General Motors no descarta el cierre de alguna planta en Europa

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) –

El consorcio automovilístico General Motors está estudiando todas las opciones posibles, entre las que se incluye el posible cierre de alguna fábrica, para amoldar la capacidad de producción de vehículos de la compañía en Europa a la demanda real del mercado, según informó hoy el presidente de General Motors Europa, Carl-Peter Forster.

Forster señaló que su compañía lleva tiempo realizando las acciones de responsabilidad social que han sido posibles para afrontar esta situación, con el fin de salvaguardar el mayor número de puestos de empleo posible. No obstante, resaltó que en estos momentos hay que barajar más opciones.

El máximo responsable de la compañía en Europa resaltó que entre las medidas que han adoptado para hacer frente a la crisis que atraviesa el sector del automóvil se encuentran la congelación de salarios, la reducción de sueldos para los directivos, así como la supresión de bonus o la disminución de los stocks de vehículos y de la producción.

Forster aseguró que estas y otras medidas han permitido a General Motors registrar fuertes ahorros a través de la revisión de las diferentes partes de su negocio y de la mejora de la eficiencia de sus actividades. Asimismo, afirmó que el fabricante de automóviles se ha comprometido a encontrar una fórmula para lograr 1.200 millones de dólares (960 millones de euros al cambio actual) de ahorro en gastos laborales, con el fin de amoldarse a los cambios del mercado.

Por otro lado, el presidente de General Motors Europe explicó que en la actualidad están atravesando por “el peor colapso de la economía de consumo desde la depresión de 1930”. Además, destacó que sus previsiones no contemplan que se vuelvan a retomar los niveles de mercado de automóviles de 2007 hasta dentro de varios años, “si no más tarde”.

“La industria global del automóvil está viéndose forzada a una fase de gran reestructuración como consecuencia de la dramática sobrecapacidad de producción que existe”, añadió el máximo responsable de la compañía en el mercado europeo.

Forster señaló que el consorcio General Motors cuenta con una gama de productos muy fuerte, entre los que destacan el nuevo Opel Insignia o los Chevrolet Cruze, Camaro o el futuro Spark. “El asunto es como estructurar las operaciones para asegurar el éxito de estos productos, mientras amoldamos nuestra capacidad a la realidad”, añadió.

Esta entrada fue publicada en General Motors. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario