Fiat sufrira una caida de un 17,5% de sus beneficios en 2008

Roma, 20 ene (EFE).-

Después de tres años consecutivos de buenos resultados tras la crisis que atravesó el grupo a finales del siglo XX, los expertos han anunciado que Fiat sufrirá una caída de sus beneficios en el ejercicio de 2008 al pasar de los 2.050 millones de euros registrados el año pasado a los 1.760 previstos.

El próximo jueves está prevista la reunión del consejo de administración de Fiat en la que se comprobará cómo la crisis financiera mundial, que ha golpeado con dureza al sector motor, ha afectado a las cuentas de 2008.

Según las previsiones de los analistas publicadas en estos días en los medios de comunicación italianos, el último trimestre de 2008 será particularmente negativo para el grupo automovilístico de la familia Agnelli, una de las más poderosas del país, al pasar de los 597 millones de euros de beneficios del año anterior a 290 millones.

Si en 2007, Fiat consiguió un beneficio neto de 2.054 millones de euros, lo que suponía prácticamente duplicar las ganancias de 1.151 millones de euros de 2006, para este año se prevé una bajada.

Los expertos prevén un beneficio neto de 1.760 millones, lo que supone una bajada de un 14,15% respecto al año anterior.

La empresa que preside Luca Cordero di Montezemolo volverá a sumar deudas y el endeudamiento neto industrial se colocará en 2.570 millones.

La crisis en Fiat ha afectado sobre todo a los trabajadores de las fábricas de coches repartidas en todo el territorio italiano, ya que cerca de 50.000 empleados han sido despedidos temporalmente, durante varias semanas en los últimos meses debido a la caída de la producción, y se prevé que en febrero continúen los paros técnicos.

“Es una situación irreal. Se han enviado al paro a más trabajadores que en 2002 (cuando Fiat vivió su gran crisis) y además los recortes afectan a todos los sectores”, afirmó Giorgio Airaudo, secretario general del sindicato Fiom en Turín (noroeste).

En 2008, Fiat siguió siendo líder de venta en Italia con una cuota del 31,87%, con una ligera subida respecto al 31,32% de 2007.

Pero el dato más preocupante para la empresa de Turín es que las ventas de coches en 2008 en Italia bajaron un 11,86%, pasando de las 780.821 en 2007 a las 688.232 de este año.

Además, el título de Fiat en la Bolsa perdió durante 2008 el 73,8% de su valor y las acciones del grupo se colocaron por debajo de los 5 euros.

El pesimismo ya se dejó palpar en las últimas declaraciones del consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, en las que anunciaba que había que buscar con urgencia alianzas para salir de la crisis, así como instaba a las autoridades europeas a conceder ayudas al sector motor.

“Es necesario y urgente que se aprueben medidas de apoyo al sector. Sólo una estrategia común a nivel europeo puede evitar las diferencias que se están creando entre países y entre los diferentes constructores, violando así los principios de competencia previstos en el mercado único”, exigía Marchionne.

Por otra parte, Marchione explicó que Fiat sólo será capaz de cumplir sus objetivos de ganancias anunciadas para 2010 “si el mercado vuelve a la normalidad a finales de este año”.

“No se esperan condiciones ‘normales’ este año, especialmente en el primer semestre y sólo si se vuelve a la normalidad a finales de año, podremos confirmar los objetivos para 2010”, anunció Marchionne durante un seminario en Suiza.

En el plan industrial trimestral 2007-2010, que el grupo automovilístico italiano presentó en 2006 -cuando la crisis financiera mundial no era ni una hipótesis- Marchionne preveía en 2010 un beneficio neto de 3.500 millones de euros, mientras la facturación consolidada llegaría a los 67.000 millones.

Además, se calculaba que en 2010 Fiat no tendría deuda industrial neta, sino que contaría con 3.000 millones de euros de superávit.

Los analistas no creen que Fiat pueda cumplir sus objetivos si no es, como hoy anunció, con la ayuda de una alianza (con Chrysler).

Estas previsiones negativas también habían empujado a la agencia de calificación de riesgo Moody’s a poner hace unos días bajo observación a Fiat ante la posibilidad de tener que rebajar su posición.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario