Fiat Linea

Presentado el pasado mes de octubre en Estambul, ahora debuta el Fiat Linea, una berlina de tres volúmenes del segmento C que declina de manera original estilo, funcionalidad y placer de conducción, además de proponer una relación precio/contenidos muy competitiva.
Nacido en el ámbito de la Tofas A.S., el nuevo automóvil es la joint-venture paritaria entre Fiat Auto y Koç Holding, cotiza en la bolsa de Estambul, se fabrica en la fábrica turca de Bursa (está previsto un régimen de producción de 60.000 unidades al año) y se comercializará en algunos países europeos y extraeuropeos: desde España hasta Alemania y desde Marruecos hasta Finlandia. Además, posteriormente, el Fiat Linea también se fabricará en Brasil, la India, China y Rusia.
Con una clara vocación internacional, el nuevo modelo se ha diseñado en el Centro Stile Fiat y presenta un diseño exterior elegante, dinámico y decididamente “italiano”. El objetivo es fascinar al público con líneas limpias y suaves que, por una parte confirman el nuevo sentimiento familiar Fiat (desde el Grande Punto hasta el Nuevo Bravo) y, por otra, reinterpretan los recursos de la gran tradición automovilística italiana en el campo de las berlinas. Por lo tanto, de este extraordinario patrimonio estilístico nace el Fiat Linea, un automóvil de “4 puertas” esbelto, elegante y, al mismo tiempo, de dimensiones generosas que lo sitúan en la cima de sus segmento: tiene una longitud de 4,56 metros, una anchura de 1,73 m, una altura de 1,5 m y una batalla de 2,6 metros, además de tener un amplio maletero de 500 litros.
La misma atención estilística se ha dedicado al interior, donde las líneas son armoniosas, bien equilibradas con las exteriores y crean un ambiente acogedor, luminoso y capaz de garantizar una extraordinaria habitabilidad interior y un confort superior en materia de ergonomía y de espacio disponible para el conductor y los pasajeros. Y es justamente en el plano de la calidad, del confort, de la funcionalidad y del aprovechamiento de los interiores que el Fiat Linea quiere diferenciarse, como se puede observar en el refinamiento de los materiales y de las combinaciones cromáticas, además del cuidado por los detalles y por el montaje.
Destinado a un público elegante, con personalidad y sofisticado, el nuevo modelo se confirma como un automóvil ágil y agradable de conducir en cualquier situación. Una excelencia derivada principalmente de sus propulsores que combinan excelentes prestaciones, consumos reducidos y un absoluto respeto por el medio ambiente (son todos Euro 4). En el momento del lanzamiento estarán disponibles un motor de gasolina (1.4 8v de 77 CV) y un turbodiesel (1.3 Multijet 16v de 90 CV con turbina de geometría variable), ambos acoplados a cambios manuales de cinco velocidades y, posteriormente, se ofrecerá el 1.4 16v Turbo de 120 CV que pertenece a la nueva familia T-Jet.
Para satisfacer a una clientela que considera los automóviles de esta clase como una auténtica inversión, ya que representan el vehículo principal de la familia, la gama del Fiat Linea es muy variada y se adapta a los numerosos mercados de comercialización. En general, en el momento del lanzamiento, la oferta está formada por dos motores (1.3 Multijet de 90 CV y 1.4 16v de 77 CV), tres versiones (Active, Dynamic y Emotion) y 11 colores de carrocería. Además, la gama propone contenidos propios de segmento superior, como demuestran algunos sofisticados dispositivos climáticos e infotelemáticos que mejoran el confort y la calidad del tiempo transcurrido a bordo: climatizador automático, sistema Blue&Me® con puerto USB, autorradio con lector de CDs (y de archivos MP3), Cruise Control, sensores de lluvia, crepuscular y de aparcamiento. En resumen, son realmente numerosas las combinaciones posibles, todas caracterizadas por un elevado valor de mercado y distinguidas con la mejor relación entre precios y contenidos.
El Fiat Linea está dotado de un fiable esquema de las suspensiones que garantiza una gran facilidad y precisión de conducción, un excelente agarre a la carretera y el mejor confort posible para los pasajeros. En el eje delantero son de ruedas independientes tipo McPherson, mientras que en el eje trasero son de ruedas semi-independientes e interconectadas mediante eje de torsión (puente de torsión).
Pero el Fiat Linea no sólo ofrece un estilo con mucha personalidad, una mecánica moderna y fiable, ricos contenidos y gran confort. También es un automóvil muy seguro. Es algo más que cada uno de los dispositivos, es el conjunto de todas las soluciones adoptadas que lo convierten en uno de los automóviles más seguros del segmento. La frenada estable y eficaz, junto con la buena aceleración garantizada por los propulsores y un comportamiento en carretera (handling) previsible, permiten al Fiat Linea superar sin problemas las situaciones críticas. Además, en el campo de la seguridad pasiva, el nuevo modelo propone un completo equipamiento, como demuestran, por ejemplo, los 6 airbags (delanteros multifase, de cortina y laterales) que son de serie según la versión y el mercado. El nuevo modelo, además, adopta soluciones técnicas innovadoras para garantizar un perfecto control del automóvil por parte del conductor (seguridad activa). Entre éstas, destacan el ABS de última generación con sistema EBD (Electronic Brake Distribution) y, bajo pedido, el sofisticado ESP (Electronic Stability Program).
Resumiendo, éstas son las cartas ganadoras del Fiat Linea que quiere jugar un papel protagonista en esta categoría, donde compiten los mejores fabricantes del mundo. El segmento C representa el 20% del mercado de los automóviles en Europa Occidental, es decir, el “corazón” del mercado con aprox. 3.000.000 unidades anuales. Sin embargo, en el segmento C la parte principal está formada por los automóviles de dos volúmenes (hatchback), mientras que los de 3 volúmenes (sedan) sólo representan el 5% de dicho mercado, con 150.000 unidades al año (para 2013 se prevé un aumento de hasta 160.000 unidades).
En cambio, son más significativas las cotas en los demás países extraeuropeos. Por ejemplo, en Turquía, el segmento C representa el 52% de todo el mercado, y los “sedan” representan el 75% con 170.000 automóviles anuales (de éstos, un 50% son automóviles premium, y la combinación de ventas está fijada en 50% para los motores gasolina y 50% para los diesel).
En China, el Fiat Linea estará destinado a representar un automóvil estratégico para la gama Fiat: el mercado chino alcanzó una totalidad de 4.000.000 vehículos en 2006, con previsiones de alcanzar las 7.500.000 unidades en 2013.
Por último, en Brasil, el mercado alcanzó 1.835.000 automóviles en 2006 con previsiones de 2.250.000 unidades en 2013 (ya que el mercado brasileño tiene una segmentación ligeramente diferente, el Fiat Linea se coloca en la categoría D, con el objetivo de alcanzar el 13,0% de cuota en el segmento). Además, en Brasil se comercializará una versión equipada con el nuevo 1.9 130 CV Flexfuel (gasolina, con un contenido de aproximadamente el 22% de etanol y bio-etanol puro). El bio-etanol y la gasolina se vierten en el mismo depósito, una característica que facilita los abastecimientos del conductor. El software del motor detecta la composición de la mezcla y, a continuación, modifica de manera completamente automática, los parámetros de inyección y de encendido. Los motores Flex fuel pueden funcionar del mismo modo y con las mismas prestaciones tanto con los combustibles tradicionales como con los naturales a base de alcohol. A nivel ambiental, la ventaja del etanol reside en el hecho que es una fuente de energía renovable y que contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, ya que en el proceso de producción captura anhídrido carbónico.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario