Fiat Panda Model Year 2007

El modelo Panda no es simplemente un supercompacto de segmento A, sino una auténtica “plataforma” sobre la que Fiat está creando toda una familia de automóviles con tecnología y cuidado de los detalles de categoría superior. Y hoy es el turno de la nueva gama con matrícula MY 2007 y de dos novedades muy interesantes que amplían la familia: “Panda Panda” y Panda 100 HP.
En primer lugar, la nueva gama introduce cuatro nuevos colores de carrocería: Azul claro Settimo Cielo (Surf Azure), Naranja Egocentrico (Samba Orange), Azul Magnetico (New Orleans Blue) y Beige Spumeggiante (Cumbia Beige). Además, desde siempre para el modelo Panda, el color no es sólo una cuestión estética, sino que forma parte de una filosofía de producto que tiene, entre sus elementos constitutivos, personalidad, inspiración y estilo. En cambio, permanece invariable la línea, original y dinámica, casi como un pequeño SUV, tan apreciada por el público en todo el mundo. A esta línea, el Panda Model Year 2007 añade un elegante salpicadero gris oscuro y nuevos interiores caracterizados por colores y tejidos inéditos: todo ello convierte en “auténtica” la impresión de gran calidad que el modelo transmite a primera vista.
Resumiendo, el Panda Model Year 2007 es un automóvil con una gran personalidad, sólido y atractivo, con cualidades y valores inscritos en los genes de la Marca. El mérito se debe a un proyecto que ha sabido crear un automóvil de dimensiones exteriores reducidas, equipado con el confort digno de automóviles de mayor tamaño. Diseñado para consumir poco, pero no por ello menos brillante. Ideal para el tráfico urbano y, al mismo tiempo, perfecto para los trayectos más largos, garantizando siempre viajes confortables a sus ocupantes. Todas estas características hacen del Panda Model Year 2007 un “pequeño-gran” automóvil que, además, tiene un valor de mercado realmente elevado gracias a la combinación de contenidos, costes de funcionamiento y valor residual. Ello también es mérito de los contenidos de vanguardia y de las sofisticadas soluciones tecnológicas que adopta. Además, el modelo Panda ha introducido por primera vez numerosos dispositivos en su franja de mercado: por ejemplo, ha sido el primero del segmento en proponer el revolucionario 1.3 16v Multijet de 70 CV, el cambio manual secuencial robotizado (Dualogic), el sofisticado sistema ESP, el dispositivo DPF y el innovador sistema de tracción integral permanente con dos diferenciales y un acoplamiento viscoso. Por lo tanto, con la familia Panda termina la era de la producción de masa también entre los supercompactos.
Diseño innovador, tecnología avanzada al alcance de todos, soluciones inteligentes que facilitan y mejoran la vida a bordo. Éstas son las cualidades de éxito del modelo que, desde su introducción en el mercado, ha escalado rápidamente posiciones en el segmento A, alcanzando el primer puesto tanto en el top ten italiano como en el europeo. Y no sólo esto. Si bien destinadas principalmente a los mercados europeos, las diferentes versiones del Panda se venden también en países como Malasia, Taiwán o la isla de Martinica. Concretamente, desde el lanzamiento hasta el día de hoy se han matriculado, en Europa, más de 650.000 unidades (con tracción delantera y total), un resultado que lo convierte en el modelo más vendido en su segmento de mercado. Si sólo se tiene en cuenta el año 2005, el Fiat Panda alcanzó, en Europa, la cota del 32% en el segmento de los supercompactos con 200.000 matriculaciones (en Italia supera el 45% del segmento A con aprox. 130.000 unidades entregadas). Y además: en el año 2005 el conjunto de ventas en Europa situó en primer lugar a la versión Dynamic (39,5% con motor 1.2 Fire y 11% con el 1.3 Multijet), seguido de la Active (22%) y de la completa Emotion (9% de gasolina y 5% en versión diesel). Esto demuestra que el cliente europeo se inclina hacia los equipamientos más ricos y aprecia la ventajosa relación de contenidos y precio. Entre las versiones 4×4 destaca la más equipada (1.2 4×4 Climbing) que se aproxima a casi el 13% de las preferencias totales del modelo. Sin contar que con 75.000 unidades es el todoterreno más vendido en Italia. Y para 2006 los datos confirman un interés continuo por parte de la clientela por el modelo Panda, con una cuota prácticamente igual con respecto al año anterior. Además, las excelentes estrategias comerciales se han confirmado con los 18 premios recibidos por la prensa internacional del sector, entre los que se encuentran los prestigiosos “Coche del Año 2004” y “Coche del Año en Europa 2004”.
Un éxito del público y de la crítica que premia, sobre todo, la extraordinaria capacidad del “proyecto Panda” de poder ir creciendo con nuevas versiones: desde el pequeño 4×4 “listo para todo” a la original versión Alessi, desde el simpático Panda Active al completísimo Panda Emotion, desde los exclusivos Panda Cross y Panda Monster a los nuevos “Panda Panda” y Panda 100 HP, por no hablar de los numerosos concept-car que han nacido de esta base: los extremados Panda Jolly y Panda Luxury, el futurista Panda Hydrogen y el aventurero Panda Terramare. Y para completar, con el Panda Rally los jóvenes pueden participar en la Fiat Panda Rally Cup 2006, la segunda edición con éxito que les ayudará a iniciarse en su carrera deportiva.

Un proyecto “sólido” para un automóvil de calidad

Un proyecto “sólido” que desde un buen principio sólo tenía un objetivo: crear un automóvil capaz de realizar un auténtico paso adelante en el segmento de los supercompactos y de confirmar a Fiat como líder indiscutible de la categoría. Por ello, la Casa se ha servido de sus mejores recursos; se ha centrado en la máxima calidad y fiabilidad a lo largo de todo el proceso de desarrollo del producto y del proceso para realizarlo; ha desarrollado una exitosa colaboración con los proveedores externos.
De este trabajo han nacido soluciones innovadoras que precisamente el modelo Panda introduce en el segmento, como demuestran la reducción de los componentes del salpicadero y una mayor solidez de la estructura del travesaño del salpicadero: lo que significa una reducción del ruido y de los pequeños chirridos y, también, un considerable aumento de la sensación de silencio en el interior del habitáculo. Confort de marcha al que contribuye de forma considerable la rigidez torsional de la carrocería que, además, juega un papel básico en materia de seguridad. El valor registrado por el Panda es de 70.500 daNm/radiante: un resultado completamente relevante en la cima de su categoría que contribuye a determinar las grandes cualidades de estabilidad y agarre a la carretera del automóvil. Asimismo, los puntos de soldadura de la carrocería han aumentado en un 7% con respecto a los modelos anteriores, obteniendo así un automóvil más compacto, lo cual se traduce en una mayor vida del mismo.
El modelo Panda nace de un proyecto “sólido” que ha hecho de la calidad un punto vital. En todas las fases de desarrollo e industrialización se han aplicado los métodos de fiabilidad más avanzados e innovadores (FMEA, Robust Design). Asimismo, se han efectuado varias pruebas en carretera con 80 automóviles con un total de 1.600.000 kilómetros. Por último, la enorme cantidad de datos obtenida y la experiencia realizada aumentan el know how de Fiat Auto y construyen la base de partida para la realización de los próximos modelos.
El automóvil se fabrica en Tychy, en el sur de Polonia. Organizada según los principios de la fábrica integrada, dicha fábrica dispone de tecnologías de vanguardia capaces de garantizar al producto los mejores estándares de calidad y seguridad, y cuando termina el ciclo de vida del automóvil, la total reutilización de los materiales con los que se realiza.
Pero calidad y fiabilidad no se explican únicamente con números. De hecho, percibimos impresiones importantes al mirar y tocar el habitáculo de un automóvil, observando sus detalles, acomodándonos en sus asientos, agarrando el volante, buscando con la mirada los alojamientos portaobjetos, valorando la satisfacción del ambiente y la calidad de los revestimientos y de los acabados. Todo esto se define como “calidad percibida”.
La opinión que de ello se deriva es la síntesis de mil características diferentes: desde la forma de los objetos hasta los materiales con los que se han realizado, desde los colores por separado y combinados hasta las sensaciones táctiles que experimentamos. Estímulos que contribuyen, todos en la misma medida, a determinar la percepción final. Es por esta razón que a la hora de diseñar el nuevo Panda se ha estudiado detenidamente cada detalle. El resultado es un habitáculo de calidad y sustancia, dominado por una tonalidad clara en los revestimientos que confiere mayor luminosidad al automóvil, todo ensalzado por los tonos oscuros de los mandos y por el diseño armónico de las superficies. La percepción final es de gran refinamiento y elegancia, características de un segmento superior. Así como también lo muestra el salpicadero con la superficie en relieve que ofrece un acabado más uniforme y aumenta la sensación de mayor riqueza. Ello es mérito de un tratamiento especial obtenido con tecnología láser que crea microrrugosidades superficiales que modifican la refracción de la luz y aumentar una agradable sensación al tacto. Además, el Nuevo Panda es el único automóvil de su categoría que tiene el 99% de la superficie interior revestida, como es de esperar de un modelo de un segmento superior. Por lo tanto, queda claro el concepto de fondo: permitir que todo lo que se ve y se toca dentro del coche resulte agradable al tacto y a la vista. Un principio que se confirma coherentemente en la definición de cada detalle.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario