GM crea una Joint Venture en Rusia

  • Cooperación con AvtoVAZ y EBRD

Moscú/Zürich. General Motors ha anunciado hoy que está en proceso de creación de un innovador proyecto de fabricación de coches en Rusia en cooperación con el fabricante de automóviles ruso AvtoVAZ y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD), con sede en Londres. La joint venture estará situada en la planta de AvtoVAZ en la ciudad de Togliatti. GM y AutoVaz tendrán una participación del 41,5 por ciento de acciones de la joint-venture y el restante 17 por ciento será aportado por el Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo (EBRD), sujeto a la finalización de los acuerdos y a la aprobación final por parte de su Junta de Gobierno en marzo.

El proyecto, que representa una inversión total de 332 millones de dólares (aprox. 60.000 millones de Ptas.), está hecho a la medida del mercado ruso, en el que se prevé una elevada demanda de vehículos a precios razonables, robustos y, al mismo tiempo, de tecnología avanzada. Basado en la experimentada ingeniería de AutoVaz y su última versión del modelo recreacional Niva, se prevé que esta joint-venture fabrique alrededor de 75.000 unidades de Nivas al año. Los vehículos se venderán en Rusia bajo la marca Chevy. El comienzo de la producción está prevista para el 2002. Se alcanzará la plena capacidad en el 2004.

“Esta inversión forma parte de nuestra estrategia de desarrollo de negocio a largo plazo en el mercado ruso. GM está haciendo una entrada inteligente a un mercado de enorme potencial, al construir con la probada experiencia en ingeniería de AutoVaz” dijo David J. Herman, Vice-Presidente de GM para Rusia y los Estados Independientes de la Commonwealth (CIS).

GM contribuye con alrededor de 100 millones de dólares (aprox. 18.000 millones de Ptas.) a la inversión de 332 millones de dólares (aprox 60.000 millones de Ptas.) para la construcción de una nueva planta en los terrenos de AutoVaz en Togliatti, situada a unos 1.000 kilómetros al sudeste de Moscú. La misma participación proviene de Auto Vaz, que contribuye con la propiedad intelectual, utillaje e instalaciones, mientras que el resto de la inversión la aporta el EBRD. “Estamos satisfechos de que el EBRD haya reconocido el potencial del proyecto y apoye de forma activa nuestra iniciativa. Su implicación proporciona no sólo apoyo financiero, sino también aporta la experiencia ganada en muchos proyectos de inversión para el desarrollo de la economía rusa”, ha dicho David J. Herman.

El pasado año se vendieron aproximadamente un millón de vehículos de turismo y comerciales nuevos en Rusia, con importaciones que no llegaron al cinco por ciento del mercado.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario