FINALIZA EL PERIODO DE BAJAS VOLUNTARIAS PARA LA PLANTA DE BARCELONA

Desde el inicio del proceso de transformación de la Planta, han causado baja en la Compañía 650 personas.

BARCELONA, (1 de abril de 2009) – El pasado 10 de octubre de 2008, Nissan Motor Ibérica (NMISA) inició el proceso de transformación de la Planta de Barcelona. Desde entonces, la Compañía ha hecho grandes esfuerzos por conseguir la redimensión de la Planta de una forma no traumática.

En diciembre, la empresa cambió un Expediente de Regulación de Empleo inicialmente presentado como permanente a temporal hasta el 31 de marzo de 2009. Durante este periodo, se abrió un plazo de negociación con los sindicatos que permitió el 25 de febrero la firma del Plan Industrial para la fábrica de Barcelona, que incluye una planta con 2.800 empleados, una capacidad de 128.000 unidades al año a dos turnos y una utilización del 80%.

Dentro de este acuerdo con los sindicatos, la empresa también asumió y cumplió con toda una serie de compromisos, entre los que figuraba:
– Un plan de prejubilaciones
– Un plan de bajas incentivadas que ofrecía 60 días por año trabajado y unas cantidades mínimas de compensación por dejar la empresa dependiendo de la antigüedad. (Este plan se amplió 15 días -hasta ayer, 31 de marzo- y aumentó las cantidades mínimas de compensación)
– Un plan de recolocación que aseguraba el 100% de los casos resueltos e incluía un proceso de formación
– Carga de trabajo adicional entre 2009-2011 (asignación de la nueva furgoneta NV200)
– Un ERE Temporal hasta 31 de julio de 2009

Desde que se inició el proceso de transformación de la Planta de Barcelona, han causado baja en la empresa 650 personas. Esta cifra, si bien es considerable teniendo en cuenta el contexto socioeconómico actual, no permite llegar a la dimensión necesaria de la planta, fijada en 2.800 personas.

Ahora, NMISA se marca un plazo de unas semanas para valorar el nuevo escenario, tomar las decisiones oportunas y continuar en el empeño de llevar a la Compañía a los niveles irrenunciables de productividad y competitividad necesarios para garantizar su continuidad.

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario