Francia activa un plan para el motor que multiplica por siete el de España

El método para evitar despidos en las plantillas de empresas del motor inventado en Galicia ha sido exportado con éxito a nivel nacional, pues se encuentra recogido en el Plan de Competitividad del Sector Automoción que ayer publicó el BOE. La Consellería de Traballo aspira a gestionar 25 millones de euros de esta partida, y su titular, Ricardo Varela, indicaba ayer que pretende incentivar el empleo en la automoción gallega y evitar nuevos ajustes laborales. Como ocurrió con los habilitados por la Xunta, estos fondos servirán para impartir formación especializada a los trabajadores del sector.

Los 800 millones que integran el plan español palidecen frente al rescate francés, que inyectará entre 5.000 y 6.000 millones en su industria del automóvil, pero exige que los fabricantes mantengan sus plantas de producción en el país. Todo un peligro para la factoría de PSA en Vigo, pues la casa matriz tendrá un maná mucho mayor desde el Elíseo que desde la Moncloa. Entre las ayudas galas figuran 400 millones para desarrollar vehículos limpios, y la prima de 1.000 euros por desguace, para incentivar el consumo.

La crisis industrial por el frenazo del motor se constata en España con los datos de noviembre, mes en que, según el INE, la cifra de negocios para las factorías españolas y la entrada de pedidos en las mismas ha caído por encima del 20%. Para abordar el impacto en la actividad secundaria, Vigo congregará hoy a todos los actores de esta crisis en busca de soluciones.

Jesús Candil, director general de Industria, ejercerá de enviado del Ministerio de Miguel Sebastián, en un encuentro que tendrá lugar en la planta olívica de PSA Peugeot Citroën, donde estará su director, Pierre Ianni, y los conselleiros de Economía, Traballo e Industria. Tras el recorte productivo de PSA a 298.000 los coches, se anunciaba la no renovación de 967 empleados eventuales en la planta, la desaparición de estos trabajadores temporales en la industria auxiliar congregada en torno al clúster Ceaga, y la puesta en cuarentena de buen número de empleos fijos.

Incentivar el mercado

La cita en PSA retrasó el Foro da Automoción, que aplazó al jueves su reunión, y donde se diseñarán salidas autóctonas que minimicen el impacto de la crisis en trabajadores y empresas. Según explicó el conselleiro de Innovación, Fernando Blanco, será necesaria una actuación a largo plazo, “no novo diseño do que será o sector do automóvil”, y a corto plazo, “con medidas para incentivar as ventas”.

También el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, apostó ayer por esta vía, y propondrá hoy en la cumbre de la CEOE que pida al Gobierno ayudas y facilidades para los compradores de vehículos.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario