Fiat Panda 4×4

Estilo original y atractivo, tecnología avanzada al alcance de todos, soluciones inteligentes que facilitan y mejoran la vida a bordo. Son los valores escritos en los genes de la marca Fiat y que el Panda 4×4 vuelve a proponer con una marcada personalidad y un ansia de libertad y dinamismo. De hecho, el nuevo automóvil transmite de inmediato ganas de viajar en total libertad, incluso a lugares poco accesibles para los automóviles tradicionales. Sin por ello restar placer en la conducción que se puede encontrar en las estrechas calles de un centro urbano. Resumiendo, es ideal para aquellos que desean tanto elegancia estética como cualidades de un “todoterreno”.
De hecho, el Panda 4×4 puede verse (y vivirse) como un auténtico todoterreno, o bien como un simpático automóvil capaz de afrontar con desenvoltura los esláloms impuestos por el tráfico urbano. En otras palabras, un automóvil con doble alma que transmite de inmediato frescura y simpatía, además de solidez y resistencia. Todo ello, distinguido por un toque de refinamiento y elegancia que lo convierte en “un automóvil de moda”.
Al realizarlo, los diseñadores de Fiat han tenido en cuenta el valioso bagaje del gran patrimonio técnico y de diseño acumulado a lo largo de los años, así como la competencia que sólo puede poseer quien desde hace más de setenta años se encuentra entre los líderes del segmento de los compactos. De aquí ha nacido, a la luz de las transformaciones experimentadas por los clientes del segmento y de las buenas perspectivas de crecimiento previstas, el Nuevo Panda 4×4.
El nuevo modelo se ofrece con el brillante y apreciado 1.2 de 60 CV (44 kW) y, más tarde, con el revolucionario 1.3 Multijet de 70 CV; dos versiones (Panda 4×4 y Panda 4×4 Climbing), dos interiores específicos y once colores de carrocería. Por una parte, el Panda 4×4 Climbing que se sitúa como un pequeño y elegante “todoterreno”, capaz de afrontar cualquier situación con un toque de refinamiento adicional en los interiores y en la línea exterior, el ideal para un público dinámico y extrovertido.
Por otra parte, la gama propone una segunda versión (Panda 4×4) que, sin adoptar los detalles estéticos del Climbing, apunta sobre todo a un uso práctico del automóvil. El mérito de su extraordinaria capacidad para desenvolverse por los trayectos todoterreno se basa en la tracción con acoplamiento viscoso y en los neumáticos de alto agarre.
Ambas versiones poseen unas dimensiones contenidas (el Climbing, por ejemplo, mide 357 cm de longitud, 160 de anchura y 163 de altura) y una gran maniobrabilidad, además de una mayor altura con respecto al modelo tradicional: unos cinco centímetros más que contribuyen considerablemente a aumentar la ya excelente visibilidad y el gran dominio de la carretera incluso en recorridos difíciles, gracias a un diámetro de giro de sólo 9,6 metros.
Sin contar una imagen de auténtico “todoterreno” a la que contribuyen una altura mínima al suelo (en estándar A) de 165 milímetros para el Panda 4×4 Climbing (160 mm para la versión base). Impresión que se ve reforzada por algunos elementos estéticos que desempeñan una determinada función “todoterreno”: por ejemplo, los paragolpes (delantero y trasero) disponen de escudos de protección, las molduras de protección son de grandes dimensiones y hacen juego con los especiales ensanchamientos cubrealetas, además de la protección del motor.
Además, se han previsto dos neumáticos diferentes: la versión Climbing dispone de los 185/65-14 (M+S) adaptados a cualquier tipo de utilización; la primera versión, en cambio, adopta los 165/70-14 (M+S) especialmente reforzados y con una banda de rodadura estudiada incluso para firmes de baja adherencia.
En el interior, el Panda 4×4 propone un habitáculo cuidado y refinado gracias a los tejidos específicos que se ofrecen en dos combinaciones bitono: gris/rojo y gris/amarillo. Sin contar que la nueva versión “tracción total” no renuncia a la gran capacidad del maletero que es uno de los puntos fuertes del modelo. Con el asiento trasero completo o partido, el valor medido pasa de un mínimo de 200 a un máximo de 855 dm3 (medidos hasta el techo). En caso que el asiento trasero sea del tipo “partido corredero” los datos serían 230 (con el asiento completamente adelantado) y 780 dm3 respectivamente.
El Panda 4×4 es un automóvil con una destacada personalidad que sabrá satisfacer a los clientes con necesidades y gustos diferentes, incluso a los cada vez más numerosos amantes de la aventura y de la vida al aire libre. Para ellos, la nueva versión adopta un sistema de tracción total permanente con acoplamiento viscoso y dos diferenciales que entra en funcionamiento automáticamente, permitiendo superar sin problemas cualquier situación. Se trata pues de un extraordinario “explorador” que se encuentra realmente a gusto en firmes irregulares y difíciles, como demuestran los valores de los “ángulos de rampa” en el estándar A.
En primer lugar el de “ataque”, que mide el ángulo máximo delantero que un todoterreno puede afrontar sin tocar con la carrocería. El segundo valor es el ángulo de “salida”, que es la pendiente máxima que puede afrontar en marcha atrás partiendo de un firme horizontal. El último es el ángulo “ventral”, es decir, el máximo ángulo que puede tener la base de un rasante de forma triangular (isósceles) para superarlo sin “tocar con los bajos”. El nuevo modelo, en la versión Climbing, marca los siguientes valores: 24° (ataque), 42° (salida) y 24° (ventral), que se transforman en 26°, 44° y 23° respectivamente en la versión Panda 4×4. La pendiente máxima que puede superar es superior al 50%.
El supercompacto “tracción total” presume de un excelente confort de conducción gracias al probado esquema de las suspensiones con tarado específico. La suspensión delantera es de ruedas independientes tipo McPherson con brazos oscilantes inferiores transversales anclados a un travesaño auxiliar y barra estabilizadora conectada al amortiguador. También la suspensión trasera es de ruedas independientes mediante brazos tirados unidos a un subchasis específico con barra estabilizadora.
Como se apunta, las motorizaciones disponibles son dos, ambas cumpliendo normativa Euro 4: se ha previsto para el lanzamiento el probado 1.2 que desarrolla una potencia máxima de 60 CV (44 kW) a 5000 r.p.m. y un par de 10,4 kgm (102 Nm) a 2500 r.p.m. Unos meses después aparecerá el revolucionario 1,3 Multijet de 70 CV (51 kW) a 4000 r.p.m. y un par de 14,8 kgm (145 Nm) a 1500 r.p.m. El Panda 4×4 equipado con el primer propulsor acelera de 0 a 100 km/h en 20 segundos y alcanza una velocidad máxima de 145 km/h. Equipado con el turbodiesel de segunda generación, los valores registrados son 16 segundos y 155 km/h respectivamente. Destacar que después de la introducción en primicia de los propulsores con tecnología Multijet en el segmento de los compactos, Fiat es la primera en ofrecer este patrimonio de la ingeniería en los automóviles compactos 4×4. Completan el equipamiento de esta especial versión el sistema infotelemático CONNECT Nav Plus, los lavafaros y la dirección asistida eléctrica Dualdrive (esta última de serie en toda la gama).
Finalmente, en el campo de la seguridad el nuevo automóvil no tiene rival. Empezando por el óptimo sistema de frenos: en las versiones equipadas con el 1.2 Fire todas las ruedas adoptan discos de 240 mm de diámetro (sólo los delanteros autoventilados) que se sustituyen por los de 257 mm en las versiones Multijet. De serie, el Panda 4×4 ofrece el ABS con EBD que incluye la función antideslizamiento en retención (MSR).
Por tanto, la versión 4×4 es una elección más dentro de la gama Panda, el modelo elegido “Car of The Year 2004” y vencedor de otros seis prestigiosos premios internacionales. Un apoyo de la crítica confirmado por un auténtico éxito comercial, baste decir que el Panda es el triunfador en las ventas en su segmento. Y para reforzar este liderazgo la familia Panda se ampliará en el futuro: en junio, por ejemplo, estaba a la venta el Fiat Panda equipado con el revolucionario 1.3 16v Multijet de 70 CV, el propulsor diesel más pequeño y avanzado de inyección directa “Common Rail” de segunda generación. Ahora le toca al Panda 4×4 que se comercializará a partir de septiembre en Italia y en octubre en el resto de países europeos, primero equipado con el 1.2 Fire y a lo largo de 2005 con el revolucionario 1.3 Multijet.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario