GM Europe Inicia un Amplio Plan de Reestructuración

General Motors Europe ha anunciado hoy un amplio plan de reestructuración para mejorar su posición en el mercado y retornar a la rentabilidad.

La recesión de este año del mercado de vehículos en Europa Occidental y el desarrollo de la penetración de mercado de GM en muchos de los países en particular, combinado con el cambio de preferencias de los consumidores hacia coches más pequeños, y la intensificada presión a la baja del precio de los vehículos, ha dado lugar a una pérdida durante el tercer trimestre de 181 millones de dólares. Con la continuación del deterioro de las condiciones de la industria, se prevé una pérdida aún mayor para el cuarto trimestre.

Este plan de reestructuración, combinado con una inversión continuada en un agresivo futuro programa de producto, tiene como objetivo el generar el ahorro suficiente como para hacer retornar a General Motors Europe a la rentabilidad.

En el área de manufacturas, Vauxhall tiene la intención de emprender una amplia reestructuración de sus operaciones de manufacturas. Se pretende que en Luton, la producción del Vectra se traslade a un turno a principios de 2001, y cese al final de la vida del actual modelo de Vectra, lo cual ocurrirá a finales del primer trimestre de 2002. A partir de este momento, las restantes instalaciones de Luton se concentrarán en vehículos comerciales y todo terrenos, mientras que la producción de turismos se concentrará en Ellesmere Port. Esto significa que el nuevo vehículo comercial, el Vivaro, y el Frontera se producirán en Luton. Ellesmere Port continuará produciendo el Astra y se está estudiando la posibilidad de incorporar el Vectra de próxima generación y convertir las instalaciones en una planta flexible para dos modelos.

En total, estas acciones específicas en el Reino Unido, y las anunciadas anteriormente, incluyendo la conversión en planta “lean” de las instalaciones de Opel en Rüsselsheim, reducirá la capacidad instalada de General Motors Europe en más de 400.000 unidades desde ahora hasta el año 2004. Posteriormente, la capacidad de utilización de las operaciones europeas de General Motors será evaluada de nuevo. Adicionalmente, la implementación de los procesos lean de producción serán acelerados en todas las plantas europeas, para obtener los niveles de productividad actuales de la planta de Opel en Eisenach (Alemania).

En las áreas de ventas, marketing y administración, General Motors Europe intenta tomar medidas eficaces para lograr ahorros significativos en las distintas filiales nacionales en todos los países y regiones. El traslado de ciertas funciones financieras y administrativas de la compañía al Centro Financiero de Servicios Compartidos en España anunciado en Mayo de este año será acelerada, de forma que los ahorros previstos se obtengan antes.

Tomando todas estas medidas en conjunto, así como otras acciones, incluyendo un plan para reducir el personal asalariado en un 10% en toda Europa durante el 2001, la reducción total de los niveles de empleo en Europa se espera sea de más de 5.000 personas en los próximos 18 meses.

Otra parte de los ahorros previstos vendrá de reducciones en el coste de los materiales, llevadas a cabo parcialmente por las sinergias derivadas de la reciente alianza entre General Motors y Fiat. Adicionalmente, se acelerarán mejoras en los costes de materiales de producción actuales con el establecimiento de un equipo conjunto y especialmente dedicado de compras/ingeniería de proyectos que trabajará con los proveedores de General Motors Europe.

Con relación al desarrollo de nuevos productos, está previsto mantener los niveles de inversiones que se han incrementado en los últimos años para apoyar la agresiva política de futuros lanzamientos de nuevos productos de las gamas de modelos de General Motors Europe.

Opel/Vauxhall está actualmente evaluando su futura gama, para centrarse en ofrecer productos más innovadores definidores de segmentos. Como primera consecuencia, Opel ha decidido discontinuar los planes para ofrecer una versión V8 del Omega. Saab, en los próximos cinco años, aumentará considerablemente su gama de productos con su estrategia de crecimiento en Europa y en Estados Unidos.

Michael J. Burns, Presidente de General Motors Europe, ha declarado: “El plan de reestructuración anunciado hoy es de gran alcance, pero es esencial recuperar el crecimiento positivo de la compañía. La base de costes reducida, combinada con nuestra atención a una agresiva nueva gama de productos, nos ofrecerá finalmente la mejor garantía para nuestro éxito futuro.”

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario