Ford, en contra del cambio climático

Escrito por Fuente externa
ImageEl grupo Ford ha ingresado en la Asociación de Acción del Clima de Estados Unidos (USCAP). Esta asociación está formada por compañías estadounidenses que no están conformes con las actuales situaciones medioambientales y que se han comprometido a hacer frente al cambio climático. No es el primer fabricante de automóviles que entra en la organización. El pasado mayo lo hacía General Motors

“Estamos en una fase crítica en lo relacionado con el cambio climático, el consumo de energía y la protección al medio ambiente. Creemos que es hora de pasar a la acción”, han declarado los responsables de Ford.

El reto principal de la USCAP es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del 60 al 80 por ciento en el 2050. Para ello, Ford y los demás socios de la asociación participarán de una serie de acciones. Entre ellas destacan explicar las dimensiones globales del cambio del clima, crear oportunidades y ventajas económicas, reconocer la importancia de la tecnología, animar la acción temprana contra el cambio climático y, sobre todo, ser ambientalmente eficaz.

Precisamente, el grupo Ford tiene un ejemplo de buen funcionamiento medioambiental en sus filiales europeas. Suecia, por ejemplo, está a la cabeza en lo referente al uso de combustibles alternativos, concretamente, del bioetanol E85. El gobierno sueco quiere poner fin a la dependencia del petróleo para el 2020 y para ello, ha creado una red de 900 gasolineras de bioetanol repartidas por todo el país. En tres años, esperan que ese número se duplique. Desgravaciones fiscales, facilidades de parking y, sobre todo, un combustible un 35 por ciento más barato que la gasolina convencional, son otras de las ventajas del país nórdico.

En España, también se está avanzando. Lentamente, pero avanzando. De hecho, únicamente tres fabricantes comercializan vehículos propulsados por bioetanol en nuestro país. Dos de ellos, Ford y Volvo, pertenecen al grupo Ford. Respecto a la primera marca, hace un año que puso a la venta una versión impulsada por bioetanol de su Focus y de su C-Max. Según los datos de la compañía, después de este año, el balance es “muy positivo” porque hay cerca de 1.400 Ford movidos por bioetanol circulando por España.

Todos ellos llevan un motor 1.8 FFV, que emite un 80 por ciento menos de CO2. Así, si un Focus de gasolina emite una media de 168 gramos de CO2 por kilómetro, un Focus FFV emite 70. A cambio de este ahorro de emisiones, no se han reducido un ápice las prestaciones y prácticamente, cuesta lo mismo que un Ford Focus de gasolina.

Ford España tiene previsto incluir motores de bioetanol en toda su gama de turismos durante el próximo año. De hecho, las nuevas generaciones del S-Max , del Galaxy y el recientemente presentado Mondeo , llevarán motores mucho menos contaminantes.

Con estas medidas, no se llegará todavía a los niveles de compromiso de Suecia pero se podrá estar a la altura de Francia o Alemania, que en los últimos años han realizado importantes avances en la promoción del bioetanol E85.

Esta entrada fue publicada en Coches Ecológicos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario