, para prepararnos para el año que viene y los siguientes”.

“Las 24 Horas son únicas, verdaderamente es la carrera más dura del mundo”, aseguró Fishel. “Nuestra más sincera enhorabuena al Equipo Joest Audi Sport, que claramente mereció ganar. Asimismo, también damos las gracias a todo el personal de la organización de Le Mans y del ACO (Automobile Club de l’Ouest), así como a los demás participantes que nos hicieron sentir a gusto en nuestro primer Le Mans.

El Director del Programa Cadillac Northstar LMP, Jeff Kettman, dijo: “A lo largo de este crisol al rojo vivo que es Le Mans, las dificultades que Cadillac afrontó fueron casi colosales. Sin embargo, el vehículo plateado, junto con sus colegas europeos, luchó valerosamente mientras sus motores Cadillac Northstar funcionaban perfectamente. A pesar de que ciertos aspectos secundarios del coche se estropearon (el embrague y la caja de cambios) el motor Northstart de Cadillac función muy bien. Seguramente, todo el mundo está decepcionado porque no hemos acabado más arriba, pero estamos muy contentos de la fiabilidad de este motor. Y nuestro equipo realizó un esfuerzo sobrehumano para conseguir que termináramos la carrera. Ahora que conocemos los puntos débiles de estos coches, trabajaremos para rectificarlos. Conocemos dónde y cuándo fueron más rápidos nuestros competidores. Nos vamos de este circuito seguros de que lo haremos mejor el año que viene. Por tanto, la realidad es que hay gran cantidad de buenas noticias para Cadillac en nuestro primer año en Le Mans”.

El Jefe del Equipo Motorola-DAMS, Jean-Paul Driot aseguró: “Estamos contentos de haber formado parte de Le Mans y la gran experiencia que supone. Nuestro equipo trabajó duro y estoy orgulloso del gran esfuerzo que hicieron nuestros pilotos para comenzar la carrera desde la 9ª posición y continuar escalando puestos hasta llegar a nuestra posición más alta, en 4º lugar”.

Esta entrada fue publicada en Chevrolet. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario